El terrorismo de Fayad-PRI contra la Constitución

Publicado el Noviembre 9, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

PRI

revoluciontrespuntocero

El nuevo –pero al parecer no último– inquisidor judicial contra las libertades constitucionales de opinar, criticar y difundir información por internet con arreglo a la legal, por constitucional, libertad de expresión, es el… ¡senador! Omar Fayad Meneses que, para hacer “méritos” en pos de la candidatura para gobernador de Hidalgo; quien hace trío con Osorio Chong y el de la “verdad histórica”: Murillo Káram.

Quiere quedar bien con su presidente Peña. Y ha llegado al extremo de la intolerancia política, presentando una Iniciativa de ley federal para censurar previamente esos derechos duramente conquistados, y seguir acumulando más violaciones a los derechos humanos. Muchos priistas parecen no darse cuenta que lo sociedad mexicana pintó su raya en el parteaguas –para las redes sociales– del día 11 de mayo de 2012, cuando Peña visitó la Universidad Iberoamericana y se gestó el movimiento, dentro y fuera de las universidades: #Yo Soy 132.

II.- Si esto no lo entienden los priistas al estilo de Fayad, entonces el PRI se encamina no a otra y simple derrota, sino a su final; agravándolo si postulara candidato presidencial a uno de los favoritos de Peña: Nuño, Videgaray, Osorio Chong y al resto de los que han ingresado a sus filas en pos de una sucesión que para el 2018 nada bien les pinta. Y menos con acciones como las del senador de marras. Los priistas no están al día y mucho menos Fayad, que actúa como si fuera todavía Comisionado de la Policía Federal Preventiva. Ya que sólo como un policía del viejo autoritarismo, se le ocurre que debe legislarse para imponer inquisiciones contra la libertad de expresión, asumiendo una conducta anticonstitucional tan a lo descarado y provocando, antidemocráticamente, un terrorismo informático. Habría que mandarlo a dar lectura al ensayo de María Elena Meneses Rocha: Ciberutopías: democracia, redes sociales, movimientos-red (editorial Porrúa y Tecnológico de Monterrey), para que, si no es cabeza dura, entienda la transición que vive la Nación, exigiendo resolver “los males de la democracia (mexicana) con más democracia”, como postuló Alfred Emmanuel Smith.

III.- La información respecto a la “ley-Fayad”, de los reporteros Fernanda Jiménez, Alberto Morales y Claudia Salazar (El Universal y Reforma: 30, 31 y l/octubre-noviembre/15), es más que suficiente para saber a dónde apunta este legislador. Quiere destruir las instituciones constitucionales de “libre examen y discusión de las ideas”, como las afianzadas en los Artículos 6 y 7 del imperio de la ley fundamental que hace posible a la sociedad, el gobierno y el Estado en un contexto de vasos comunicantes entre la democracia directa (que incluye las redes) y la democracia indirecta o representativa. Representando al estado de Hidalgo, Fayad quiere derogar del Pacto Federal derechos y libertades de nuestra democracia. Como escribió la investigadora Meneses Rocha: “El PRI, que regresó al poder en 2012, podrá ser el mismo partido, pero no así la sociedad mexicana”. Y un error como el que propone Fayad-PRI, borraría del mapa electoral a un partido que tampoco “entiende que no entiende”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: