Leyes secundarias aprobadas por el Senado atentan contra los intereses del país: Bartlett

Publicado el Agosto 5, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

Foto - Proceso

Foto – Proceso

 • Sólo quedan pendientes dos minutas de la reglamentación de la reforma energética

“Se están abriendo las compuertas a un descontento social incalculable”, asegura Padierna

El pleno del Senado concluyó anoche el trabajo legislativo en torno a tres dictámenes de la legislación secundaria de la reforma energética, al avalar priístas, panistas y pevemistas los cambios que los diputados realizaron y que, según denunciaron en tribuna legisladores del PRD y PT, incrementan el riesgo de un “saqueo” de tierras y, derivado de ello, el surgimiento de conflictos sociales.

Con información de La Jornada

Los tres dictámenes, con las nuevas leyes de Hidrocarburos, de la Industria Eléctrica, de Energía Geotérmica, de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como modificaciones a otros ordenamientos, se aprobaron por mayoría dentro del periodo extraordinario que ayer se reinició, y fueron turnados al Ejecutivo federal para su promulgación.

Con ello, son cuatro ya los dictámenes que se remitieron al presidente Enrique Peña Nieto, y sólo faltan dos para terminar con las leyes reglamentarias. Se trata de las minutas con los ordenamientos presupuestales y fiscales para el nuevo esquema privado de explotación del petróleo y la electricidad, que este martes se comenzarán a discutir.

En el segundo paso por el Senado de los tres dictámenes se confrontaron nuevamente dos visiones: la del PRI y sus aliados, el PAN y el PVEM, y la de los legisladores perredistas y petistas. Los primeros, al insistir en que se resguardan los derechos de propiedad, y los segundos al advertir que no sólo se privatizan las riquezas del subsuelo, sino también las tierras, bosques y aguas, y se avanza al desmantelamiento de Pemex y la CFE.

• “Traición”

Al presentar un voto particular en contra, el coordinador del PT, Manuel Bartlett, advirtió que las leyes aprobadas “son un atentado contra la propiedad y los intereses de los mexicanos”. Indicó que “Peña Nieto traicionó a su población, a los campesinos, a los propietarios privados, porque así lo exigen las petroleras trasnacionales”.

Son corporaciones, resaltó, que no dudan en mandar matar o lanzar ejércitos contra aquellos que se les oponen. En igual sentido, la senadora perredista Dolores Padierna recordó que “cualquiera que conozca un poco la historia del país sabe que los conflictos por la propiedad de la tierra han generado movimientos sociales, revueltas y revoluciones”.

Con esas leyes, insistió, “se están abriendo las compuertas a un descontento social incalculable”, recalcó Padierna.

El presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, al presentar el dictamen, sostuvo que los cambios a la Ley de Hidrocarburos y la Ley de la Industria Eléctrica que llevó a cabo la colegisladora otorgaron “un trato más equitativo y certeza jurídica a los titulares de los terrenos, bienes o derechos sujetos a algún tipo de afectación por la exploración y explotación de hidrocarburos”.

Destacó asimismo que los diputados elevaron hasta 3 por ciento el porcentaje que la contratista deberá pagar a los propietarios por el uso de aquellas tierras en que se explote gas shale, y de 2 por ciento en el caso de hidrocarburos.

El perredista Alejandro Encinas resaltó que se trata de un esquema “absolutamente favorable al inversionista”, ya que si no hay acuerdo con el propietario se declara la “ocupación temporal” del predio en cuestión y el pago de contraprestaciones que recibirá el afectado “debe ser proporcional al beneficio que espera obtener el asignatario o contratista”.

De igual manera, su compañero de bancada Luis Sánchez señaló que el Estado debería tutelar el interés de los propietarios, de los pueblos y comunidades indígenas, y no poner como límite el 3 por ciento, sino dejar abierta la posibilidad de mayores negociaciones, para aspirar al 8 por ciento que se daba a los afectados en la Ley de 1925.

A la sesión no asistió el secretario general del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, y la defensa del gremio la debió asumir el también senador priísta y dirigente de la CROC Isaías Gonzáles Cuevas. El legislador había subido a tribuna para sostener que no habrá expropiaciones y que se respetan los derechos de los propietarios, cuando Layda Sansores, del PT, le respondió que mejor se preocupara por los trabajadores petroleros.

González Cuevas sostuvo que los derechos de los petroleros y los trabajadores de la CFE están resguardados, y no por el poder legislativo, sino por sus propios contratos colectivos, cuyo contenido es “irrenunciable”.

“A ver si no le pasa lo mismo que a Víctor Flores, que anda por ahí causando lástimas, ya que ni trabajadores tiene después de la privatización de Pemex”, le dijo Padierna,

Los tres dictámenes se discutieron en forma conjunta, pero se votaron por separado. El primero fue aprobado con 90 votos en favor y 24 en contra, y en los dos restantes fue 91-25.

Todas las reservas que presentó el PRD y PT fueron rechazadas. Aunque en días pasados la mayoría de los senadores del PAN, que intervinieron tanto en comisiones como ante el pleno, reivindicaron la legislación, ayer, antes de que se votara, el coordinador de los blanquiazules, Jorge Luis Preciado, en plática informal con el coordinador priísta, Emilio Gamboa, le dijo que no va a asistir a la promulgación de las leyes secundarias.

“Que el PRI cargue con el costo”, aseguró.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: