Pescador que hace 35 años encontró tesoros prehispánicos, hoy vive en la pobreza

Publicado el Noviembre 17, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

Pescador
Veracruz, Ver. Hace 35 años el pescador Raúl Hurtado Hernández encontró en el fondo del mar lingotes de oro y joyas prehispánicas que habían permanecido ocultos por mas de 400 años en un galeón español. A sus 65 años de edad y especialista en la captura de pulpos, este pescador vive en extrema pobreza y en el abandono de las autoridades quienes le prometieron apoyo a cambio de tesoro encontrado. El pescador platícó con algunos reporteros con quienes se quejó de la nula promoción que recibe la Playa Norte de las autoridades, playa amenazada, ante la posible ampliación del Puerto de Veracruz en ese zona de la ciudad. Recordó cómo fue su doble hallazgo, un pasaje que hubiera preferido no vivir porque le costó ir a prisión dos veces él y una su esposa. Además de la frustración de vivir en la pobreza luego de haber tenido un tesoro en las manos. “Un día de pesca yo ya había capturado 10 kilos de pulpo en su lancha cuando vio el brillo de un metal amarillo en la red que arrastraba de nuevo a mi lancha. Lo tiré a no lancha, no sabía que era oro, pues estaba opacado por las sales del mar”, recuerda nostálgico. Con ese lingote sus hijos jugaban en la arena hasta que lo llevó con la persona indicada que le confirmó que era Oro. Un año después, en el mismo lugar del mar, encontró más lingotes y joyas prehispánicas. Ahora ese tesoro es conocido como “Las Joyas del Pescador” y se exhiben en el Baluarte de Santiago, en la Ciudad de Veracruz, mientras que él asegura que tiene ingresos de al rededor de mil 700 pesos al mes, que no le permite vivir cómodamente. No recibe dinero pero sí responde muchas preguntas, tanto de reporteros como de estudiantes de escuelas que lo buscan para contar su historia en su palapa llamada Las Joyas del Pescador. “Mi mejor momento pues fue uno que ustedes a lo mejor lo saben: cuando encontré las joyas del pescador (…) Tiene años que no voy a verlas. Me da mucha pena pagar por ver unas joyas que yo tuve en mis manos“. Raúl Hurtado ya no se acerca al lugar de su hallazgo “porque no quiero problemas. Yo quisiera olvidar eso pero muchas veces sale. Para mí el hallazgo no es nada porque sigo en lo mismo”, lamenta el pescador de 64 años. FUENTE: Plumas libres

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: