Mancera se une a Cuauhtémoc Cárdenas, van por consulta en 2015

Publicado el Octubre 26, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Miguel Ángel Mancera se sumó a los liderazgos de izquierda que se oponen a la reforma energética que impulsa el gobierno de Enrique Peña Nieto. El jefe de gobierno capitalino declaró que apoya la estrategia que viene impulsando el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas de sumar las firmas suficientes para, en las elecciones intermedias del 2015, realizar una consulta ciudadana y revertir las reformas que se propone aprobar el PRI y el PAN. “Yo creo que la unidad es fundamental, advierto yo que hay una coincidencia en lo que plantea el ingeniero Cárdenas, nosotros estamos de acuerdo con lo que él está proponiendo, me parece que ésa es la vía adecuada. “Todos estamos en la misma línea de apoyar la propuesta del ingeniero Cárdenas, nosotros pedimos que nos sumemos a la propuesta del ingeniero Cárdenas, obviamente Morena tiene un propio planteamiento y es respetable también”, expresó en el marco del Foro Internacional Green Solutions, llevado a cabo en el Centro de Convenciones World Trade Center de Xochitepec, Morelos. “Yo creo que el planteamiento de los dos (Cárdenas y López Obrador), aunque va hacia el mismo enfoque, el mismo sentido de consultarle a la gente, son dos procedimientos diferentes. “El ingeniero Cárdenas está hablando precisamente de una consulta que tiene un soporte constitucional y en el caso de lo que hemos escuchado del licenciado López Obrador es algo mucho más inmediato”, expresó Mancera. Alerta de Bartlett El senador Manuel Bartlett advirtió desde Puebla, que la inminente determinación de PRI y PAN por aprobar la reforma energética pone a México a un paso del desastre y en riesgo de convertirse en un “Estado vasallo” al servicio de los intereses de Estados Unidos. Pese a ello, el también exgobernador poblano vaticinó que de concretarse la reforma energética, surgirá en México una resistencia social “mucho más importante” que la que han protagonizado los maestros contra la reforma educativa. Bartlett Díaz dijo que se presentaría un escenario nacional mucho más complicado, pues la reacción sería mucho mayor que la que han tenido los maestros contra la reforma educativa; ésta, acotó, pese a haberse aprobado, no se ha podido aplicar porque las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en lugar de ceder han ido en aumento. “Estamos convencidos que aun cuando la aprueben, se puede detener movilizando a la población, porque la gente se está concientizando por encima de López Dóriga, de TV Azteca y compañía”, afirmó el legislador petista. También señaló que por ser una ley ilegítima e injusta, al no estar fundada en intereses nacionales, igual que ha ocurrido con la reforma educativa, la energética encontrará una resistencia social aún mayor. En rueda de prensa, el legislador consideró que se acerca el momento en que, con el apoyo de la “dictadura mediática” que imponen las televisoras, del PRI y del PAN, el gobierno de Enrique Peña Nieto concrete la reforma energética sin que haya un debate real sobre el tema y sin que la población esté suficientemente informada. “Se está acercando el momento en que va a ser un desastre nacional, es gravísimo, porque lo que está ocurriendo es que México está a punto, por la traición de Peña Nieto a los intereses nacionales, de perderse como país”, acusó. Enseguida mencionó que reformar la Constitución, como se está planteando, no es abrir a Pemex a la competencia, sino abrirle las puertas a las trasnacionales como Exxon Mobil, Shell, Chevron, British Petroleum, que no son simples empresas comerciales, sino poderes e intereses superiores al Estado porque cuentan con mayores recursos económicos. “Son las empresas que tiene Estados Unidos para hacerse del petróleo del mundo”, recalcó, al asegurar que en otros países estas mismas trasnacionales son depredadoras y subsidian a movimiento enemigos de los gobiernos. Además, aseguró que en el momento que se les otorguen contratos a estas empresas, acudirán a los bancos para financiar la explotación, con lo que el petróleo entrará como garantía en esos contratos, es decir, que quedará hipotecado y ya no pertenecerá al país, pese a que el gobierno de Peña Nieto niegue ese escenario. “Una vez que esté hipotecado, se pierde la propiedad inmediatamente, y entra a ser parte de la seguridad energética de Estados Unidos y lo mismo es con la electricidad”, expuso. Bartlett consideró que la llegada de las empresas petroleras a México va a equivaler a la invasión de un Ejército, “porque entran y se posicionan con su poder, sus estructuras de dominación, su vinculación con las finanzas, los bancos y con el Ejército de Estados Unidos”. “Si entran empresas petroleras, ya teniendo aquí a todos las agentes metidos de la DEA, la CIA, que metió (Felipe) Calderón, con la vinculación con el Ejército de Estados Unidos con el pretexto de la lucha contra el narco, México va a pasar a ser lo que en ciencia política se llama un Estado vasallo”, puntualizó. El senador petista ratificó su apoyo al movimiento de resistencia que encabeza Andrés Manuel López Obrador y llamó a la población a unirse a las protestas. “Se necesita hacer conciencia al país para contrarrestar la dictadura mediática, hay que movilizarse, lo peor es no hacer nada, la gente tiene que salir y defender lo que es suyo”, manifestó Bartlett. En la misma rueda de prensa, el exmandatario poblano anunció que ya presentó una apelación en contra de la sentencia del juez décimo de lo civil, quien falló a favor del senador del PAN, Javier Lozano Alarcón, por una demanda sobre daño moral. (Con información de Gabriela Hernández). FUENTE: Proceso

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: