Con el ATP México debe extender exención de aranceles a más países

Publicado el Noviembre 9, 2015, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.

acuerdo nacional transpacifico
LA JORNADA
Granos básicos, huevo, atún, sal, aceites comestibles, verduras y frutas, e incluso bulbos de maguey y henequén forman parte de los productos que podrán importarse sin el pago de aranceles de todos los países que conforman el Acuerdo de Asociación Transpacífico (ATP), aunque las naciones con las que México tiene acuerdos comerciales, principalmente Estados Unidos y Canadá, ya gozan de tal exención.
En el caso de la leche y sus derivados, cuya industria es considerada sensible en México, el gobierno aceptó que se importen sin el pago de impuestos desde nueve naciones (entre ellas Nueva Zelanda), pero limitadas a cuotas anuales que se incrementan con el tiempo, de acuerdo con los documentos de la negociación del ATP que la Secretaría de Economía (SE) comenzó a difundir desde la semana pasada en su portal de Internet.

La tasa cero en aranceles, que ya existe para miles de productos que México compra a sus socios comerciales vigentes, se extenderá para Brunéi, Australia, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, con los que pretende intensificar relaciones comerciales por medio del ATP.

Destaca el caso de las importaciones de maíz amarillo y blanco (harinero), trigo común, frijol para siembra, así como del arroz con cáscara (paddy) y el descascarillado (cargo o pargo), por las que dichas naciones no pagarán impuestos.

La misma condición se prevé para las importaciones de diferentes tipos de atún: blancos, de aleta amarilla, del sur, comunes o de aleta azul, patudos o de ojo grande, todos los cuales fueron marcados con las siglas EIF (entry into force o entrada en vigor), junto con miles más.

Las fracciones arancelarias indicadas con la categoría de desgravación EIF se eliminarán por completo y los bienes quedarán libres de arancel aduanero a partir de la fecha de entrada en vigor de este acuerdo para México, explica la SE y enlista miles de productos con tal categoría.

Entre ellos destaca el caso del huevo fresco para consumo humano, que está marcado con una fracción arancelaria de 45 por ciento, pero al quedar etiquetado con las siglas EIF indica que se desgravará en cuanto entre en vigor el controvertido acuerdo.

También se pretende eliminar en el primer año del acuerdo el arancel vigente de 20 por ciento de las manzanas y limones, y extender para todos los socios del ATP la tasa cero para las semillas de cebolla, jitomate, zanahoria, rábano, espinaca, brócoli, calabaza, chiles dulces o de pimientos, lechuga, pepino, sandía y melón.

Ningún arancel pagarán los países del ATP en sus ventas a México de aceites y grasas vegetales y animales, sal para uso y consumo humano directo, pero también para la industria y usos pecuarios, incluso yodada o fluorada, y tampoco habrá impuesto para las importaciones de bulbos de maguey y henequén.

En cuanto a la leche, el gobierno federal fijó cupos de importación libre de arancel para Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, que comenzarán con 250 mil litros en el primer año de entrada en vigor del ATP, para llegar hasta el tope de 375 mil litros en el año 11 del acuerdo y para los años subsecuentes.

En leche en polvo el cupo aceptado arranca con 25 mil toneladas hasta 42 mil en igual lapso; en leche evaporada el rango va de 500 a 750 toneladas; en leche condensada de mil a mil 500 toneladas; en quesos de 4 mil 250 toneladas hasta 6 mil 500, y en mantequilla de mil 500 a 2 mil toneladas.

Entre un listado de casi 400 páginas de productos de todo tipo que el gobierno mexicano negoció en el ATP, muchos tienen aranceles vigentes cuyas tasas oscilan desde 5 y 7 hasta 254 por ciento, como es el caso de la carne de gallo, gallina o pavo, pero que quedarán desgravados de inmediato si están marcados con las siglas EIF.

En cambio, hay otros productos cuya desgravación arancelaria está programada para darse en tres etapas anuales y quedar libres del arancel cuando comience el tercer año del ATP; otros fueron marcados para desgravarse paulatinamente en cinco, ocho, 10, 12, 13, 15 y 16 años.

Pocos son los productos que aparecen en el programa de desgravación arancelario del ATP en los que México mantiene una prohibición para importarlos. Entre ellos destacan la marihuana (cannabis indica) aun cuando esté mezclada con otras semillas, así como ciertas sustancias químicas.

Siguiente
Subir al inicio del texto
– See more at: http://www.jornada.unam.mx/2015/11/09/economia/032n1eco#sthash.MmgwNIPU.dpuf

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: