Carta a los Diputados de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros UNTyPP

Publicado el Julio 30, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

energia

México, D.F., a 26 de julio de 2014
A: COMISIONES DE ENERGIA Y PRESUPUESTO
DE:
*SINDICATO “UNION NACIONAL DE TECNICOS Y PROFESIONISTAS PETROLEROS” (UNTyPP)
*COMITÉ NACIONAL DE ESTUDIOS DE LA ENERGIA (CNEE)

SRES. DIPUTADOS:

¿El pasivo laboral de PEMEX y CFE es culpa de los trabajadores?

Evidentemente ellos han creado un cúmulo increíble de recursos a lo largo de 76 años, que no sólo han dado base al desarrollo nacional, sino que son y han sido absolutamente suficiente para que se hubieran creado las reservas necesarias para dar respaldo adecuado y oportuno al pasivo laboral; la omisión de estas reservas no sólo muestra una clara responsabilidad administrativa, sino es consecuencia del saqueo fiscal y vía corrupción de que han sido víctimas PEMEX y CFE, y que ahora se quiere cargar a las y los trabajadores. Lo cual se agravará con la actual reforma energética que va ir extinguiendo las utilidades de éstas.

En los medios de difusión se ha señalado que la mayoría automática de la Cámara de Diputados pretende, transformar en deuda pública los pasivos laborales de PEMEX y CFE, en beneficio de los trabajadores. Sin embargo, esto es sólo un desplante mediático, que pretende engañar a los trabajadores de PEMEX y CFE, para simular que Peña Nieto va a respetar los derechos laborales y humanos de los trabajadores y jubilados, como lo ha planteado una y otra vez, faltando de manera absoluta a la verdad, pero al mismo tiempo, que servirá para que la población mexicana en general siga teniendo en mal concepto a los sindicatos y los derechos laborales adquiridos con justicia.

La realidad, es que los artículos 3º y 4º Transitorios de la Ley General de Deuda Pública, se traducen en un chantaje jurídico, que busca que los trabajadores de PEMEX y CFE hagan una renuncia masiva de sus derechos, entrometiéndose además en el régimen laboral interno de PEMEX y CFE, lo que resulta inconstitucional: “Deberán modificarse el contrato colectivo”, dice este Dictamen; “deberá modificarse el Reglamento de los trabajadores de confianza”, otra vez dice este Dictamen.

El Artículo 394 de la Ley Federal del Trabajo, es claro de que el contrato colectivo no puede concertarse en condiciones menos favorables para los trabajadores que las contenidas en contratos vigentes en la empresa o establecimiento. La Carta Magna y la ley de cita, declaran la nulidad de pleno derecho de toda renuncia de los derechos humanos laborales. Pero esto no tiene relevancia, a ustedes no les importa el estado de derecho.

Por otra parte, el gobierno federal no se obliga a llevar a cabo la asunción de este pasivo laboral, sino que se dice que “podrá” hacerlo, y no en la totalidad de este pasivo, sino sólo en su caso asumirá una “proporción” del mismo.

El chantaje jurídico, se traduce: en que si los trabajadores quieren que el pasivo laboral sea absorbido en los términos referidos, entonces los trabajadores de nuevo ingreso deberán pagar solos sus pensiones con sus propios recursos, mediante cuentas individuales que manejarán las Afores, las fraudulentas Afores, las desacreditadas afores; también significa, que en primera estos trabajadores ya no tienen asegurada una pensión; que serán pensiones de miseria; que deberán cotizar muchos más años, que se van a transferir cantidades multimillonarias al insaciable capital financiero, básicamente extranjero, tercero, que a los jóvenes del país, que pareciera que no son mexicanos, se les discrimina frente a los demás trabajadores, condenándoseles de por vida a empleos precarios, sin futuro. Y además, es un claro desmantelamiento del contrato colectivo de los trabajadores petroleros.

Por lo que hace a los trabajadores petroleros actualmente en activo, de manera progresiva, se les irán ajustando los parámetros para determinar sus pensiones, es decir, se les irá reduciendo el monto de las mismas y, además se les incrementará la edad para pensionarse, entre otros. En el caso de CFE, a los trabajadores en activo, con derechos generados para una pensión conforme al contrato colectivo de trabajo, se les sujetarán a mecanismos para que “voluntariamente” (entre comillas), opten por las cuentas individuales, por las Afores, como si fueran de nuevo ingreso.

En relación a las jubilaciones y pensiones en curso de pago, “se supone” que se les respetará; esto en tanto no se las desconocen como sucedió con los trabajadores ferrocarrileros, que quedaron con paupérrimas pensiones del IMSS.

Además de lo dicho, el pasivo laboral no se cubrirá con recursos presupuestales, esto es otro simulación, pues en realidad los acabarán pagando los propios trabajadores de PEMEX y CFE, pues los transitorios son claros en que: “La proporción de la obligación de pago que en su caso asuma el Gobierno Federal será por un monto equivalente a la reducción del pasivo laboral que resulte del acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo y el Reglamento de Trabajo a que se hace referencia en el párrafo anterior.” Es decir, si los trabajadores son despojados de 1,000 millones, serán mil millones los que irán a cubrir el pasivo laboral.

Concretamente, serán los trabajadores activos los que sufrirán a partir del momento en que se modifiquen los contratos colectivos una merma en sus derechos para garantizar las pensiones de los jubilados. Divide y vencerás, reza el dicho.

No hay pues, beneficio alguno para los trabajadores, sino saqueo de sus derechos laborales y humanos; el propósito real, es dejar a PEMEX y CFE sin cargas a costa de los derechos adquiridos por los trabajadores, para facilitar su desmantelamiento y privatización como lo reclaman las corporaciones, especialmente extranjeras; además esto permite crear un mercado de mano de obra más fluido para la transferencia a precio de remate de la mano de obra altamente calificada de PEMEX y CFE en beneficio de las empresas privadas. Es también un camino, para elevar el índice de expoliación de los trabajadores, para mayores recurso fiscales y, de utilidades para las empresas privadas, saqueadoras del patrimonio nacional.

En suma, nacerán corporativos inmensamente ricos, al lado de trabajadores pobres, al lado de un país también pobre y humillado.

En tal virtud, exigimos que se supriman los aludidos artículos 3º. y 4º. , Transitorios. Por ser un arquetipo de inconstitucionalidad e injusticia.

SINDICATO “UNION NACIONAL DE TECNICOS Y PROFESIONISTAS PETROLEROS” (UNTyPP)
COMITÉ NACIONAL DE ESTUDIOS DE LA ENERGIA (CNEE)

RESPONSABLES:
ING. MOISES FLORES SALMERON
SECRETARIO GENERAL-UNTyPP
ARQ. MARIO GALICIA YEPEZ
COORDINADOR NACIONAL COLEGIADO-CNEE
LIC. ALEJANDRO CORONA
COORDINADOR-UNTyPP
ING. HEBERTO BARRIOS
COORDINADOR DE JUBILADOS-UNTyPP
sriagraluntypp@gmail.com
gsilber24@yahoo.com.mx

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: