Causarán leyes secundarias fin del contrato colectivo y despidos masivos: petroleros

Publicado el Julio 14, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

pemex

El costo de la mano de obra será una variable para garantizar ganancias, alertan

En un análisis a los cambios, la UNTPP indica que las utilidades no se repartirán entre trabajadores

A la par de que el Sindicato de Trabajadores Petroleros, encabezado por Carlos Romero Deschamps, firmó el convenio 19717, en el que acepta que la administración de Pemex lleve a cabo un total “redimensionamiento” de la plantilla laboral, las leyes secundarias aprobadas en materia energética implican el desmantelamiento de todo el contrato colectivo del gremio, la virtual desaparición de prestaciones, jubilaciones y pensiones, así como la posibilidad del despidos masivos.

Con información de La Jornada

► Ciudad de México – Un análisis elaborado por la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTPP), titulado Afectaciones laborales de la reforma energética y sus leyes secundarias, detalla que ya empezaron los perjuicios por el convenio 10717, con el que se preparó el terreno para que la paraestatal despida a todo el personal que así lo desee, e incluso en los casos en que no se puedan reacomodar los trabajadores se les ofrezca su liquidación anticipada.

La organización detalla que en las referidas leyes secundarias la Secretaría de Hacienda se formaliza como el patrón en materia salarial; se establece incluso un “techo de gasto en servicios personales”, que fijará la dependencia, y se señala que el costo de la mano de obra es una variable de ajuste para garantizar utilidades a Pemex.

Ello amenaza la estabilidad de los trabajadores, sobre todo de los transitorios, de los técnicos y profesionistas de confianza, porque pueden ser despedidos bajo principios de ahorro de recursos.

En el documento establece que en dichas leyes también se facultad al director general de Pemex “suscribir los contratos colectivos y convenios administrativos sindicales que regulen las relaciones laborales de Pemex y sus empresas subsidiarias”, cuando la anterior ley establecía que se tenía que “convenir con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana el contrato colectivo de trabajo”.

Ahora Pemex podrá “suscribir contratos colectivos en plural” y se propicia la situación de tantos contratos colectivos como quiera la paraestatal, seguramente al gusto del patrón, y como tantas empresas sean creadas y, con ello, que éstas puedan ser vendidas con mayor facilidad, es decir, que se venda la propia Pemex por partes.

” Es el fin del contrato colectivo que costó cientos de vidas de petroleros para escribirse… Aquí se acaba prácticamente la historia del STPRM y de sus luchas… Liquidaciones contractuales, aguinaldo, fondo de ahorro, jubilaciones y pensiones, todas son prestaciones que ciertamente están en riesgo, mientras el sindicato o lo que quede de él se encamina rápidamente a convertirse en un gremio blanco o a ser sustituido por diversos sindicatos de protección patronal”, plantea el análisis.

Incluso en el artículo 67 de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos dice que las utilidades de los contratistas (es decir, las empresas privadas) y asignatarios (es decir, Pemex) no se repartirán entre sus trabajadores.

Todo esto “son consecuencias de la terrible reforma energética que se ha impuesto, además de que el desmantelamiento del contrato colectivo ya se inició, pues en varios complejos adonde ha llegado el capital extranjero a los petroleros les piden que renuncien y que firmen un nuevo contrato con las empresas privadas. También se establece que las firmas trasnacionales pueden contratar su propio personal”, añade.

Con este panorama los trabajadores petroleros “quedarán minimizados, con un contrato a punto de extinción y las unidades petroleras se inundarán de personal terciario sin prestaciones”, afirma la unión.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: