Despliegue de fuerzas federales para evaluación docente, “mayor que para hacer frente a la delincuencia organizada”

Publicado el Noviembre 21, 2015, Bajo Derechos Humanos, Nacional, Noticias, Autor Soquito.

Revolución TRESPUNTOCERO.-

Policías-Federales-Evaluación-CNTE.

La dirigencia estatal de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán, criticó el despliegue de fuerzas de seguridad pública implementado en la entidad y sostuvo que el gobierno federal, en complicidad con el del estado, pretende imponer la reforma educativa “con sangre y fuego”.

Gamaliel Guzmán Cruz, secretario de organización de la Sección XVIII de la CNTE, declaró que en la entidad no había habido un despliegue tan espectacular de uniformados “ni cuando se implementó el Plan para la seguridad en Michoacán, que iba contra el crimen organizado y toda la delincuencia que había; ni entonces se implementó un esquema militar de este tamaño”, dijo en entrevista con Revolución TRESPUNTOCERO.

La versión oficial, la del gobierno federal encabezada por Peña Nieto, afirma que la llegada de más de 15 mil uniformados –del Ejército mexicano, la Gendarmería, elementos de la Secretaría de Marina, Policía Federal y del estado- tiene por objetivo garantizar que se lleve a cabo el proceso de evaluación docente que se tiene previsto para este fin de semana en la entidad; sin embargo, la dirigencia magisterial sostiene que es lamentable que el gobierno federal asuma esa posición y que el estatal lo permita.

“Las instancias federales tienen copado todo el estado y lo han estado presumiendo a través de los medios de comunicación; nosotros nos encontramos a cada rato, en las calles de las principales ciudades, con convoyes de las fuerzas militares y armadas que transitan apuntando hacia la población como si en cada ciudadano vieran a un enemigo”, denunció el docente.

Desde hace ya algunos días, el centro de la capital de Michoacán, Morelia, es patrullado por elementos de la Gendarmería. La semana pasada, mientras los profesores realizaban una manifestación, los uniformados les advirtieron que “si nos bajábamos de la banqueta nos iban a reprimir. Eso deja clara la actitud de estas instituciones: vienen a amedrentarnos como si fuéramos delincuentes”, agregó Guzmán.

La lectura que los profesores de la CNTE tienen respecto a este despliegue es contundente; con él, el gobierno federal evidencia el miedo que tiene sobre la resistencia a la evaluación docente que impulsa, como parte de la reforma educativa, aprobada a finales de la pasada legislatura; en particular, en entidades como Oaxaca, Guerrero, Chiapas y la misma Michoacán.

Por manifestaciones pacíficas

A pesar de que la gran mayoría de los profesores michoacanos se encuentran afiliados, o simpatizan con la Coordinadora Nacional, un sector han expresado su deseo de presentar la evaluación.

La dirigencia magisterial sostiene que esta minoría, es gente que le ha seguido el juego a las autoridades; que son “utilizadas para dividir al movimiento”, o que cayeron en sus manos, víctimas de “la campaña de miedo” implementada en contra de la disidencia.

De 6 mil 200 profesores que fueron seleccionados para presenta la prueba, 3 mil 400 subieron evidencias de su desempeño profesional, pero de este total, la disidencia calcula que menos de 700 realmente acudan al llamado de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

“Las Fuerzas Armadas vienen con un primer objetivo: intimidar. Un segundo objetivo, que sabemos que sí piensan emplear como ya lo hicieron en Tlaxcala, Morelos y Jalisco la semana pasada, es el uso de la fuerza contra actos de protesta. Sabemos que de ir a la pelea cuerpo a cuerpo, llevamos las de perder porque no somos una organización preparada física o militarmente como ellos. Nos vamos a manifestar, a realizar actividades de protesta de manera pacífica, aunque sabemos que estarán ahí, queriéndonos reprimir”, dijo Guzmán.

El docente hizo un llamado a las fuerzas de seguridad para que, entre los altos mandos y la tropa, quepa la cordura y no haya agresiones físicas.

Hasta ahora, sólo se tiene identificado al Centro de Convenciones de la capital -ubicado al sur de la ciudad- como una de las sedes de aplicación del examen; sin embargo, desde hace por lo menos dos días, se ha mantenido fuertemente custodiado por elementos de diversas corporaciones federales.

Otros municipios en los que se prevé la aplicación de la prueba, son: Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zamora y Zitácuaro.

De acuerdo a testimonios de los docentes que han ratificado su participación en la prueba, no se descarta que, por “motivos de seguridad”, esta sea aplicada en poblaciones fuera de Michoacán.

“Esta es una reforma de carácter sancionador, no educativa. Eso le queda muy claro a la población y el hecho de que la quieran implementar, a sangre y fuego, da muestras de que están perdiendo la batalla. Tal vez nos han ganado a través de la represión que han ejercido en nuestra contra, pero en las ideas, al demostrar quién tiene la razón, tenemos una ventaja muy importante”, dijo Guzmán.

Respecto a las órdenes de aprehensión en contra de la dirigencia sindical y de estudiantes normalistas de la entidad, el secretario general de la Sección XVIII informó que en días pasados, autoridades locales detuvieron a dos estudiantes de la Escuela Normal de Educación Física de la entidad, aunque horas después fueron liberados.

Las primeras horas de este jueves, fue detenido otro estudiante mientras se dirigía a la escuela donde realiza sus prácticas docentes, aparentemente sin motivo alguno.

Hasta el cierre de esta edición, el joven -del que por motivos de seguridad prefirieron no revelar su identidad- continuaba detenido.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: