Devastación: La región de Tlapa, sin ayuda e incomunicada: diócesis

Publicado el Septiembre 29, 2013, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Inundación de la carretera Tlapa-Puebla en el punto conocido como Tecoapa, municipio de Huamuxtitlán en la región de la Montaña. Foto Proceso: Ezequiel Flores Contreras.

* Aún no se determinan las poblaciones damnificadas; no hay caminos

Hay preocupación en la diócesis de Tlapa, en Guerrero, porque la ayuda a los damnificados por Manuel no llega y existe temor de que los víveres que se requieren en la región se estén desviando hacia propósitos ajenos a brindar el apoyo a quienes más lo necesitan.

Por medio del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (Siame), la diócesis de Tlapa señaló que las 28 parroquias de la demarcación religiosa permanecen incomunicadas porque los caminos prácticamente desaparecieron, y ante estas circunstancias su titular, el obispo Dagoberto Sosa, solicitó ayuda a la diócesis de Puebla y a Cáritas Puebla, porque no se ha recibido en la región ningún tipo de ayuda.

Carolina Gómez Mena / La Jornada / Domingo 29 Sept. 2013

Sólo la presencia de un comedor ambulante del Ejército ha servido para amortiguar un poco la grave situación que se vive aquí, aseguró desde la sede diocesana el párroco Víctor Romano Escamilla, quien solicitó que envíen ropa, cobijas, lonas, cobertores, chamarras. Pero eso sí, sin intermediarios, porque estos nada más se aprovechan de la situación.

Aseguró que los caminos están sepultados y aún no es posible determinar la totalidad de poblaciones damnificadas que requieren ayuda, y comentó que la diócesis sirve como centro de enlace para recibir y difundir información.

Ante la emergencia, la diócesis puso en funcionamiento un refugio temporal donde permanecen unas 130 personas, la mitad de ellos niños, y abrió una cuenta bancaria para quien desee hacer donaciones: 002281460200784800 de Banamex.

Cáritas Puebla recibió el llamado de auxilio del obispo Sosa, quien expresó la gravedad de la situación en Tlapa y les pidió no olvidarse de esa región, por lo que dicha instancia destinó un cargamento de 18 toneladas a la región guerrerense con alimentos no perecederos, latería, granos y artículos para higiene personal.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: