El gobierno asumirá pasivos sólo si Pemex y CFE ajustan contratos

Publicado el Julio 25, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

pemex_fila_ camiones

• Hoy discuten proyecto de dictamen en comisiones de la Cámara de Diputados

• Se plantea que los trabajadores emigren de la pensión solidaria al sistema individual

• También se propone una adaptación gradual de los parámetros para la jubilación

• Se asumirán como deuda prestaciones de electricistas contratados hasta agosto de 2008

La disposición para que el gobierno federal asuma los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) será aprobada hoy en el dictamen por el que se reforma la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y está condicionada a que ambas paraestatales negocien el cambio de sus contratos colectivos de trabajo para que los trabajadores emigren del sistema de pensiones solidario al de cuentas individuales.

Con información de La Jornada

En el proyecto de dictamen, que forma parte de la legislación secundaria en materia energética, las comisiones de Energía y Presupuesto, que sesionan este viernes, explican que además del sistema de cuentas individuales deberá considerarse un ajuste gradual a los parámetros para determinar las pensiones de los trabajadores activos, incluyendo la edad de retiro, para reflejar el cambio en la esperanza de vida.

Las comisiones reconocen que los regímenes pensionarios de Pemex y la CFE, que tienen pasivos de un billón 347 mil millones de pesos y 500 mil millones, respectivamente, se acordaron “en un contexto en el que ambas empresas ostentaban el monopolio en sus respectivas actividades y no tenían que enfrentar competencia en sus sectores.

“Sin embargo, con la reforma energética tendrán que enfrentar en igualdad de condiciones a otras empresas que habitualmente operan en entornos de competencia y, por tanto, adoptan términos laborales optimizados para mantenerse competitivas”.

En entrevista, el tesorero del sindicato petrolero y diputado por el PRI, Ricardo Aldana Prieto, sostuvo que el pasivo no es atribuible al despilfarro de los líderes, sino a que en su momento “los del gobierno no crearon un fondo y utilizaron los recursos de las pensiones para otros motivos; se gastó lo que no le correspondía”.

Argumentó que “no se está regalando dinero” a los petroleros, porque éstos “ya se lo ganaron” por su trabajo en Pemex, y justificó las prestaciones incluidas en la jubilación: “es un trabajo de mucho riesgo; no es igual al de alguien que vende galletas”.

Además, en el proyecto de dictamen se destaca que el pasivo laboral generado por Pemex y CFE “se ha manifestado como lastre en los resultados financieros de estas empresas, pero no ha afectado su capacidad de operación”.

También se reconoce que el régimen de pensiones de Pemex “es notablemente más generoso que en el sector privado y el sector público o la banca de desarrollo, en términos de plan, requisitos de edad, salario base o indexación al salario”.

Con dos artículos transitorios a la Ley de Presupuesto, la Cámara de Diputados pretende otorgar al Ejecutivo federal la atribución de asumir “una proporción de la obligación de pago de las pensiones y jubilaciones en curso de pago, así como las que correspondan a los trabajadores en activo”, tanto de Pemex como de la CFE.

De esta manera, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público podrá presentar, como parte del paquete económico 2015, el monto de los pasivos laborales que serán pagados como una obligación del presupuesto de egresos de la Federación.

El proyecto explica que en el caso de los trabajadores de la CFE se asumirán como deuda pública las pensiones y jubilaciones de los trabajadores contratados hasta el 18 de agosto de 2008, fecha en que los empleados de nuevo ingreso cotizan al esquema de cuentas individuales.

Para asumir ese pasivo laboral, los trabajadores bajo el régimen anterior a 2008 podrían adherirse de manera voluntaria al régimen de cuentas individuales.

El coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, explicó que si bien los pasivos laborales de Pemex y la CFE constituyen una deuda gubernamental, porque ambas son empresas del Estado, “buscamos ver qué proporción de los pasivos pasamos a deuda soberana, la admitimos, para dejarlas en posibilidad de competir de mejor manera con las empresas privadas”.

Sostuvo que no se trata de encubrir los excesos y lujos del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, porque “los errores en la administración o los abusos que se puedan haber cometido deberán ser subsanados”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: