#ColumnaRNR por @a_ilizaliturri: Desempleo y pobreza con nuevos impuestos

Publicado el Enero 9, 2014, Bajo Columna de opinión, ColumnaRNR, Autor @Sociologuito.

Radio la Nueva República | Columna RNR
Arturo Ilizaliturri | @a_ilizaliturri enero 09 de 2014

El mensaje detrás de los nuevos impuestos que tendremos que pagar los mexicanos a partir de este año es el siguiente: dulces y botanas sólo son para ricos, los que no lo sean deben conformarse con tortillas y frijoles.

Aunque los nuevos impuestos no gravan alimentos de consumo básico como la tortilla, las pastas o el pan de molde, afectan a productos que conforman una especie de canasta básica para los mexicanos de clase media. Refrescos, crema de avellana, todo tipo de botanas, pan dulce, chicles, etc. incrementarán sus precios en 8% mientras que el alimento para mascotas y los viajes en autobús serán gravados con IVA de 16%.

Estos impuestos que golpean el bolsillo de la clase media generarán un distanciamiento mayor entre éste última y la clase alta. Se trata de una política perversa que echa por la borda el esfuerzo de millones de mexicanos que a través de varias generaciones lograron satisfacer sus necesidades básicas y comenzaron a poder acceder a productos no indispensables cuyo consumo no sólo reporta una mayor calidad de vida a las familias sino más empleos.

Las consecuencias negativas no sólo serán, por lo tanto, para los consumidores sino para los trabajadores y pequeños empresarios de aquellas industrias que serán afectadas por los impuestos. Ya Emilio Herrera, director de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPEC), advirtió que con los nuevos impuestos las refresqueras tendrían que despedir a 20 mil trabajadores.

Por su parte, Iñaki Landáburu director general de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas, aseguró al diario Informador.com.mx que con los impuestos a comida chatarra el contrabando de estos alimentos se volverá atractivo, tal como sucede con los cigarros. Los empleos que se pierdan en el sector formal se dirigirán al ambulantaje lo que reportará pérdidas al Estado y a los mexicanos que sí pagan impuestos.

Los diez mil millones de dólares anuales de inversión nacional y extranjera que promete Joaquín Coldwell, secretario de energía, gracias a la reforma energética serán inútiles. La inversión prometida podría generar una expansión del mercado interno por medio de la creación de nuevas empresas pero con una clase media sin dinero para gastar gracias a los nuevos impuestos servirá para nada.

Todo lo anterior ha de ser visto no como hecho aislado sino como parte de un modelo económico: el modelo neoliberal. El propósito de este modelo es la desaparición del Estado y la entrega de toda actividad económica al mercado. En el modelo neoliberal, el Estado se encarga únicamente de atender a la población más vulnerable. En palabras simples, el modelo neoliberal se ocupa de evitar que las personas en pobreza extrema mueran de hambre para que sigan funcionando como mano de obra barata.

Por eso, al modelo neoliberal no le interesa que el poder adquisitivo de la clase media disminuya. Se ocupará de los mexicanos que integran dicha clase social hasta que caigan en pobreza extrema y entonces les organizará una cruzada contra el hambre. Dulces, botanas y refrescos para ricos, tortillas y frijoles para los demás.

Este contenido ha sido publicado originalmente por http://www.lanuevarepublica.org/ en la siguiente dirección: http://www.lanuevarepublica.org/?p=98805. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: