Despiden a reportero por haber participado como candidato de Morena a presidente municipal en Chiapas

Publicado el Agosto 31, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

asesinato periodistas
REVOLUCION 3.0
Desde todos los municipios de Chiapas han alzado la voz, en distintas ocasiones, periodistas y analistas de opinión que aseguran que sí, en efecto, “en el estado la mayoría de los medios de comunicación están vendidos con el gobernante en turno”, y no es una denuncia reciente, y de ella también forma parte la sociedad en general a lo largo de décadas han manifestado que principalmente la prensa escrita es la que durante décadas se ha mantenido “al servicio de su principal cliente”: el gobierno estatal y municipales.

Se ha asegurado que en Chiapas no se tiene medios de comunicación que trabajen en favor de la ciudadanía, porque se han dedicado a ocultar información de suma importancia, mientras enaltecen a autoridades locales y estatales, aun cuando los abusos y robos que ha venido cometiendo son cada vez más evidentes, todo ello, “sin la más mínima calidad ética”.

En distintas ciudades de la entidad se pueden observar como los reporteros de varios medios escritos han convertido a las oficinas de comunicación social de los ayuntamientos o del Palacio de Gobierno de la capital en sus salas de redacción alternativas, comen ahí, conviven con los encargados de dichos departamentos y redactan las siguiente nota que aparecerá mañana.

Aún con esto, aunque es evidente la escases de información veraz, precisa y objetiva, sí existe, sin embargo ha sido motivo de despido de reporteros y columnistas a los que se les ha advertido que de seguir ‘golpeando’ al gobierno tendrán que irse, es así como optan separarse de su oficio y seguir de forma independiente.

Carlos Herrera Hernández ha ejercido el oficio de reportero durante aproximadamente 20 años, en los cuales se ha dedicado al “periodismo social”, como lo llama él a la investigación y redacción de temas apegados a las problemáticas del pueblo, de aquel estrato de la sociedad a quien pocos toman en cuenta porque les ha resultado más importantes las declaraciones de los políticos de renombre.

Publicó durante ese mismo tiempo, como corresponsal en San Cristóbal, para el periódico Cuarto Poder, con cede en Tuxtla Gutiérrez, dedicándose a la investigación de diversas problemáticas en 18 regiones que conforman a su municipio. Su trabajo hecho sacudir fibras gubernamentales o de otras autoridades en distintos casos, por lo cual ha padecido ataques en distintas ocasiones.

El último lo recibió por parte del periódico para el cual trabajó, Cuarto Poder; “esta empresa tienen intereses con el gobernante en turno, lo anterior es una realidad, no es ni suposición, porque se ha podido comprobar de distintas formas, siendo afines al gobierno de Velasco Coello, el medio basa un 80 % de su contenido en ‘enaltecer y publicar las acciones” del PVEM y de Velasco, como lo hizo en su momento con otros políticos”, afirma el periodista Carlos Herrera a Revolución TRESPUNTOCERO.

El periodista contendió en la pasada elección chiapaneca, cuyas votaciones fueron el 19 de julio, el participó como Candidato a la Presidencia Municipal, él narra que los días previos al inicio de la campaña política, viajó a Tuxtla Gutiérrez para solicitar un permiso para distanciarse de su medio mientras duraba el periodo electoral, esto movido por la conciencia y ética, de no utilizar un medio como plataforma política.

Dicho permiso no se le otorgó, la Directora General del medio, María Morales le dijo “tú vienes a pedir un permiso, cuando lo que deberías estar pidiendo es tu renuncia”, Carlos Herrera asegura que el tono fue “prepotente y a la vez burlón”, él le explicó que en 20 años de trabajar con ellos, nunca tuvieron una duda o queja sobre su trabajo, por lo tanto consideraba que se merecía tomar un ‘receso’ del mismo y volver al final de su proyecto político.

También le recordó a la directora, que durante el gobierno de Pablo Salazar cuando el medio fue duramente golpeado por éste, y muchos periodistas decidieron irse del lado gubernamental o simplemente alejarse por miedo, él fue uno de los pocos que se quedó, pero ninguna explicación tuvo peso alguno.

“Como  reportero en Chiapas no hay un salario digno, mucho menos de prestaciones, de los 20 años que trabajé para ese medio, estuve casi 15 años trabajando por pago con honorarios, casi no me dejaba ingresos, ya que la nota me la llegaron a pagar entre 50 y 60 pesos, sin vacaciones, ni días de descanso y tampoco pago de aguinaldo, tampoco viáticos, por moverme a distintas comunidades, pero seguí por amor a mi oficio y porque hay muchas denuncias que no pueden permanecer escondidas”, comenta Herrera.

El periodista se dio cuenta que su negativa a que siguiera trabajando ahí no era por convertirse en candidato a la presidencia municipal, sino porque era un candidato de MORENA, ya que María Morales, después de una conversación de casi hora y media, en donde el periodista le intentó explicar el porqué no tenía que pasar de permiso a renuncia, ella le afirmó “ve ahora por tu liquidación, eso te va a servir para que compres algunas despensas para tu campaña”, en tono de burla, a lo que él le respondió que no lo haría porque no tenía nada que ver con la manera en las que él se planteaba la política.

Carlos Herrera contendió por Morena, en unas elecciones a decir por la ciudadanía, plagadas de irregularidades y calificadas como “elecciones de Estado”, lo que lo llevó a impugnar los resultados, haciendo en un primer momento llamados a manifestarse, a los cuales respondió gran parte de la ciudadanía en distintos barrios, comunidades, acompañados por organizaciones sociales y hasta otros partidos políticos agraviados con la “elección de Estado” de la localidad y en el estado.

Hace algunas semanas regresó al periódico Cuarto Poder para hablar con la directora general, quien lo envió a Recursos Humanos por su liquidación, a lo que Carlos Herrera aceptó, quien lo atendió le aseguró que haciendo “los cálculos necesarios”, por su trabajo de 20 años en el medio, obtendría una liquidación por mil 700 pesos, el periodista se inconformó pero no admitieron ninguna de sus quejas.

“Casi, casi me dieron un peso de indemnización por cada año que trabajé con ellos, pese a que les expliqué, me dijeron que eso era lo que me correspondía y que firmara mi renuncia, pero no lo hice, esperé mucho tiempo antes de darlo conocer, pensando que podríamos solucionar el problema pero no fue así, el fin de semana lo di a conocer porque el medio no se volvió a comunicar conmigo, lo que me motivó a dar a conocer un caso grave de represión, en contra de quién no está a favor del gobierno”, asegura Herrera.

Esto también lo asegura, por un acontecimiento, al que califica como ‘medular’, cuando María Morales afirma, “cómo fuiste a meterte ahí, cómo  puedes pertenecer a Morena, con ese Andrés Manuel López Obrador, todavía hubiera sido de otro partido, te acepto y hubieras seguido aquí, pero no así que tienes que renunciar, porque aquí ya no eres bienvenido”.

Aunque el medio de comunicación no atacó directamente a MORENA durante la campaña electoral, la cobertura, asegura Herrera, fue dedicada totalmente a los candidatos del Verde Ecologista, PRI y los otros dos partidos que giran en torno al PVEM, los cuales son Mover a Chiapas y Chiapas Unidos; “había un interés político que se reflejó en la manera en que se venía trabajando las campañas principalmente porque se publicaron planas completas a color en ese medio a favor de dichos partidos, se puede hablar sin duda de una amplia, fuerte y excesiva cobertura, dichos candidatos estuvieron siempre en las páginas del Cuarto Poder y otros medios oficialistas”, puntualiza Herrera.

Bajo el argumento de discriminación, maltrato y violación a derechos políticos, el periodista procederá jurídicamente. El tema ya es conocido por ciudadanía y organizaciones no gubernamentales a nivel nacional e internacional que han ofrecido su respaldo a Herrera, cuyo fundamento es que se trata de “un caso muy grave de despido injustificado y violación a derechos laborales y políticos”.

“En cuanto censura en este periódico, así como el 90 % de los medios de comunicación que se encuentran al servicio del gobierno de Chiapas, la regla de oro es que no se dice ni siquiera una mala palabra en contra del gobernador en turno, antes de este despido fulminante a mí ya me habían despedido tres veces anteriormente, en alguna ocasión fue porque se dijo que hablé mal del gobernador, cuando siempre lo hacía nada más que en una ocasión se le pasó eliminar eso de mi nota al editor, como habitualmente lo hacía, en algún momento, hace ya varios años, cuando saqué una nota cuestionando la inacción del gobernador ante un caso grave, el dueño de Cuarto Poder me dijo ‘cómo vas a publicar eso, no sabes que él es quien nos paga’, de ese tamaño es la situación aquí en Chiapas, eso me lo dijeron hace 18 años pero sigue dándose esa situación y ahora con mayor intensidad y no va a cambiar porque los dueños están supeditados, casi el 80 % del contenido de un medio va dedicado a la publicidad oficial (explícita o encubierta)…

Aquí funciona la típica frase del gobierno corrupto ‘yo no pago para que me peguen’, yo aguanté mucho tiempo porque aunque me permitieron publicar las problemáticas, recortaban alguna mención al gobierno, en Chiapas esa es la única opción, lamentablemente en nuestro estado es común que se apoye al gobernador en turno, por eso me decidí a denunciar la censura y exigir un alto a todos estos atropellos que ahora mismo siguen sufriendo mis compañeros, no solamente de Cuarto Poder, sino de la entidad por completo, porque aquí no se respeta el trabajo de mis compañeros”, afirma Carlos Herrera.

Los problemas con Cuarto Poder también han incluido despidos de reporteros que han hecho intentos de fundar un sindicato, el cual aunque ha estado a punto de surgir, ha sido desechado, en todas estas ocasiones ha participado Carlos Herrera, quien asegura que el medio ha bloqueado el surgimiento de este tipo de asociación, lo cual otros compañeros que en algún momento participaron y ya no trabajan en el periódico lo han confirmado a este medio.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: