PERFILES: Diputados inservibles

Publicado el Abril 7, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Soñé que le llevaba serenata a Enrique Peña Nieto y junte mariachis con tríos y hasta una banda. Me vi frente a una gran barda, tan alta que hasta me dolió el cuello por estar levantando el rostro tratando de traspasarla, de llegar hasta donde, seguramente habría un balcón o una ventana por donde pudiera entrar la música, para que la escucharan. Yo creo que el subconsciente ayudó a tener esas visiones ante la imposibilidad de que sean oídos los reclamos, de que se ponga atención a las críticas, de que se haga lo que deba de hacerse para evitar los gritos agónicos en los hospitales públicos, en las calles, para acallar a quienes demandan la aparición de sus familiares, sin que importe ya si viven o si solo irán a recoger los cuerpos a los que habrán de seguirles llorando.

Quién sabe si algún espíritu burlón me sopló para decirse que si la música aplaca a las fieras, tal vez haga un milagro en quienes ostentan poderes absolutos sobre millones de seres humanos. Pero ¿y cuál le cantó? Me pregunté observando que en la punta de la gigantesca barda había unas mallas electrificadas y vi como me apuntaban por lo menos tres cámaras de seguridad. Mejor cántele muchachos antes de que nos vayan a confundir!!! Fue el grito tras el cual, tal vez leyendo mis pensamientos iniciaron…

“Tú me ofreciste el cielo y la luna… todo en la vida, pero en verdad no veo cosa alguna… ni una promesa cumplida…”¡Ándale!, eso está peor que las columnas Estado de los Estados, mejor cámbienle, que con esa letra hay historia. Porque resulta que se firmaron promesas con todo y notario y que ese recorrido fue nacional y que se dijo que habría un cambio radical, que no tendríamos más despilfarros, que se acercaba de nuevo la época de florecimiento, de empleo, de capacidad económica para los ciudadanos de este país, que tendríamos educación de calidad y que no habría más gasolinazos, es más que bajarían los precios de este combustible y del gas y de la electricidad y que habría suficientes limones… no, eso creo que no prometió.

Algo me parece que dijo de la igualdad y no refiriéndose al género, sino a los sectores sociales, a disminuir la enorme brecha entre millonarios y pobres, entre los que tienen de más –unos por herencia y otros por trastupijes y los más por ladrones que son-y los jodidos que ya son decenas de millones. Esto sí parece que lo está cumpliendo. Cada vez somos más iguales, sobre todo los desempleados, los de salario mínimo, los que andan vendiendo en las calles, los que no pagan impuestos y va reduciéndose el número de millonarios hasta formar una pequeña nata que lo absorbe todo y que controla lo mismo.

Y esto sucedió, el sueño, el abril, cuando hay una melodía que sentencia que “para abril o para mayo teeendrás, un poquito de coraje y me… besarás”, no, me cumplirás, sería la modificación, pero esa no se la sabían y mientras tanto y sin ese coraje hay que seguir batallando para pagarles el sueldo a 3 y medio millones de burócratas que no sirven para, por lo menos dar información sobre trámites; para con el alto cobro en los recibos dizque de consumo de energía eléctrica, mantener a 800 mil empleados de la CFE; supongo que con los IVAs que ahí si pagamos la mayoría, formales e informales, sacan para que coman 250 mil presos que están recluidos en 438 cárceles, 4 de ellos de máxima seguridad mas 58 centros para menores, en esto no están contados, obviamente, todos los funcionarios corruptos, de los que se habla y los que no, tampoco los eternos líderes sindicales, salvo la Gordillo, quien por cierto se paga su propia alimentación.

Y ya que hablamos de inservibles, están los 500 diputados que, al igual que los de la Suprema Corte de Justicia y los 128 senadores, siguen empeñados en perjudicar a los mexicanos, con tanto ahínco que volveré a leer la Constitución, no vaya a ser que existe algún artículo que se los permita y solo estén cumpliendo, porque solo así me explicaría que se sigan considerando salvadores de la Patria, de los ciudadanos y se coronen como los grandes constructores del México moderno. O ¿será cinismo?

¿Le sigo con los 31 gobernadores con los más de 2 mil alcaldes, con los séquitos de todos ellos? ¿con los maestros aviadores que ahora resulta que les ganaron los fantasmas el gran campeonato que mantuvieron durante décadas? La fiesta se me aguó al extremo de despertarme y encontrar que ni siquiera es consuelo que una sola persona done 31 mil millones de dólares en obras de caridad, porque este señor es el fundador de Walmart, de la cadena de tiendas que tiene el record en explotación laboral en todo el mundo.

Porque ya no se sabe si el que siga viviendo en una pequeña granja que compro cuando ya el reparto de periódicos le dio para comprarla a los 14 años es una virtud o se trata de hombre más tacaño del mundo y esas limitaciones con las alforjas llenas pretende que las hagan suyas quienes no tienen un céntimo de respaldo; así lo que para él es una forma discreta de vida para otros es la más plena y llana jodides, Tiene la empresa de aviones privados de todo el mundo y paga su boleto en clase turista en las líneas comerciales y esto no por manifestación de sencillez sino porque le sale más barato.

Mejor me vuelvo a dormir, abrazo mi almohada y no puedo dejar de expresar con el coraje de abril una pregunta que va haciéndose cotidiana “¡que pinche madre parió este mundo!”

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: