OHL: aquí y en España. En prenda, dos cabezas. ¿Quién sigue en la lista?.

Publicado el Mayo 19, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor Ocelotl.

EPN_orejón2

La Jornada / México SA / Carlos Fernández-Vega

Entre lo que dice que pagó (124 mil pesos) y lo que tendría que pagar –189 mil, si en realidad lo obligan a cubrir la multa que, según esto, le impusieron–, Apolinar Mena Vargas, ex secretario mexiquense de Comunicaciones, habría erogado más de 300 mil pesos, amén de sacrificar el hueso, por sus plácidas vacaciones en la Riviera Maya. De a 60 mil pesos por día de estancia en el bello Caribe mexicano. Sólo falta que OHL también le pague la sanción económica.

Así, las partes involucradas en el más reciente sainete mexiquense (es decir, el de la trasnacional española OHL y el gobierno del estado de México) consideran que el asunto ha quedado resuelto, toda vez que cada una de ellas ya cortó una cabeza para amainar el ambiente en la plaza pública (la de Mena Vargas y la de Pablo Wallentín, respectivamente). Decidieron cortar rápido para que el escándalo no escale (el siguiente peldaño hacia arriba se llama Enrique Peña Nieto). Entonces, como ya aportaron lo suyo, pues que siga la fiesta.

Sin embargo, ninguna de las partes ha tenido la delicadeza de explicar por qué una obra originalmente presupuestada en alrededor de 4 mil millones de pesos no sólo se mantiene inconclusa, sino que a estas alturas ya cuesta cerca de 11 mil 600 millones de pesos, es decir, casi tres veces más de lo aceptado en un principio por las partes, sin considerar los tramos que faltan por concluir o incluso por construir.

Tampoco, por qué el entonces gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, autorizó a la trasnacional, como regalo de despedida (tres meses antes de dejar el puesto), cuatro aumentos escalonados para el periodo 2013-2016, los cuales, en conjunto, representaron un incremento de 100 por ciento en las tarifas de peaje. ¿Más de 7 mil 600 millones adicionales a lo presupuestado y el doble tarifario en unos cuantos años, con obra inconclusa?, y nadie brincó.

Lo anterior, desde luego, no se cubre con la caída de dos cabezas (la de Mena Vargas y la de Wallentín), porque de entrada los defenestrados ni lejanamente pagan el desfalco referido ni el saqueo a los usuarios del Viaducto Bicentenario y demás obras que la trasnacional consentida del ahora inquilino de Los Pinos maneja en el estado de México. Y si la Contraloría mexiquense apenas tardó diez días para investigar, documentar y sancionar al ex secretario de Comunicaciones de la entidad, cuantimás tendría que haber metido la mano para saber qué paso, y por qué, con un presupuesto inflado por tres y un descarado incremento tarifario.

Tras el escándalo, el secretario particular de EPN en el estado de México, Eruviel Ávila, asegura que aún se desarrollan las investigaciones para determinar si OHL ha cometido algún ilícito en la operación y administración del Viaducto Elevado Bicentenario; en las indagatorias, dijo, apoya la Secretaría de la Función Pública y dos despachos expertos en auditorías, de reconocimiento internacional. El mandatario estatal prometió que los resultados serán públicos en cuanto terminen las indagatorias (La Jornada, Israel Dávila).

Pero resulta que el presupuesto inflado y el atraco tarifario se dieron desde cuatro años atrás, mientras el candidato Ávila, siempre chapeado, hacía campaña electoral para suceder en el cargo a su jefe Peña Nieto. Cuatro años han transcurrido, y a lo largo de ellos lejos de iniciar una investigación puntual sobre los excesos –por decirlo suave– de la trasnacional española, el gobierno del susodicho no ha dejado de pagar por una obra a precio inflado y que aún no concluye. ¿Nadie se dio cuenta del desfase, de que el presupuesto crecía inversamente proporcional al avance de la obra, de que las tarifas se disparaban al grado de ser nueve veces la inflación en el periodo de referencia?

Destapada la cloaca, ahora sí todos dicen que investigarán, que realizarán auditorías, que buscarán en el último rincón y que caerá quien tenga que caer, topará donde tenga que topar sin importar de quién se trate. Pues bien, de entrada ya tiene dos candidatos: el tío Arturo Montiel y el sobrino Enrique Peña Nieto, porque las cabezas de Mena Vargas y de Wallentín no sirven ni de botana.

Ahora que OHL hace olas en México y en su propio país, sin olvidar que la cabeza visible de la trasnacional es Juan Miguel Villar Mir, quien fuera ministro de Hacienda de España. No sólo aquí cuecen habas ni tocan las castañuelas. En su edición de ayer el periódico español El Mundo reseña lo siguiente:

La policía ibérica concluye que Jaume Matas (ex presidente del Partido Popular de Baleares y presidente del gobierno de esa entidad en dos ocasiones) diseñó el amaño del concurso para edificar el mayor hospital público de Baleares en 2006 para adjudicárselo a la constructora OHL. Tras más de un año de investigaciones coordinadas por la Fiscalía (de las Islas Baleares), la Unidad policial de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha elaborado su informe definitivo sobre la que se ha bautizado como Operación Tizona. En él acusa al ex presidente balear de trucar la licitación de Son Espases para otorgar su proyecto estrella al empresario Juan Miguel Villar Mir por 740 millones de euros (alrededor de 13 mil millones de pesos).

Agrega el rotativo que “‘Matas dio las órdenes a su consejera de Sanidad y posteriormente le facilitó un sobre diciéndole que en el interior obraban argumentos técnicos que motivaban la adjudicación a favor de OHL’, concluye el informe policial que va a servir de base para la interposición por parte de la Fiscalía Anticorrupción de una querella por fraude y falsedad. La UDEF recapitula las claves de la investigación y desvela el testimonio del concursante que concurrió con la oferta que hubiera resultado más barata para las arcas públicas”. Un empresario español “ha relatado a los investigadores que, cuando creía que el concurso iba a ser para él, un cargo del Partido Popular (el de Aznar y Rajoy) le dijo que debía pagar una comisión. ‘¿Tienes ya preparado el maletín?’, asegura que le espetó un concejal popular”.

Y remata: “los investigadores se han topado, entre otras cuestiones, con que el acta de adjudicación del concurso a favor de la constructora de Villar Mir fue elaborada antes de que se reuniera la Mesa de Contratación, dándose así la circunstancia de que ‘OHL ganaba sin que la mesa se hubiese pronunciado’”.

Las rebanadas del pastel

Entonces, la trasnacional aquí, allá y acullá, con la diferencia de que en México quieren apagar el fuego de OHL con dos cabezas de achichincles y muchas promesas, mientras que en España todo el aparato judicial y de investigación tiene las manos metidas para enchiquerar a los responsables. ¡Ole!

Twitter: @cafevega

D.R.: cfvmexico_sa@hotmail.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: