Con EPN persecución contra activistas está desatada; “su ignorancia tan grande como su represión”

Publicado el Mayo 20, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

Peña FT

(19 de mayo, 2015. Revolución TRESPUNTOCERO).- Las luchas por la defensa de la tierra emprendidas por diversas comunidades en el país, se han intensificado en los últimos años luego de que el gobierno y la iniciativa privada han pretendido por todos los medios implantar los denominados megaproyectos, que van desde la instalación de grandes acueductos, proyectos energéticos, hasta el establecimiento de empresas extractivas.

En este sentido, la criminalización y persecución de los grupos que han salido en defensa de las tierras y recursos naturales -que se oponen a estos proyectos por atentar contra la naturaleza y las comunidades- también se ha incrementado de manera considerable, dando como resultado que se encarcele o se ataque físicamente a los y las defensoras.

En palabras de Martin Velázquez, activista e integrante de las jornadas en defensa de la tierra, el agua y la vida, la represión siempre ha estado presente para aquellos que intentan detener la implantación de megaproyectos de corte neoliberal, que sólo privilegian el beneficio económico y dejan de lado las repercusiones al ambiente o las comunidades.

El activista manifestó que desde que México empezó a forjar su vida como nación, la defensa por el territorio siempre ha existido, y enfatizó que este aspecto, al implicar cuestiones de propiedad, también ha significado represión.

En entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO, señaló que hoy en día los gobiernos y “la oligarquía” han entrado a una etapa de descaro en donde reprimen abiertamente. Puntualizó que con los gobiernos neoliberales del país, especialmente desde el sexenio de Calderón, se ha encrudecido la persecución contra los activistas que defienden la tierra, el agua y los recursos en general.

“Los gobiernos, las oligarquías reprimen abiertamente. En el caso de los gobiernos neoliberales hacia la defensa de los territorios en los últimos 12 años, yo creo desde Calderón para acá se ha encrudecido esto, muchas de las luchas en defensa de la tierra y el patrimonio territorial y cultural de los pueblos han sufrido muertes de familiares, de dirigentes que se encuentran en pie de lucha”, dijo.

Al respecto señaló casos como la lucha emprendida en Guerrero contra el proyecto denominado “La Parota”, en donde tres activistas han muerto luego de oponerse a la construcción de la hidroeléctrica en la cuenca del rio Papagayo.

Asimismo, enfatizó que en la actual administración de Enrique Peña Nieto la represión “esta desatada” y explicó que aunque las estrategias para inhibir la lucha cambian, se mantienen constantes en aras de sofocar las acciones de quienes intenta defender sus comunidades.

“La represión cambia, las estrategias cambian, ahora meten a la cárcel a compañeros para que te entretengas sacándolos de ahí y poder desactivar el movimiento de resistencia de las tierras o los territorios, o de plano te reprimen, ya sea avalado por la misma gente de los municipios a través de los gobernadores o a través de policías federales disfrazados, pero siempre están ahí”, manifestó.

De igual manera recordó los hechos sucedidos en San Salvador Atenco cuando Peña Nieto aún se desempeñaba como gobernador del Estado de México. Dijo que la represión cometida contra los habitantes de este lugar, es el mejor ejemplo de las acciones emprendidas por el actual gobierno para erradicar las voces disidentes.

“Esto que pasó con Peña Nieto y que reproduce en todo el país. Su ignorancia es tan grande que su represión es igual de grande. Lo que pasó en San Salvador Atenco durante el intento de poner el aeropuerto es una muestra clara, eso es lo que ellos van a hacer, porque ellos sólo entienden el desarrollo de la infraestructura y los megaproyectos a cuestión de sangre, no les interesa otra cosa. Ya están quemados a nivel internacional en lo que respecta a los derechos humanos, con lo de Ayotzinapa, y ahorita ya está el descaro abierto, por eso los defensores debemos tener una estrategia muy clara de cómo resistir la defensa de los territorios”, comentó.

Por otro lado, habló sobre la creación de la gendarmería y apuntó que esta nueva división de la Policía Federal tiene como objetivo salvaguardar los megaproyectos y reprimir los intentos de resistencia emprendidos por las comunidades.

“Tiene un doble sentido crear la gendarmería: por un lado reprimes todo lo que sería procesos organizativos políticamente y por otro reprimes todos los procesos de resistencia territorialmente hablando, porque a final de cuentas ellos como oligarquía saben bien que los territorios pueden fácilmente resistir y con ellos se acabarían los grandes negocios, las ganancias para los de la cúpula”, dijo.

Al respecto citó lo sucedido en el puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, en donde el grupo delincuencial llamado Los Caballeros Templarios traficaban metales con empresas chinas.

“Lo que pasó en Michoacán entre narcotráfico, empresas transnacionales chinas y gobiernos locales, todo esa mezcolanza es el modelo que buscan y que reprodujeron en Guerrero, en Chiapas, en Oaxaca, en San Luís Potosí: las regiones más ricas en biodiversidad, y entonces estamos enfrentando al neoliberalismo más salvaje en su expresión de poder fáctico más aguerrido y más mortal”, sentenció.

Martín Velázquez señaló al modelo neoliberal como el responsable de esta oleada de megaproyectos, pues dijo, al ver al país desde esta perspectiva se busca utilizar la tierra de manera “productiva” sin importar las afectaciones que se produzcan.

“El modelo neoliberal es el responsable, en gran parte, de la crisis que vive la nación. Hoy en día no hay ni una posibilidad de que la ciudadanía tengamos la oportunidad de tener una vida con respeto a nuestros derechos, tenemos que estar todos los días exigiéndolos, y porque al final de cuentas México ha sido un Estado institucionalmente débil, pero siempre represivo. Cuando no eran los priistas oligarcas de los 50, 60 y 70, que reprimieron desde Rubén Jaramillo hasta el 68, eso tenía como cara el asesinato, la represión, la desaparición, la extorsión, la corrupción”, sentenció.

La articulación como herramienta para la lucha

El activista habló sobre la Caravana Nacional por la Defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida, encabezada por la Tribu Yaqui, la cual busca llegar al zócalo de la Ciudad de México el próximo 22 de mayo.

Dijo que esta iniciativa tiene como objetivo elaborar un manifiesto para llamar a realizar un “Plan de Ayala del siglo XXI”.

“Ya hay un antecedente de 50 organizaciones campesinas, pero ahora le vamos a dar más peso a la cuestión de la defensa de la naturaleza y la defensa de los territorios. La idea de nosotros es precisamente hacer una serie de discusiones, de foros, de todo lo que se recolectó en la caravana sobre la defensa de la naturaleza y ver como entramos a un proceso organizativo para no tener ninguna lucha aislada más”, apuntó.

Aunado a lo anterior dijo que es momento de unir los esfuerzos y dijo que si bien se ha presentado organización a nivel local, es necesario evolucionar y llevar las redes a un plano nacional.

“Ha habido muchos intentos, a veces regionalmente si quedan frentes, coordinaciones, articulaciones, pero nos falta algo más nacional y ahorita gracias a esta propuesta que hicieron los compañeros de la Tribu Yaqui, de que nos organicemos todas y todos, pues es algo bueno. Qué bueno que vino de ellos, ética y políticamente hablando es un empujón muy fuerte y esperemos que esto cuaje hasta donde dé y si no intentarlo otras mil veces, pero buscar que no haya ni una lucha aislada más”, manifestó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: