Anticipan menor alza a salarios, consumo y remesas en 2016

Publicado el Noviembre 14, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

salarios minimos 2015
LA JORNADA
Un crecimiento más lento de los salarios reales y de las remesas, menor confianza del consumidor, mayores tasas de interés reales y un menor gasto de gobierno ocasionará que el crecimiento del consumo se modere en 2016, consideró el Banco de América- Merrill Lynch (BofAML).Carlos Capistrán, economista en jefe para México de la institución financiera, anticipó que las ventas de autos y al menudeo continuarán con buen ritmo y los servicios se acelerarán, pero prevemos que el consumo de bienes importados se reducirá.
La semana pasada, durante el foro organizado por The Economist, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, señaló que la actividad económica en los primeros meses de 2015 se apoyó en el crecimiento y dijo que el consumo de las familias mexicanas y el mercado interno son el motor fundamental para ello.

El economista del BofAML afirmó que el consumo crecerá más que la economía en 2016, pero a menor ritmo que durante el presente año. Prevemos que el consumo total privado se desacelere a 3.1 en 2016 de 3.5 por ciento de 2015.

Recordó que hasta ahora el consumo ha sido fuerte en lo que va de 2015. El privado total creció 5 por ciento durante el primer trimestre del año y 4 por ciento durante el segundo.

Esas tasas son altas debido que la de crecimiento promedio desde 1993 está en 3.1 por ciento y que la economía avanzó menos de 2.5 por ciento durante el mismo periodo. Además, hace un año el consumo crecía 1.8 por ciento. Éste ha sido impulsado por la fuerte creación de empleos, mayores salarios reales debido a la inflación, el impulso a las remesas tras la depreciación del peso y un mayor gasto de gobierno como efecto de las elecciones intermedias.

Advirtió que las altas tasas de crecimiento en algunos sectores han creado el espejismo de que el consumo se está acelerando, pero no es así.

Explicó que en términos nominales, sin considerar el efecto de la inflación, las ventas de automóviles han crecido 20 por ciento desde el inicio del año y las de los integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) se han incrementado en 6 por ciento.

Señaló que el fuerte crecimiento en el consumo de bienes importados impulsó el total. Sin embargo, este repunte no es sostenible debido a la fuerte depreciación del peso, que acumula 14 por ciento en lo que va del año.

Datos más actualizados de la balanza comercial muestran que los bienes importados se han contraído 16 por ciento mensual en septiembre, a pesar de que los productos no petroleros solamente tuvieron una contracción de 0.1 por ciento mensual. Los consumidores comienzan el proceso de cambio a bienes locales.

Aseguró que los determinantes del consumo se debilitarán pronto. Por ejemplo, los salarios reales se están desacelerando después de un fuerte aumento durante el primer semestre de 2015. El crecimiento real de las percepciones será limitado en 2016, cuando la inflación se acelere por encima de 3 por ciento.

Las remesas en dólares seguirán aumentando en 2016, pero en pesos crecerán mucho menos en 2016 que en 2015. La razón es que no prevemos otra depreciación fuerte del peso.

Por su parte, la confianza del consumidor se mantiene débil. Los hogares muestran incertidumbre sobre las condiciones de la economía en los próximos 12 meses, señal de que no anticipan un aumento en el ingreso futuro esperado, que es un importante determinante del consumo.

Adicionalmente, el gobierno recortará el gasto público casi en 2 por ciento del producto interno bruto (PIB) entre el segundo semestre de 2015 y 2016. El gasto público está dando vuelta en U después de aumentar más de 5 por ciento interanual en términos reales durante la primera mitad del año antes de las elecciones.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: