Las mentiras de Calderón por @abeloseguera

Publicado el Mayo 23, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

felipe-calderon-1

Columna de opinión de Abel Oseguuera

La semana pasada llamó la atención la aparición pública del expresidente de México, el panista Felipe Calderón. Acá por el norte salió a los medios de comunicación apoyando al candidato panista al puesto de gobernador Felipe de Jesús Cantú.

Verlo nuevamente en los medios de comunicación, con ese cinismo siempre le ha caracterizado, me obligó a recordarle una que otra cosa que él parece haber olvidado, pero primero debemos tratar de entender cuál es el juego se trae entre manos este gerente de medio pelo, digo, así fue señalado por algunos columnistas durante su mandato. Pues bien, él busca ganar popularidad al interior del partido para imponer a su mujer, Margarita Zavala, como presidente del comité ejecutivo nacional del PAN. Este año habrá elecciones internas.

Para ganar simpatías dentro del PAN, él y su esposa han emprendido una campaña a través de las redes sociales buscando exacerbar las molestias contra la dirigencia nacional ejercida por Gustavo Madero, a quien acusan de haber pactado con el PRI y por lo mismo dejar de ser una opción de oposición real.

Déjeme recordarle a Felipe que el PRI volvió al poder, no por injerencia de sus detractores partidarios, sino por el fracaso enorme que resultó ser su gobierno. Los mexicanos tendemos a valorar a los gobernantes de acuerdo a la percepción generalizada, eso es válido, pero lo importante es calificarlos de acuerdo a los números fríos. Veamos como estuvieron los números del gobierno calderonista, ahora que Margarita intenta mediante boletines mandados a los candidatos panistas, tratar de ocultar las desgracias de su marido como presidente y esconderlo tras sus faldas.

El crecimiento presume Margarita entre un 2.5 y un 5% es completamente falso, el crecimiento promedio de Calderón fue del 2.4% y cabe señalar que éste crecimiento fue el segundo más bajo de Latinoamérica, solo por encima de Haití. Y si tomamos en cuenta que los precios del crudo mexicano alcanzaron el máximo histórico durante el mandato de Calderón, la pregunta es obligada, ¿A dónde se fue este dinero? Bueno, también debemos recordarle que durante éste mismo sexenio la OCDE elevó del lugar 26 al 33 a México en combate a la corrupción. El fraude cometido por Oceanografía en detrimento de Pemex y de Banamex supera por mucho, que digo, muchísimo, los contratos ejercidos por Higa u OHL en el Estado de México. Luego viene la enorme cantidad de contratos brindados al padre de su exsecretario de gobernación, Juan Camilo Muriño, trágicamente fallecido en un accidente aéreo en la capital mexicana, y a quien lloró como viuda desconsolada.

La corrupción creció de manera alarmante, incluyendo a un hermano de Margarita, Hildebrando, quien usó su empresa para ejercer la facturación digital que hoy rige en la SHCP y que dejó sin empleo a miles de mexicanos de la industria de impresión.

Pero el más duro número que panistas y pueblo en general debe restregarle en la cara tanto a Felipe como a su defensora Margarita Zavala son los más de 100, 000, entre muertos y desaparecidos, víctimas de su atroz guerra contra el narcotráfico. Situación no se vivía en México desde la Revolución Mexicana. Contando a cientos de hombres y mujeres asesinados a sangre fría por miembros de las fuerzas armadas y a quienes sin mediar juicio se les contabilizaron como bajas del crimen organizado. Víctimas que por ser confundidos o estar en el lugar equivocado a la hora equivocada fueron acribillados, como los estudiantes del Tecnológico de Monterrey, luego el rector fue depuesto por haber hecho público el abuso de la autoridad. Porque la prepotencia fue una de las características de ese devastador sexenio.

Ya en el rubro de la seguridad, los desencantos fueron mayores cuando con bombo y platillo se anunció el arresto de 31 alcaldes y funcionarios de Michoacán, mismos salieron libres una vez se probó su inocencia. Todo para desprestigiar al PRD y abrir el camino a la gubernatura para su hermana, la Cocoa, hoy nuevamente candidata del PAN al mismo puesto y seguramente con el mismo resultado de hace 3 años. También está el lamentable caso de la francesa Florence Cassez, detenida junto a su novio el líder de una banda de secuestradores Los Zodiacos, Israel Vallarta.

El montaje efectuado entre Genaro García Luna y la empresa Televisa para publicitar la lucha contra el secuestro violentó los derechos de presentación de los detenidos y por lo mismo la Suprema Corte de Justicia le concedió su libertad. Cabe señalar que esto sucedió ya en el sexenio de EPN, pero había un proyecto de libertad anterior que por presiones de la Presidencia de Calderón no se llevó a cabo. El hecho es, si la Cassez era culpable, la estupidez del gobierno derivó en su libertad, y si era inocente, esa misma estupidez, la mantuvo presa varios años.

Casos como estos le hubiesen costado el trabajo a cualquier funcionario, pero no a García Luna, quien ejerció de Secretario de Seguridad Pública Federal hasta el fin del sexenio. Pero no fueron los únicos casos, están también los de los militares acusados falsamente por medio de los famosos testigos protegidos, mismos fueron usados una y otra vez contra indiciados a los cuales era imposible probar delito alguno. Pero los desastrosos resultados de la administración Calderón no deben sorprendernos ya que árbol que nace torcido jamás sus ramas endereza. Basta recordar Felipe Calderón llega a la Presidencia mediante un fraude electoral orquestado por su predecesor el también panista Vicente Fox. Aclaro, tan el fraude existió que el mismo Fox lo aceptó durante una conferencia en una universidad en EU. Haciendo gala de su incontinencia oral Fox detalló que si no fuese por aquella intervención suya hubiese ganado López Obrador.

Fue entonces cuando Calderón dijo: “Haiga sido como haiga sido”. Refiriéndose a los señalamientos de este fraude electoral. Pues bien, desde entonces Calderón decidió jugar a los soldaditos, se puso una casaca y gorra militar y declaró la guerra al narcotráfico. Luego dijo no había tal guerra, ya para cuando el crimen le había ganado todas las partidas. No se necesita hacer mucha memoria, durante el sexenio de Calderón se perdió la seguridad de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Guerrero, y muchos estados más. Por la violencia y el control del crimen se esfumó el 60% del hato ganadero de Tamaulipas, se fugaron millones de dólares en inversión extranjera, se desplomó el turismo de playa y desapareció el turismo cinegético, eso en el campo, pero la industria maquiladora sufrió los embates del crimen y las malas decisiones gubernamentales, durante ese gobierno cerraron más de 600 maquiladoras en todo el país.

Felipe, tus números son devastadores como para que ahora vengas a darnos sermones de buen gobierno. No solo fuiste un inepto como Presidente, sino además un criminal, por las muertes provocadas por tus órdenes abusivas y por dejar en estado de indefensión a millones de mexicanos. Durante tu gobierno se cumplió aquella primicia de: “Un líder de primera se rodea de gente de primera, pero un líder de segunda se rodea de gente de tercera y cuarta”.

La UNAM realizó un estudio para determinar la capacidad de los gabinetes presidenciales posrevolucionarios, se valoró de acuerdo a las capacidades, experiencia y curricular. El resultado fue que el mejor gabinete estaba conformado bajo la administración del Presidente Adolfo Ruiz Cortines y adivine usted amigo lector cual fue el último lugar; efectivamente el de Calderón. Por eso los resultados son más que evidentes. No solo provocó la peor crisis de inseguridad de la historia posrevolucionaria, sino además generó una crisis económica devastadora para las finanzas públicas. Porque Margarita también presume del crecimiento de las reservas internacionales, lo cual es solo una figura perversa y amañada.

Le explico porque; Efectivamente las reservas internacionales crecieron, pero también lo hizo de manera alarmante la deuda interna, entiéndase la emisión de Cetes. Si analizamos la balanza comercial, la cuenta corriente y los ingresos fiscales, descubriremos que ni hubo superávit fiscal, ni comercial, entonces, ¿de dónde vinieron los fondos para las reservas internacionales? Por supuesto, de la emisión de deuda interna o Cetes. Esto equivale a sacar fondos de una tarjeta de crédito que cuesta un interés de 5% anual y depositarlo a plazo fijo en una inversión que paga el .5%. Un negocio absurdo si lo ponemos de esta manera. Pero así lo hicieron para no ahuyentar a los inversionistas extranjeros y mantener el tipo cambiario fijo. Claro esto no podía sostenerse mucho tiempo. Así que; Margarita no presumas lo que en verdad debería entenderse como una pésima operación financiera del gobierno de tu marido.

Ahora sale Felipe a embestir al Bronco, candidato independiente para la gubernatura de Nuevo León y quien encabeza las preferencias electorales. Esto más bien parece ser un favor hacia el segundo lugar en las preferencias, pero no es del PAN sino del PRI. Y acusa al Bronco de dictador y parecerse a Hugo Chávez y Evo Morales, como en su tiempo acusó a López Obrador, quiere repetir la medicina. Pero hay diferencias; Hugo Chávez fue un traidor para la democracia, igual que tú Felipe, pero Evo es muy diferente, ya quisieras tener la décima parte de popularidad y cariño de su pueblo que tiene Evo, pero sobre todo ese amor y nacionalismo que tú adoleces. Una última pregunta Felipe; ¿Cuánto te ganaste con la compra del avión presidencial? El pueblo tiene memoria Felipe y si se les olvida, estamos nosotros los que llevamos un registro histórico del acontecer nacional.

Contacto: abeloseguerakernion@gm

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

One Reply to "Las mentiras de Calderón por @abeloseguera"

gravatar

MonaLisa  on Mayo 25, 2015

Hugo Chávez no fué un traidor a la democracia, por lo demás de acuerdo