‘Abatimiento’’ de civiles como presuntos delincuentes es una ‘‘política de Estado’’

Publicado el Julio 3, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

ayotzinapa-fue-el-estado1
REVOLUCION 3.0
Un colectivo de organizaciones no gubernamentales (ONG) plantea que elementos del ejército mexicano deben dejar funciones propias de la policía, debido a abusos de la fuerza que terminan en delitos como el ocurrido en la bodega de Tlatlaya.

Insistieron en que el hallazgo de la orden de relevo y designación de mando en esa matanza obliga a una investigación, pues órdenes de ese tipo no se sostienen en un estado democrático de derecho. Condenaron la violencia de cualquier lugar que proceda, pero dijeron que es mucho más grave la que se ejerce desde la estructura del Estado.

En la conferencia estuvieron, entre otros, Perseo Quiroz, de Amnistía Internacional México; el sacerdote Miguel Concha, del Centro Fray Francisco de Vitoria; José Antonio Guevara, del Centro Mexicano de Defensa y Promoción de Derechos Humanos; Haydeé Pérez, de Fundar Centro de Análisis e Investigación; Édgar Cortez, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, y Ernesto López Portillo, del Instituto para la Seguridad y la Democracia llamaron a un “plan de salida” para hacer efectiva su petición.

Aseguraron que el ‘‘abatimiento’’ de civiles como presuntos delincuentes es una ‘‘política de Estado’’, y lo ocurrido en la bodega de Tlatlaya confirma que no se trata de un hecho aislado, como se pretende difundir.

Mario Patrón, del Centro Pro, señaló que la orden de “abatir a los delincuentes en horas de oscuridad”, no se sostiene en el propio derecho internacional humanitario que rige todos los conflictos armados o los internos en las naciones. “Estamos viviendo, de facto, en un estado de excepción que está constituido por este tipo de órdenes de operación, que son un incentivo a violaciones graves de derechos”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: