El Gobierno israelí acepta el alto el fuego propuesto por Egipto

Publicado el Julio 15, 2014, Bajo Internacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

ataque_israel_gaza

Israel aceptó el martes por la mañana la propuesta de alto el fuego presentada el lunes por la noche por Egipto. El Gabinete de seguridad israelí, reunido a primera hora del día, votó a favor de aceptar el borrador que propone un proceso de reducción de las hostilidades a partir de las 9 de la mañana (8.00 hora peninsular en España), que desembocaría en un alto el fuego efectivo después de 12 horas.

Desde que el Ejército israelí anunció que suspendió los bombardeos esta mañana, al menos una treintena de cohetes han sido disparados a Israel por “terroristas” palestinos, según asegura el Ejército en la red social Twitter.

► Israel publicó la decisión apenas una hora después de que un portavoz del brazo armado de Hamás anunciara que la organización rechazaba un texto que, según sostuvo, “supone una rendición y no vale nada”. Hamás niega haber sido consultado o informado antes del anuncio israelí, según recogía por la mañana la agencia palestina Maan.

Si es cierto que Hamás no fue contactado por Egipto ni otros mediadores antes del anuncio, cabe interpretar la maniobra israelí de la mañana como un intento de desplazar el foco de atención sobre Hamás. Si siguen rechazando el plan, los líderes islamistas podrían aparecer como responsables de la continuación de las hostilidades.

Anoche, el jefe de Hamás Ishmail Haniya llamó a la resistencia de los palestinos en un discurso televisado, pero también puso gran énfasis en reconocer “el sacrificio” de los habitantes de la Franja de Gaza. Para algunos analistas, esto puede interpretarse como un intento de preparar a los palestinos para un hipotético alto el fuego.

Pese al rechazo del plan, Hamás sólo lanzó dos cohetes contra Israel durante la noche pasada. Esta mañana se reanudaron los lanzamientos. Israel redujo sustancialmente sus bombardeos sobre Gaza, que ya han matado a al menos 178 palestinos en una semana. Unos 1.300 han resultado heridos. Según cálculos de la ONU, el 80% de las víctimas son civiles. Más de treinta de los muertos eran niños.

Los líderes de Hamás están ahora bajo la presión de sus interlocutores internacionales: el emirato de Catar, Turquía y Egipto. El rico reino catarí tiene en su chequera los argumentos más convincentes para que Hamás acepte la mediación egipcia.

De acuerdo informaciones recientes, entre las 8 y las 9 (hora en España) de esta mañana murieron un total de 6 palestinos en sendos ataques aéreos de Israel en Jan Yunis y Rafah, dos localidades al sur de la Franja de Gaza.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se mantuvo elocuentemente al margen de las conversaciones y anuló un viaje a El Cairo que sopesaba su Departamento para este miércoles. El jefe de la Diplomacia estadounidense ha dedicado este año ingentes esfuerzos en busca de un acuerdo de paz definitiva entre Israel y los palestinos. El plazo terminó a finales de abril sin asomo de entendimiento. Desde Estados Unidos, firme aliado de Israel se acusó a los israelíes de dificultar las negociaciones.

Según diversos medios israelíes, primer ministro Benjamín Netanyahu estaba a favor de aceptar el texto preparado el lunes por Egipto. Al menos dos ministros, los derechistas Naftalí Bennet (Economía) y Avigdor Lieberman (Exteriores) votaron en contra. La cuestión es si los términos son ahora remotamente aceptables para la organización palestina, que había puesto condiciones para el alto el fuego que no están contempladas por la propuesta egipcia. Entre ellas, que Israel libere a decenas de militantes de Hamás que, excarcelados en 2011 a cambio de la liberación del soldado israelí Gilad Shalid, han vuelto a ser detenidos recientemente.

La noche del lunes resultó comparativamente tranquila en Gaza, después de una semana de masivos bombardeos en los que el Ejército israelí no mató a ninguno de los líderes de Hamás o la Yihad Islámica que tenía en el punto de mira.

Hamás, por su parte, no ha logrado golpear con dureza a Israel. Los alrededor de mil cohetes que lanzaron los militantes palestinos desde Gaza esta semana no causaron una sola víctima mortal en Israel. Los términos del alto el fuego egipcio suponen la restauración del statu quo de hace solo 10 días. Las alforjas para este viaje tan corto rebosan cadáveres de civiles palestinos.

Con información de El País

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: