Chocan encapuchados y granaderos en Ciudad Universitaria

Publicado el Marzo 27, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Una de las pintas en la Rectoría de la UNAM. Foto: Hugo Cruz

* No hubo detenidos. Sin embargo, en la comunidad estudiantil se debate si hubo o no transgresión a la autonomía universitaria.

Cinco minutos antes de las siete de la noche, un grupo de aproximadamente 60 jóvenes fue perseguido por una veintena de efectivos de la agrupación de granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, hasta el interior del llamado Jardín Edén, territorio de Ciudad Universitaria, en la UNAM.


Pasadas las cinco de la tarde y en reclamo por mantener el control del Auditorio Justo Sierra, conocido como “Che Guevara”, un centenar de integrantes del colectivo anarquista “Okupa” tomó las calles de la avenida Insurgentes, al sur de esta ciudad, y marchó del Parque de la Bombilla a la Rectoría, donde inició la confrontación.

Santiago Igartúa, México, D.F. (apro).-26 de marzo de 2014

Vigilado por un operativo de granaderos que lo triplicaba en número, el grupo inconforme bloqueó la avenida por más de 30 minutos, hasta llegar al edificio principal de la Universidad, donde hicieron un pronunciamiento a favor de la “autogestión” del auditorio de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), marcando esa leyenda con pintas en los muros.

La Rectoría cerró sus puertas, embestidas por los encapuchados que, minutos más tarde, volvieron a la calle. Encapsulados entonces, acusaron que la policía pretendía reprimirlos. Y se confrontaron. Los uniformados cerraron. Los jóvenes respondieron con piedras y palos, golpeando los automóviles que circulaban por la lateral de Insurgentes. La acción desató la persecución policiaca.

Los anarquistas se replegaron en los jardines de Ciudad Universitaria que conducen a la FFyL, amparándose en la autonomía universitaria, que los granaderos ignoraron al avanzar varios metros dentro del campus, hasta que fueron reprendidos por los policías a cargo del operativo: “regrésense”, se escuchó sin parar.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: