En 20 de 24 pueblos indios, más de 3 hijos por familia en promedio

Publicado el Mayo 6, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Habitantes del ejido Candelaria en la reserva de la biosfera de Montes Azules, Chiapas, en imagen de archivo. La titular de la Sedesol, Rosario Robles, anunció que el programa Oportunidades no apoyará a las familias indígenas que tengan más de tres hijos / Foto Carlos Ramos Mamahua

* ONG cita datos del Inegi; sin acceso a anticonceptivos, 22% de mujeres de esos grupos

* Denuncia que viola derechos humanos el anuncio de la titular de Sedesol sobre retiro de apoyos

* La tasa de fecundidad en esas comunidades no bajará mientras persista la desigualdad, advierte Lina Rosa Berrio presidenta de Kinal Antzetik

Ángeles Cruz Martínez, La Jornada, 3-V-!4

De 24 grupos indígenas, sólo en cuatro las mujeres tienen menos de tres hijos en promedio, señala información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Es una realidad que no desaparecerá sólo porque lo decida la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), advirtió Lina Rosa Berrio presidenta de Kinal Antzetik (Tierra de Mujeres, en maya tzeltal).

Sobre la decisión anunciada por la secretaria Rosario Robles de que el programa Oportunidades no apoyará a las familias indígenas que tengan más de tres hijos (La Jornada 2/5/14), la activista dijo que es una violación a los derechos humanos. La declaración de la funcionaria está totalmente fuera de lugar.

Se olvida y pasa por alto los compromisos nacionales e internacionales de México acerca de garantizar el derecho de las personas a decidir de manera libre sobre el número y espaciamiento de sus hijos.

De acuerdo con datos del Inegi, contenida en el informe Mujeres y hombres en México 2011, a escala nacional en las comunidades indígenas el promedio de hijos es de 2.5; sin embargo, hay variaciones.

Así, las mujeres que no tienen ningún nivel de escolaridad tienen 4.1 hijos en promedio y el número disminuye conforme aumenta el grado de estudios.

En esta población el rezago aún es un reto para el país, porque aprenden a leer y escribir después que la población en general. Sólo 15 por ciento de los niños indígenas de seis años de edad tienen esas dos habilidades.

De los mayores de 15 años, 64.9 por ciento de las mujeres y 79.7 de los hombres saben leer y escribir, frente a 92.4 de la población en general.

El informe desglosa el promedio de hijos nacidos vivos por mujer, según grupo indígena. Las cifras más elevadas están entre las chontales de Oaxaca con cinco, mazahuas 4.9, la comunidad mame 4.5, la otomí 4.1 y la mayo 4.1.

Los grupos donde se reportan menos de tres vástagos por mujer (2.9 en promedio) son los tzeltales, choles, tzotziles y mixes.

Lina Rosa Berrio recordó que hace apenas unas semanas tuvo lugar una reunión regional de seguimiento a los acuerdos de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo El Cairo más 20, uno de los cuales se refiere a la salud sexual y reproductiva.

Los países miembros, entre ellos México, deben rendir cuentas sobre las acciones que han tomado para asegurar los derechos sexuales y reproductivos.

El anuncio de Rosario Robles significa un retroceso en la política pública en materia de población, apuntó.

Además, no es un asunto de su competencia, sino del Consejo Nacional de Población (Conapo). Más allá de eso, apuntó, resulta inaceptable que pretenda condicionar los beneficios de los programas.

Sobre la situación de las indígenas, Berrio comentó que la declaración de Robles tampoco prevé los factores que influyen para que tengan más de tres hijos: además del bajo nivel educativo, está la demanda insatisfecha de anticonceptivos, estimado en 22 por ciento en este sector.

Las organizaciones civiles han documentado casos de mujeres que han buscado el acceso a los métodos para evitar embarazos sin conseguirlo. Eso es lo primero que debe resolverse, apuntó.

Es claro, comentó Berrio, antropóloga social, que la tasa de fecundidad en esas comunidades no bajará mientras persistan las condiciones de desigualdad en el país.

Destacó que el Programa de Desarrollo Social 2014-2018 no incluye el condicionamiento de los apoyos planteado por la titular de Sedesol.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: