Anoche: El PAN alcanzaba 21.21 y Morena 10.10; el PRD fue desplazado al cuarto lugar

Publicado el Junio 8, 2015, Bajo Política, Autor MonaLisa.

Con 21.20% de casillas, el PRI se perfila como primera fuerza política: PREP
004n1pol-1
Foto, Consulta del PREP, en la macrosala de prensa instalada en el Instituto Nacional ElectoralFoto Cristina Rodríguez

Al cierre de esta edición, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) arrojaba que, con 21.20 por ciento de las casillas computadas, la participación ciudadana era de 43.6 por ciento. Asimismo, el PRI se perfilaba como primera fuerza, con 26.49 por ciento de los votos, frente a 21.21 que alcanzó el PAN; hasta ese momento, Morena era la tercera fuerza, con 10.10 por ciento.

La división de la izquierda entre el PRD y Morena repercutió en un importante retroceso del sol azteca, aun en las entidades donde era gobierno. En el Distrito Federal mantenía una cerrada pelea con Morena, que incluso lo aventajaba en votación general con 23 por ciento frente a 18 del perredismo, aunque a nivel de distritos se perfilaba la división entre ambas fuerzas.

Alonso Urrutia, Fabiola Martínez y Claudia Herrera / Periódico La Jornada, Lunes 8 de junio de 2015

En Morelos, Tabasco y Guerrero, el surgimiento de Morena provocó al PRD retroceder seriamente frente al PRI. En Tabasco, iba abajo del PRI en 4 de los 6 distritos, mientras que en Morelos sólo tenía delantera en 2 de los 5. Morena tuvo votaciones por arriba de la media en las entidades donde el sol azteca era fuerte y en algunas otras, como Baja California, donde estaba por encima del promedio.

De acuerdo con el PREP, con 8.72 por ciento de los votos capturados el PRD ocupaba el cuarto puesto, mientras que el Partido Verde, con su polémica campaña realizada en el borde de la ilegalidad, llegó a 7.3. Sin embargo, su votación en Chiapas, entidad que gobierna con Manuel Velasco, tenía casi cinco veces más que su promedio nacional, 37 por ciento.

De igual forma, con las cifras del PREP había dos partidos cuyo registro estaba en riesgo: el Partido del Trabajo y el Humanista. En el primer caso, tras varias elecciones coaligado, la alianza parcial con el PRD no le servía hasta anoche, pues su votación oscilaba alrededor de 3 por ciento, mínimo legal requerido. En cuanto al Partido Humanista, todo apuntaba a que también se quedaría sin registro legal.

Por lo que hace a la participación ciudadana, ésta llegó a 43.6 por ciento, con 21 por ciento de las actas computadas. El nivel más alto lo tenía Yucatán, con 64.6 por ciento, seguido por Nuevo León, con 59.4. En Oaxaca, la asistencia fue de 37 por ciento, una de las más bajas del país, sólo por encima de Quintana Roo, con 36.1 por ciento. Por debajo de 40 por ciento estuvieron Sinaloa, Tlaxcala y Puebla.

Al cierre de esta edición había poco más de 20 por ciento de resultados, con lo cual el PRI tenía 26.52 por ciento de la votación, pero se reportaban entidades que se perfilaban con triunfos priístas.

En Coahuila, el tricolor aventajaba en 6 de los 7 distritos con una distancia considerable respecto del PAN; en Chihuahua, el priísmo llevaba la delantera en 7 de los 9 distritos electorales, contra 2 del PAN, aunque en todos los casos con un margen estrecho en función de las casillas que iban contabilizadas; en Durango, con 37 por ciento de votos el PRI se aprestaba a ganar los cuatro distritos en disputa.

Hidalgo también se perfilaba para que el Revolucionario Institucional obtuviera la totalidad de los 7 distritos electorales, pues ya tenía un margen importante de diferencia; en Nayarit, el PRI también iba adelante en los 3 distritos en disputa; en Morelos, gobernado por el PRD, el priísmo ganaba en 3 de los 5 distritos, mientras que los otros dos estaban repartidos entre PAN y PRD; en Quintana Roo, el tricolor tenía ventaja en 3 distritos, aunque en dos de ellos con margen muy estrecho; en Tamaulipas, mantenía la delanatera en 7 de los 8 distritos; Tlaxcala y Zacatecas también se perfilaban como entidades plenamente priístas.

En cuanto al Partido Acción Nacional, las tendencias de votación lo ubicaban en algunas entidades con importantes ventajas, como en Baja California, Aguascalientes, Colima, Guanajuato y Queretaro. En tanto, hubo entidades donde la disputa entre PAN y PRI por la mayoría de los distritos era reñida. Estas son: Jalisco, Nuevo León, Puebla, Veracruz y Sinaloa.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: