Aunque Javier Duarte no ha acreditado total de deuda pública, pide reestructuración y permiso para más créditos

Publicado el octubre 31, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

DUARTE
REVOLUCION 3.0
Diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) exigieron al Congreso local de Veracruz, no aprobar la solicitud de deuda pública impulsada por el gobernador de la entidad, el priista Javier Duarte, en tanto que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no concluya las investigaciones y auditorías que lleva a cabo por el presunto desvío de recursos en pasados ejercicios fiscales.
La solicitud fue presentada a través de un punto de acuerdo en la sesión ordinaria del pasado martes 27 de septiembre y fue suscrita por los legisladores Cuitláhuac García Jiménez y la coordinadora de la bancada de Morena, Rocío Nahle.

Los diputados federales recordaron que en el Informe del Resultados de Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013 -entregado a la Cámara de Diputados por el auditor superior de la federación, Juan Manuel Portal- quedó evidenciado el desorden financiero en que tiene sumida a su entidad el priista, pues durante su mandato, el estado costero resultó ser una de las entidades federativas con el “desempeño más desfavorable” en el ejercicio fiscal de 2013, tomando en consideración el índice de desempeño de la gestión del gasto federalizado.

El total de la deuda se desconoce, pues la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado tiene registrado sólo dos conceptos de endeudamientos: el primero con bancos y otro clasificado como “otros instrumentos de deuda”; además, tampoco existen registros ni monitoreo de créditos, préstamos, ni la reestructuración de los pasivos del estado.

Aunque grupos políticos afirman que la deuda y quebranto financiero de la entidad asciende a más de cien mil millones de pesos, Javier Duarte no ha hecho público el total de la misma y el pasado 20 de octubre solicitó al Congreso de su entidad, aprobar un nuevo endeudamiento, a través de la reestructuración de la deuda pública.

Datos fantasmas

En la iniciativa de ley presentada, el gobernador argumenta que “la LXII Legislatura del Honorable Congreso del Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave… autoriza al Ejecutivo del estado, a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación, la contratación de financiamientos para la reestructuración de deuda pública vigente y de las obligaciones pendientes de pago con terceros, así como la afectación de participaciones federales del estado, como fuente de pago o garantía de los financiamientos a contratar”.

Cabe señalar que en la Ley de Ingresos para el Estado de Veracruz correspondiente al ejercicio fiscal 2011, el Congreso autorizó la reestructuración de deuda pública por un monto de hasta 12 mil 600 millones de pesos.

Para contratar deuda destinada a realizar pagos a terceros por conceptos como ejecución de obras, contratación de servicios y adquisición de bienes, el Congreso aprobó un monto de hasta 17 mil 400 millones de pesos. Los legisladores locales aprobaron la contratación de deuda a través de uno o varios créditos con bancos o mediante “instrumentos bursátiles” a través del mercado de valores; es decir, en 2011, el Congreso autorizó 30 mil millones de pesos para reestructurar la deuda.

Sin embargo, en el documento, los diputados de Morena sostienen que las cifras antes descritas no corresponden a la base de datos publicada por la SHCP, ni tampoco pudieron verificarse en el último informe presentado por el estado.

Nuevas deudas…

En la iniciativa presentada por Duarte el pasado 22 de octubre al Congreso local, se argumenta que, como resultado de la “reestructuración y la disciplina financiera llevada a cabo en 2011”, se logró mejorar el riesgo crediticio que las agencias calificadoras asignaron a la entidad.

Además, el gobernador de Veracruz –entidad catalogada como la más insegura para el ejercicio del periodismo- reconoce que desde el año pasado, la entidad ha resentido los efectos desfavorables del comportamiento económico nacional que ha llevado a un entorno extremadamente complejo y altamente incierto.

En este contexto, los diputados de Morena exigieron al gobernador priista asumir su responsabilidad e informar a la ciudadanía y a las autoridades el monto de la verdadera deuda, además de reconocer la crisis que persiste en Veracruz, con el añadido de que el ex gobernador –también priista- Fidel Herrera, dejó una deuda pública de más de 11 mil millones de pesos.

De acuerdo a los cálculos de Morena, en cinco años de la administración de Duarte, la deuda reportada ante la SHCP es de más de 44 mil 470 millones de pesos; es decir, la deuda pública se incrementó al 300%.

Con la iniciativa de Javier Duarte –sostienen los legisladores de Morena- se pretende la celebración de una operación de refinanciamiento por un monto de 5 mil millones de pesos, para el pago de la deuda pública vigente, la cual tendrá como fuente de pago el derecho y los ingresos de hasta 25% del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento en la Entidades Federativas (Fafef).

Además, se busca la contratación de financiamiento por mil 700 millones de pesos, con el objetivo de que los recursos sean destinados a obras y acciones sociales básicas, mismos que tendrán como fuente de pago, el derecho y los ingresos de hasta 25% del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social que corresponde al Estado (FAIS/FISE).

Como tercera medida, Duarte pretende contratar un financiamiento por 15 mil millones de pesos, mismo que sería destinado al pago de deuda pública y “tendrá como fuente de pago los ingresos provenientes del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal”.

Una cuarta propuesta consiste en que el Congreso autorice que los montos de “amortizaciones” que se realicen por la aplicación de los recursos obtenidos del crédito que se contrate teniendo como fuente de pago el Fafef, se pueda reflejar en un monto equivalente de financiamiento destinado a inversión pública productiva.

“La iniciativa de Duarte busca comprometer los fondos federales para pagar el quebranto financiero del estado. Asimismo, intenta que los recursos obtenidos de los financiamientos sean depositados en fideicomisos que no formen parte de la administración pública federal, violando, según nuestra interpretación, las leyes referentes a los fideicomisos públicos”, argumentan García y Nahle.

Además de considerar reprobable la iniciativa para obtener mayor financiamiento presentada por Duarte, Morena sostiene que el actual gobernador, Fidel Herrera y funcionarios del actual gabinete son los principales responsables del quebranto financiero del estado.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: