Una obsesión llamada Atenco

Publicado el Septiembre 8, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

YoSoy132-Atenco1-300x198

Por Miguel Alejandro Rivera
8 de septiembre de 2014

Esta semana lo más destacado, obviamente, fue que el Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, rindió lo que pareció ser su segundo informe de labores como presidente de México. El lunes mandó un escrito al Congreso y el martes, ante “puro cuate” y audiencia selecta, decidió dar un mensaje, el cual también fue televisado.

Seguramente en muchos medios usted ya vio las cifras engañosas que presentó el Ejecutivo sobre los “avances” del país, además de la sarta de quiméricos argumentos que utilizó para defender sus “súper” 11 reformas estructurales. Sin embargo, algo que es de llamar la atención es la mención que hizo EPN sobre la creación de una nueva terminal aérea para la Ciudad de México en la zona de Texcoco.

El gobierno federal anunció que este proyecto será construido en las proximidades al Aeropuerto Internacional Benito Juárez (AICM), por lo que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), comunicó que reactivará su lucha para proteger sus terrenos, luego de que el pasado mes de junio, en asamblea del comisariado ejidal de San Salvador Atenco, se aprobó el cambio de subsuelo de más de mil hectáreas de uso común a dominio pleno para poder enajenarla.

El 23 de octubre de 2001, el gobierno federal, encabezado por Vicente Fox, anunció que construiría el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, para lo que se requería la expropiación de 5 mil hectáreas de terrenos agrícolas ubicados en Texcoco. De igual manera, se puso en la mesa el proyecto Puebla-Panamá, un corredor industrial y carretero que abriría la puerta a las transnacionales por toda la parte sur del país.

Los dueños de las tierras a expropiar, haciendo movilizaciones al Zócalo de la Ciudad de México, Toluca y otras ciudades, lograron proteger sus terrenos durante meses, por lo que forman el FPDT.

El 2 de Agosto de 2002, el gobierno de Vicente Fox anuncia la cancelación definitiva del proyecto del aeropuerto, una gran victoria para la gente de Atenco, tomando en cuenta que la resistencia cobró la vida del ejidatario José Espinoza Juárez, debido a los golpes que recibió por parte de la Policía del Estado de México.

En aquel entonces los campesinos y ejidatarios, a quienes se les conocería después como “los macheteros”, por su manera de marchar y manifestarse portando largos y afilados machetes, celebraron hasta con un baile la victoria ante la tentativa de expropiación de sus tierras. No obstante, su tranquilidad se verá afectada nuevamente por las intenciones de Enrique Peña Nieto para seguir con el proyecto del aeropuerto en la zona de San Salvador Atenco, poblado que se encuentra a apenas 30 kilómetros del AICM.

La relación entre EPN, el FPDT y los pobladores de Atenco también tiene su propia historia, la cual está llena de violencia, injusticia, abuso de poder y represión. Este conflicto data de 2006 y es una de las razones por las cuales al entonces gobernador del Estado de México y ahora presidente del país, se le compara con un personaje represor de la historia mexicana, como lo es Gustavo Díaz Ordaz.

Este episodio es sumamente lamentable, pues las garantías individuales y los derechos humanos de los campesinos involucrados fueron pisoteados por el gobierno del Estado de México. Sin embargo, la sociedad civil pudo ponerse, por unos momentos, de tú a tú contra la represión gubernamental, un hecho histórico en nuestro país y que al parecer el actual Ejecutivo no ha podido olvidar.

El 3 de mayo del 2006, alrededor de las 7:00 horas, algunos vendedores de flores intentaron colocarse a las afueras del mercado Belisario Domínguez en Texcoco, Estado de México, lugar que ocupaban todas las mañanas. No obstante ese día, sin saber porque, algunos policías impidieron que estos se colocaran a vender, repito, como todas las mañanas.

Los floristas fueron apoyados por integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, quienes machete en mano confrontaron a los policías. Los pobladores cerraron la carretera Texcoco-Lechería, tomaron rehenes a algunos granaderos y resguardaron a los floricultores.

Javier Cortés, un niño de catorce años, muere con un tiro de arma de fuego. Se supone que en cuestión de manifestaciones no está permitido que la policía dispare, sin embargo, lo hicieron.

Las televisoras muestran imágenes realmente impactantes: los pobladores de Atenco hacen correr a los policías.

Tristemente, lo que en realidad es una victoria para el pueblo, que logra defender su territorio, los medios masivos lo presentan como una ola de bárbaros y desadaptados que no permiten la entrada de la “seguridad” que les brinda el Estado en su comunidad.

Muy a la usanza del propagandista Nazi de Goebbels – quien afirmaba que una mentira dicha mil veces se hace verdad- una imagen donde un granadero yace en el suelo y un campesino le golpea los genitales, es repetida cientos de veces para que el auditorio trague, digiera y acepte la propaganda; situación que servirá en justificar lo que se avecinaba.

La policía, ya con refuerzos necesarios para estar en una ventaja numérica de diez a uno, allanó casas particulares, llevándose hasta dinero si lo encontraban; golpeó a quien se le puso enfrente, detuvo a personas que no participaban en el conflicto y abusó sexualmente de algunas de las detenidas.

Represión, violencia desmedida, violaciones a los derechos humanos y violación sexual a varias de las mujeres de la población ¿Qué persona permite que los policías lleven condones a los operativos para utilizar el sexo como arma? En ese momento la lógica indica que Enrique Peña Nieto.

Los testimonios de las personas agredidas han sido documentados y son realmente escalofriantes; hay mujeres que cuentan el haber sido ultrajadas sexualmente por los policías mientras su rostro se restregaba con la sangre que inundaba los camiones donde trasladaban a los detenidos.

Recordemos, ¿por qué inició todo? Porque como ya dijimos, como todas las mañanas un grupo de floristas quería colocarse en el lugar donde vendían su mercancía. ¿Por qué inició la matanza del 68? Más allá del contexto histórico mundial, el pretexto tangible fue una riña en medio de un partido de futbol americano colegial ¿Un nuevo PRI en verdad es el que gobierna ahora el país?

Enrique Peña Nieto tiene una cuenta pendiente con los pobladores y ejidatarios de Atenco. En aquel entonces, muchos pusieron en tela de juicio su poder como gobernador cuando la Policía del Estado de México no podía controlar a trescientos manifestantes. Ahora, ya en la presidencia, con el anuncio de la construcción del nuevo aeropuerto, parece que viene el desquite de EPN contra una población que simplemente ha defendido sus tierras y su forma de vida, por lo que debemos estar alertas en este tema.

Que bajo puede caer una persona al alcanzar el poder y buscar su revancha a como dé lugar. Al parecer, a Enrique Peña Nieto, Atenco se le ha convertido en una obsesión.

Fuente: http://homozapping.com.mx/
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: