Análisis Político: REBELDES CON CAUSA – Miguel Treviño Rábago (@migueltrabago)

Publicado el Enero 16, 2014, Bajo Noticias, Autor Pepe Garduño.

Cd. Reynosa, Tamps. 16 de enero de 2014

treviño

Columna Semanal del Prof. y Lic. Miguel Treviño Rábago

LA DESESPERACIÓN empieza a provocar reacciones enérgicas en diferentes capas de la población que ya están hartas por un lado de los abusos del poder de los dizque gobernantes federales, estatales y municipales; y por otro de las agresiones de que son víctimas de los grupos de la delincuencia organizada que nadie puede o tal vez, a nadie conviene contener en todo el territorio nacional. Es un mentira y una burla cruel el que los medios subsidiados con dinero oficial mal informen que la violencia ha decrecido en México.

LA GUERRA sangrienta desatada por el gobierno panista de Felipe Calderón que dejó un río de sangre con 100 mil muertos, 30 mil desaparecidos y más de 200 mil mexicanos que salieron del país huyendo de la violencia, no ha parado. Ahora es la misma guerra de Enrique Peña Nieto que sin definir una estrategia, no sólo se ha limitado a continuar el “exterminio” de todos aquellos involucrados en los grupos de la delincuencia, sino más grave aún es que se han dejado en el desamparo y sin protección a muchas ciudades grandes y pequeñas en todo el país. Agregándole que las policías estatales y municipales están infiltradas y arrinconadas por los mismos gobernadores y presidentes municipales que ya tienen “arreglos” con el hampa.

LA POBLACIÓN -ante la inacción de los autoridades- ha empezado a reaccionar también con enojo y desesperación. De allí que han surgido las llamadas “autodefensas” que son grupos de ciudadanos que ya decidieron organizarse para defenderse por su cuenta de las agresiones de la delincuencia organizada. En otras palabras, se hartaron de que los gobiernos federal, estatales y municipales permanezcan con los brazos cruzados, mientras ellos son víctimas de toda clase de atrocidades. Los grupos de “autodefensa” han ido creciendo de forma alarmante y han tomado las armas para realizar una labor en la que las fuerzas armadas por más de 7 años han utilizado el método de Porfirio Díaz de “mátalos en caliente” con el apoyo cómplice del gobierno de Estados Unidos que proporciona dinero, armas y asesoría.

CURIOSAMENTE Los medios de información norteamericanos sólo hablan de los “Cárteles” mexicanos, pero nunca mencionan los poderosos “Cárteles” que operan en territorio de Estados Unidos. O sea que los únicos malos de la película somos los mexicanos a quienes nos consideran “narcos”, malos, asesinos, traficantes y otras lindezas. Nadie dice nada acerca de los millones de adictos “gringos” que gastan en consumir drogas miles de millones de dólares, ni el gobierno norteamericano informa qué hace para frenar el masivo consumo en todos los niveles de su población. O séase que convenecieramente ven la paja en el ojo ajeno, pero no ven la viga en el propio. Porque ahora resulta que los responsables de todos sus males, somos los mexicanos que ya no sentimos lo duro, sino lo tupido porque lo mismo nos pega el gobierno que nos ataca la delincuencia.

LO CIERTO es que si el gobierno panista de Felipe Calderón intentó legitimarse después del fraude electoral en las elecciones del 2012, lanzando al Ejército a las calles a combatir sangrientamente a los grupos delincuenciales que dejaron 100 mil mexicanos muertos en las calles de todo el país, también es cierto que el gobierno priísta de Peña Nieto no ha demostrado ni más capacidad, ni más “inteligencia” ni mejor estrategia, y en algunos casos, ni siquiera voluntad de aplicar una política más eficaz en el combate a los poderosos señores de la delincuencia organizada. Mientras Felipe Calderón y su pandilla se enriquecían haciendo grandes negocios, la cortina de humo era la “guerra” que complacía a los Estados Unidos. Y nosotros los ciudadanos, solamente veíamos atónitos la carnicería humana que ensagrentó a México y que nos desprestigió en todo el mundo.

EL OTRO lado de la moneda es la desmedida voracidad de Peña Nieto y su respectiva pandilla por hacer negocios actuando con irresponsabilidad, desfachatez y cinismo y con el apoyo mayoritario de diputados y senadores de todos los partidos políticos que no han tenido el menor asomo de dignidad, honradez y patriotismo para defender el patrimonio nacional. Y en ese afán dizque “modernizador” para entregar las riquezas nacionales a los multimillonarios locales y extranjeros, se han olvidado de uno de los deberes fundamentales del Estado que es el de brindar protección y tranquilidad al pueblo mexicano. La visión neoliberal y su vocación privatizadora no tiene otro origen que la intromisión descarada de Carlos Salinas de Gortari como “asesor” en la sombra, de Enrique Peña Nieto. Por eso, reiteramos líneas arriba que la ferocidad económica del regreso del PRI al gobierno nacional más que bendición, ya se convirtió en una desgracia.

LAS “AUTODEFENSAS” han desatado el temor en los círculos gubernamentales y empresariales porque perciben que el pueblo se está organizando y armando para defenderse primero de la delincuencia, pero luego también puede rebelarse contra las políticas rapaces y las “reformas” entreguistas del actual gobierno priísta. Por esa razón ya no les preocupan los poderosos grupos que desarrollan actividades ilícitas, sino que la preocupación ahora se centra en mandar miles de soldados a controlar la rebelión popular que va creciendo en el centro y sur del país y que se puede convertir en una seria amenaza para la programada venta del país a los extranjeros. Si la Revolución Mexicana de 1910 surgió en el norte, ahora todo indica que es el sur donde está brotando furiosamente la indignación popular.

ES OBVIO que un clima de violencia como el que se vive en Michoacán cuyas imágenes del pueblo armado combatiendo pueblo por pueblo contra grupos de la delincuencia, no agrada a los círculos del poder pues les espanta a los “compradores” e inversionistas que ya se frotan las manos con los negocios petroleros, de energía eléctrica, de fibra óptica, de telecomunicaciones, de minería, de venta de playas, islas y litorales, etc; etc. De allí que la reacción “enérgica” del gobierno priísta de Peña Nieto no sea contra los narcos, sino contra los grupos de ciudadanos armados que están hartos de sufrir muchos años de injusticias, miseria, hambre, explotación y abusos. El despliegue militar puede ser impresionante para efectos publicitarios que tanto disfruta el actual gobierno en las televisoras, pero eso no convence a las “autodefensas” que saben que si entregan las armas, son hombre muertos. Recordemos el dicho que reza: “revolución que transa, revolución que pierde”. Esa chupaleta ya no se la traga nuestro pueblo.

SALIR A decir en los medios informativos que el país está en calma y que sólo son incidentes “aislados” como lo hizo el Secretario de Gobernación, es una bofetada a todos los mexicanos que seguimos diariamente los hechos violentos en todo el país a través de las redes, de los medios independientes, de los comentaristas profesionales, no de los payasos maquillados como mujeres galantes, dicho esto con todo respeto para las damas que desarrollan la actividad más antigua del mundo. Los ciudadanos que sí nos informamos sabemos que ya hay miles de muertos en el gobierno de Peña Nieto y que hay miles de desaparecidos de los que nadie informa absolutamente nada, pero cuyos familiares ya se han organizado en todo el país para mantener viva su exigencia. No importa que los medios oculten sus demandas, sus marchas, sus plantones, sus huelgas, sus gritos y sus lágrimas.

LA CLÁSICA demagogia priísta, la hipocrecía panista y la traición y entreguismo de los perredistas seudo izquierdistas los han llevado al desprestigio total. Su alejamiento del pueblo quedó de manifiesto cuando descaradamente se han entregado en brazos de un gobierno reformista y cínicamente se exhiben del brazo y por la calle con los “reformistas” del PRI. Aunque a muchos no les guste, López Obrador desapareció o “se enfermó” en los momentos cruciales de la aprobación de la llamada “reforma” energética pero ya reapareció muy fresco y entero en sus “giras” que le conseguirán un partido político de su absoluta propiedad. Así que a quién creerle, ó a quíen confiarle. Afortunadamente las “autodefensas” son reales, no son un membrete encapuchado domesticado y están demostrado a todos los mexicanos que el pueblo organizado sabe defenderse de sus enemigos, o sea de los delincuentes oficiales y de los que viven al margen de la ley. El tema da para mucho más, pero éste baile no ha terminado. El México bronco está despertando y lo dijimos muchas veces, no le hagan cosquillas al tigre.

CUALQUIER COMENTARIO relacionado con ésta columna, le agradecemos envíarlo a nuestros correos electrónicos. Aclarando para tranquilidad de nuestros editores, que las opiniones que aquí se vierten, son única y exclusivamente responsabilidad de su servidor y autor de éste análisis político. Por razones médicas, éste columnista se ausentará 15 días, pero en febrero reanudaremos nuestras columnas y nuestro programa de radio “El Observador Político” con el apoyo de nuestros amigos y compañeros de la www.lanuevarepublica.org/ .

trabago49@hotmail.com elobservadorpolitico@hotmail.com

twitter: @migueltrabago

Cd. Reynosa, Tamaulipas; Enero 16 de 2014.

Nota: Se autoriza la reproducción y el reenvío de éste material informativo, siempre y cuando se publique el nombre completo del autor y sus correos electrónicos. Si usted ya no desea recibir éste material, háganos llegar un correo electrónico para eliminar su nombre de nuestras listas. De ésta columna se envían 300 copias a periódicos, revistas, publicaciones digitales, blogs y lectores que nos la han solicitado y nos ayudan a difundirla. Correo de voz: 01 (899) 9232106. Cd. Reynosa, Tamaulipas. México.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

One Reply to "Análisis Político: REBELDES CON CAUSA – Miguel Treviño Rábago (@migueltrabago)"

gravatar

Rodolfo  on Enero 16, 2014

Con respecto a las autodefensas que estan surgiendo por lo ya dicho por ti, lo mas preocupante es que los lideres de las mismas se dejen influenciar negativamente por parte de los lideres militares enviados por el gobierno federal. Los segundos por mejores intenciones que tengan para ayudar a la ciudadania, su primordial labor obedecera a los intereses del gobierno de Peña Nieto. No en vano, si se trata de masacrar para crear terror, no lo dudaran. La evidencia ya esta a la vista con algunas bajas ciudadanas en donde “la ayuda militar”, ha llegado en Michoacan. Y los primeros, es menester que su actitud sea de constante y afilada observacion del desempeño militar para no caer en sus garras.

Ojala que las autodefensas continuen, pues son buenas señales de que el pueblo se organiza a conciencia. Ojala que La unidad ciudadana vaya en ascenso y ampliandose a mayores alcances de manera que intensifique fuerza militante y contraponer fuerza aplacadora de toda la mata de asesinos oficiales y del crimen organizado. Es lo que el pais necesita a la de YA.