Murciélagos: los nuevos halcones, grupo especial para reventar manifestaciones

Publicado el Noviembre 11, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

06_m

Sanjuana Martínez
¿Anarquistas, vándalos, halcones, policías? No. Se trata de un comando de las Fuerzas Especiales del Ejército mexicano llamado “Murciélagos”. El 2 de octubre iban vestidos de civil, de acuerdo con distintos reportes, y su misión fue “reventar la manifestación”. Parte de esta información fue revelado por uno de sus miembros, Alfonso Díaz, quien es parte de esa “hermandad militar”. Ha presumido en su perfil de Facebook la existencia del comando; sube fotos que exhiben a hombres de civil, supuestos compañeros, golpeando a los manifestantes. La Secretaría de la Defensa, a través del Teniente Coronel Leopoldo Corona, se negó a dar las matrículas militares de Díaz y sus compañeros: “Es información reservada. Todos los datos de los integrantes del ejército si no es con una orden judicial no los podemos proporcionar”, dijo a un requerimiento de SinEmbargo. Pero el General Gallardo, preso por exigir un ombudsman militar, confirma su existencia y su misión: aplastar la protesta social…
Ciudad de México, 11 de noviembre (SinEmbargo).– No es la primera vez que el Ejército mexicano actúa de esta manera frente a una protesta social o ante la inconformidad en las calles. La historia reciente de México muestra como las Fuerzas Armadas han utilizado sus servicios de inteligencia para localizar e investigar a gente que se manifiesta contra los gobiernos en turno. Y también ha operado para reventar protestas pacíficas con infiltrados vestidos de civil armados. La Brigada Blanca fue creada en junio de 1976 con 240 elementos, entre policías capitalinos y mexiquenses; militares y personal de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y de la Policía Judicial Federal, para localizar miembros de la Liga Comunista 23 de Septiembre. Fue en 1972 cuando se formó para operar particularmente en Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Puebla y Morelos. Pero Luis Echeverría decidió que se integrara en junio de 1976 un grupo especial que actuara en la Ciudad de México, mandos como el coronel Francisco Quiroz Hermosillo, el capitán Luis de la Barreda Moreno y Miguel Nazar Haro. El Batallón Olimpia del Ejército mexicano estuvo tras la matanza de Tlatelolco de 1968 –también como ejemplo–. Era un grupo de guardias presidenciales; era considerado un Ejército dentro del Ejército, vinculado directamente al Estado Mayor Presidencial. Ahora, de acuerdo con distintas fuentes, un nuevo grupo opera desde el Ejército para golpear los movimientos sociales. Las evidencias indican que participaron el 2 de octubre pasado. Para el General José Francisco Gallardo Rodríguez, es factible la presencia de militares vestidos de civil en la pasada marcha del 2 de octubre debido a que, le consta, el Ejército mexicano no ha cambiado sus tácticas ilegales. Se llaman, o se hacen llamar “Murciélagos”. “Históricamente, el Ejército ha tenido esta práctica ilegal. Se visten de civil haciendo funciones de policía, de represión; se meten a la universidad, a los movimientos sociales. Es decir, tienen infiltrado a todo mundo. Hay que recordar lo que sucedió en Chiapas cuando el levantamiento Zapatista: todos los vehículos traían tapadas las siglas del Ejército. La tropa no traía insignias, ni los generales. Todos eran soldados rasos. Y eso contraviene los tratados de Ginebra, porque un Ejército debe estar perfectamente bien identificado. Están actuando ilegalmente. Están violando los procedimiento, los reglamentos. Están haciendo sistema de espionaje hacia adentro de la sociedad. Y de represión. Revientan las manifestaciones”, dijo en entrevista con SinEmbargo. Uno de los miembros de este grupo es Alfonso Díaz. Así lo ha presumido en su página personal de Facebook, en donde se muestra con más miembros del Ejército. Él mismo reveló imágenes actuando el pasado 2 de octubre. El General Gallardo no pudo identificarlo a él en lo personal. Pero dijo que podría ser un militar con licencia, o que está dentro de las filas de los llamados GIZES: “Son estos grupos de información de zona, son ilegales pero impulsados por el mando militar para actuar de civiles infiltrados dentro de los movimientos sociales y la sociedad. Estas personas/militares están en el filo de la navaja, porque si fracasan en la misión o son descubiertos, los deja a la deriva. No obstante, están cumpliendo una orden”. Concretamente, Alfonso Díaz dice pertenecer a los “Murciélagos/GAFE”, que son oficialmente un grupo de unidades especiales del Ejército Mexicano. Pertenecen al Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales del Alto Mando; es decir, son la llamada Fuerza Especial del Alto Mando y sus integrantes son considerados como “la verdadera élite” del Ejército Mexicano y 45 años después, los “murciélagos se dedican a perseguir manifestantes, a reventar manifestaciones y a operar contra la protesta social”. Los GAFE, como los “Murciélagos”, fueron entrenados especialmente en técnicas de contrainsurgencia y en la lucha contra el terrorismo. Según la Secretaría de la Defensa, sus misiones tienen un carácter “altamente secreto” y de “gran importancia estratégica y de seguridad nacional”. Reciben órdenes directamente por el Secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos Cepeda, y del Comandante en Jefe, máximo superior de las Fuerzas Armadas, Enrique Peña Nieto. A pesar de su carácter secreto, Alfonso Díaz se dice miembro de los “Murciélagos”en Facebook y muestra su participación en, por ejemplo, el 2 de octubre. Hace comentarios explícitos sobre el operativo realizado en la marcha y afirma que sus compañeros vestidos de civil, a quienes llama “murciélagos mensajeros”, tenían la misión de someter a los “revoltosos”. Entre las fotos que exhibe está la de un joven con la cara cubierta de sangre a consecuencia de los golpes. Se burla y dice: “Je je como siempre piensan q no hay pedo y llegan bien sacale punta pero c les aparec el diablo y c ponen como niñas, exacto, como el Mosh…y ps aller nada mas los putasos c oian” (sic). Cuando describe lo sucedido el pasado 2 de octubre hace referencia al Mosh,y concretamente al operativo que la Policía Federal Preventiva (PFP) hizo el 6 de febrero del 2000, para tomar las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México para terminar con la huelga que mantuvo cerrada la institución durante 10 meses. La huelga fue encabezada por los estudiantes Alejandro Echevarría, “El Mosh”, Jorge Martínez Valero, Argel Pineda, Aldo Reyes, Víctor Alejo Plata, y Jaime Martínez. MURCIÉLAGOS ORGULLOSOS Este cuerpo de élite ha tenido varias misiones anteriormente. Fueron los responsables de “neutralizar”, según su propia versión, al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas y los responsables, en parte, de alentar a través de trabajo de inteligencia y contrainsurgencia, la guerra de baja intensidad que ha continuado hasta nuestros días. Los GAFE cuentan con el mejor equipo militar y son comparados con sus homónimos de Estados Unidos, la Fuerza Delta, un cuerpo militar que también es de carácter secreto. En Wikipedia se les define de esta forma: “Al igual que la Fuerza Delta, los miembros guardan su identidad, utilizan ropa de civiles aun estando en instalaciones militares, se les permite usar barba e incluso pueden usar cabello largo. Es frecuente que los integrantes de la Fuerza Especial del Alto Mando lleven una doble vida, con el propósito de ocultar sus funciones… La fuerza especial del Alto Mando está considerada como el grupo de operaciones especiales mejor entrenado y capacitado de todo Latinoamérica”. El operativo del pasado 2 de octubre fue un éxito, según Alfonso Díaz, el murciélago que presume en Facebook sus “hazañas”. En su perfil personal en esta red social, del cual tiene una copia SinEmbargo, ofrece algunos datos como en la sección de empleo, donde especifica textualmente que pertenece al “Cuerpo de Fuerzas Especiales de México del Ejército”, en concreto a un “Comando de Operaciones Especiales” al que señala como “clasificado”. Afirma que se graduó de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos (UDEFA), que su ciudad de origen es Puebla de Zaragoza y sitúa su residencia en la Delegación Benito Juarez, Distrito Federal. Díaz tiene como foto de portada en su perfil una imagen donde aparece con ropa de camuflaje militar y la cara pintada de verde y negro. También otra donde aparece vestido de civil con pistola en mano subido a una camioneta y una más con metralleta en mano, gorra y chaleco militares con un escudo de su unidad o “hermandad”. En otra foto sobre la operación militar de elementos vestidos de civil golpeando jóvenes, dice: “Los q saben d esto ya saben quienes son los d civil…special operations”. Un amigo en esa red social, que en su perfil también aparece con ropa militar llamado José Cuautle Carrera con residencia en East San Diego, California en Estados Unidos y egresado de UDEFA, contesta: “perfecto para q se les quite lo reboltoso y luego andan llorando los perrillos como “El Mosh” … La verdad hermano asta me emocionó de saber q les pucieron sus putasos a los pendejos esos”. (sic) Díaz agrega: “Ps quien no hermano siempre c pasaban d listos pero ahora ni supieron x donde les cayo la voladora” (sic). En su perfil, en “información básica”, dice que le interesan las mujeres y que su situación sentimental “es complicada”, que además del español, domina el inglés y el hebreo. Y explica la actividad de su comando: “Las Fuerzas Especiales permiten la resolución de problemas de seguridad nacional con un reducido número de elementos, pero con una gran capacidad operativa, capaces de actuar de manera independiente o en apoyo de las fuerzas convencionales en los ámbitos terrestre, aeromóvil o anfibio. Los elementos de Fuerzas Especiales deben pasar diferentes pruebas como escalada natural, artificial y descenso a rapel. Se capacitan en este tipo de terreno de montaña para que adquieran habilidades y destrezas, así en el momento en que se lleven a cabo actividades en esta área puedan franquear, librar fácilmente los obstáculos que se les presenten y realicen el cumplimiento de las misiones que se les asignen”. En los pies de fotos que fue subiendo el 2 de octubre, a través de su Black Berrey Smartphones App, explica que lanzaron a los manifestantes “granadas de gas” para de esa forma iniciar lo que el mismo llama “la represión”. Dice textualmente: “Los anarquistas les tiran cócteles molotov a los oficiales pero eso no impide q ellos avancen es como si el diablo saliera del infierno para castigar ala escoria”. (sic) El 3 de octubre subió fotos donde muestra a sus compañeros de comando, a quienes también llama “hermanos en acción” a la hora de golpear y patear a los manifestantes. A través de su celular expone: “Decía alguien d la hermandad q lo de 2 d octubre no c olvida eso le enfermaba creo q a todos ahora creo q esto lo alivianara lo q los anarquistas les paso aller si q nunca lo olvidaran c les apareció el diablo de negro y de civil la calma fue interrumpido con explosiones d granadas d gas y el diablo c presento para chingar anarquistas”. Díaz tiene fotos en su perfil con militares boinas verdes de Fuerzas Especiales y dice que junto a él, colaboran los denominados “vampiros” desde 1995 y explica su alianza: “Somos hermanos de guerra / hermanos de combate”. En su galería de fotos, incluye imágenes de su entrenamiento militar y su arsenal: pistolas, metralletas, balas, armas de uso exclusivo del Ejército. También tiene fotos de botellas de whisky, billetes de 1000 y 500 pesos, dólares, cadenas, esclavas y medallas aparentemente de oro; así como fotos de mujeres con las que presume sus dotes masculinos. Entre las fotos, hay una de un dibujo de un murciélago con la cabeza de calavera, la boina verde y la palabra “Especiales”. En otra imagen aparece , en combate durante la noche con una leyenda: “Si retrocedo, mátame”. Y otra en pleno operativo con ropa de civil donde dice: “Si el cansancio me doblega que el orgullo me levante me esforzare x levantar el honor el prestigio y el espíritu d cuerpo de la unidad ala q pertenezco”. Según información de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), la Fuerza Especial del Alto Mando, es un grupo de unidades especiales del Ejército Mexicano, cuya identificación es un murciélago, un helicóptero con una daga en combate con la hoja hacia arriba que representa a las llamadas “fuerzas especiales”. Díaz incluye una foto del mismo. Habilidades de entrenamiento y supervivencia de los GAFE: “En todos los medios terrestres: selva, desierto, escenarios rurales y urbanos, montaña y nieve; habilidades de paracaidismo tales como la capacidad de realizar saltos HALO/HAHO. Combate anfibio tanto en litorales como en entornos marítimos y subacuáticos. Especialización en tácticas de protección a terceros. Defensa personal. Entrenamiento mental así como capacitación para la toma autónoma de decisiones en situaciones bajo presión. Manejo de una gran variedad de equipo militar nacional y extranjero, desde armas y explosivos hasta tecnología de última generación”. LOS GISEZ Si alguien conoce las entrañas del Ejército Mexicano es el General José Francisco Gallardo Rodríguez. Ingresó al Ejército como Cadete Numerario, el 14 de febrero de 1963 y llegó a ser General Brigadier. Luego fue preso político de 1993 al 7 de febrero de 2002 por exigir la creación de un “ombudsman militar”. Amnistía Internacional lo “adoptó” como “preso de conciencia” y posteriormente se convirtió en un disidente perseguido, convertido en símbolo de la defensa de los derechos humanos. El General Gallardo conoce la existencia de los GISEZ (Grupos de Información de Zona), militares vestidos de civil comisionados en tareas de inteligencia. Según sus cálculos existen más de 3,000 agentes de este tipo actuando en México: “Hay 120 batallones, 30 regimientos de caballería, infantería, artillería… todas las unidades del Ejército tienen su grupo de información de GISEZ: Hace poco me tocó un caso de Guerrero, me vino a ver un señor para decirme que su hijo militar fue asesinado en una riña porque estaba cumpliendo una misión del Ejercito vestido de civil. Este muchacho perdió la vida y la familia quedó colgada porque les niegan todos sus derechos, sus prestaciones, pensión, seguro. Esa gente anda deambulando. Y la Sedena les contesta que sus familiares andaban de civil porque habían desertado. Les miente. Les niegan esa prestación que finalmente va a parar a manos del alto mando”, narra. Los GISEZ o militares vestidos de civil destinados a infiltrarse en los movimientos sociales saben perfectamente cuál es la consigna de sus altos mandos: “Si te descubren, no perteneces al Ejército, no eres soldado, ni miembro activo. Te vamos a negar”. –¿Los GISEZ tienen permiso de infiltrarse en las manifestaciones y golpear a la gente como en el 2 de octubre? –Ese fue un operativo de personal militar vestido de civil que tienen como misión reventar el evento. Es una maniobra perfectamente bien articulada del Ejército y desde el poder. Consiste en hacer provocaciones y dar golpes con personal vestido de civil. En una situación como la que estamos viviendo en México, quien toma el sistema de seguridad es el jefe del Estado Mayor Presidencial, principalmente cuando sale Peña Nieto o cuando tomó posesión que también reventaron las protestas”. Miguel Angel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal declaró que los infilitrados habían sido policías vestidos de civil, pero nada dijo de los militares: “Dice Mancera que los que golpearon a los manifestantes eran policías, pero hay que añadir que la policía en el Distrito Federal son militares, los mandos tienen un adiestramiento militar, aunque anden vestidos de azul. Y no dijo nada de los otros”. Al analizar las fotos publicadas por Alfonso Díaz, el General Gallardo considera que el hombre que presume el operativo del 2 de octubre es militar debido a las armas que exhibe: “Son armas que traen los grupos de Fuerzas Especiales del Ejército. Hay un grupo y una escuela. Entre ellos pueden estar esos murciélagos. Las Fuerzas Especiales fueron creadas por el General Cervantes Aguirre en la época de Zedillo cuando operó el Plan Chiapas 1994 con grupos paramiliateres manejados por Emilio Chuayffet para la matanza de Acteal. De eso hay documentos”. El General Gallardo precisa que en las fotos publicadas que exhiben a los elementos vestidos de civil golpeando manifestantes, nunca se ve el rostro de ellos: “Ese es un punto. El otro, puede ser una propaganda inducida desde la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa de Inteligencia militar para meter miedo a la sociedad. Es mas delicado todavía porque el Estado Mayor de la Defensa Nacional se debe dedicar a la defensa nacional no a los asuntos de policía ni de orden interno”. El hecho de que se denominen como una “hermandad” también es sintomático de los militares, según el general Gallardo: “Eso se dice en todo el ejército. Por ejemplo, hay una hermandad compuesta por los egresados de la Escuela de Guerra. La Escuela de Guerra es la Cosa Nostra del Ejército. El Diploma de Estado Mayor es una licencia para matar, una licencia de impunidad. Tan es así, que los tres generales involucrados en narcotráfico salieron libres. Los tres son egresados de la Escuela Superior de Guerra, diplomados del Estado Mayor del Ejército”. El general Gallardo recuerda que cuando le ordenaban que se vistieran de civil para una misión concreta se negaba: “Yo les decía: “No podemos andar vestidos de civil”. Y me mandaban a la retaguardia, de reserva, para no molestar. Yo siempre andaba en la reserva. Eso es algo ilegal. El Ejército no debe hacer eso, no debe reprimir y menos vestido de civil. Las fuerzas de seguridad nunca deben perder sus insignias ni su identificación. Pero es una práctica común y más ahora con el PRI en el poder”. Por: Sanjuana Martínez FUENTE: Sin Embargo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: