Jornaleros de San Quintín no aceptan aumento del 15%: “exigimos mejor salario y mejor trato”, reiteran

Publicado el marzo 31, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

jornaleros-migrantes

Redacción Revolución

El abuso contra los jornaleros de San Quintín, Baja California, es otro hecho deplorable de la carcomida sociedad mexicana. Hasta el día de hoy continúan adelante sus demandas, donde exigen un salario justo y trato digno, y al respecto se han pronunciado expresando que: “No estamos de acuerdo con el aumento del 15% en el sueldo, de la empresa más grande: Los Pinos”.

A su vez Fermín, uno de los líderes del movimiento, compartió al sitio Zeta: “Hay compañeros que están ganando 100 pesos, 120, 150, dijo, y solo hay un pequeño agricultor que paga a doscientos pesos, y la caja de fresa la paga a 20 pesos, por eso inicia esta lucha la madrugada 17 de marzo, bloqueando la carretera transpeninsular, solo de esa manera el gobierno se ha dado cuenta”.

“Exigimos mejor salario, mejor trato, por eso venimos a alzar nuestras voces, Por eso venimos para que la gente escuche de viva voz lo que pasa en San Quintín”.

Agregó que muchos compañeros se están solidarizando, mencionó el ejemplo de Oaxaca donde les apoyan maestros de la sección 22.

En sus exigencias también se hace presente la demanda para que las autoridades no violen más sus derechos laborales.

Retrato del abuso

Juventino Rosales, nació en Ensenada; tiene 30 años es casado y con dos hijos. Vive en San Quintín desde los 9 años y se dedica a la pizca de fresa. Al día gana aproximadamente entre 50 y 70 pesos, y hay compañeros de él que gana menos, según platica.

Señala que donde vive junto a su familia viven otras tres.

Es un terreno grande donde todos están distribuidos en tres cuartos; uno por familia. Un solo baño y una regadora para todos.

Señala que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no los atiende al ser trabajadores, además de recibir trato similar al de animales.

Menciona el caso de una chica que se amputó un dedo y “no la quisieron llevar al médico ahí la tuvieron”.

Su vida es un constante abuso por parte de terceros y lo único que busca, junto a sus compañeros, es que tenga una vida digna y respeto a sus derechos como individuo.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: