Valle de Walmart

Publicado el Febrero 13, 2014, Bajo Columna de opinión, Nacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

EN CONCRETO
Laura Itzel Castillo
12 de Feb de 2014

Valle de Bravo está reconocido como pueblo mágico de acuerdo con la Secretaría de Turismo. Se define a un pueblo mágico como aquel que se caracteriza por sus atributos simbólicos, valores y riqueza cultural, así como su encanto ancestral, entre otras más. No obstante, para los habitantes de este poblado turístico del estado de México, el municipio ha sufrido un constante deterioro de su entorno natural y social, especialmente durante los últimos años. Esto ha originado la pérdida acelerada de los elementos que le dieron riqueza y autenticidad cultural.

En el país de la simulación, la política del avestruz se ejerce sin rubor, sólo basta prender el radio en cualquier estación para quedar aturdido de la saturación de mensajes acerca de los “beneficios de la reforma energética”, que por cierto, no los cree ni el vendedor de flores de la esquina, que a estas alturas parece encuestador profesional.

Menos aún lo creen quienes están medianamente informados. Son tantas décadas de engaño, frente a un bolsillo que no miente, que los únicos emocionados son los empresarios-funcionarios que quieren acabar de rematar al país.

Entre tanta publicidad, en esta República del spot, recuerdo una que habla sobre la creación de una comisión especial para los pueblos mágicos, para protegerlos. La propaganda proviene de la Cámara de Diputados.

Sería necesario que los integrantes de dicha comisión acudieran a Valle de Bravo para dialogar con sus alarmados habitantes sobre la instalación de un Walmart que afectaría el entorno local y regional. De consumarse el proyecto expansivo de la trasnacional, los pequeños productores y comerciantes de los municipios aledaños como Santo Tomás, Donato Guerra, Amanalco y Villa de Allende se verían en riesgo. Actualmente, los referentes importantes de ubicación han ido cambiando con la instalación de las autollamadas tiendas de conveniencia. Donde se ponía el señor de las alcachofas, ahora es donde está el Oxxo, no vaya a ser que donde estaba el río sea en un futuro el Walmart.

El Walmart pretende instalarse en las faldas de La Peña, junto a la desembocadura del río Tizates, sobre vestigios arqueológicos de lo que fue una zona ritual prehispánica.

Fuente: El Gráfico
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: