Ahora Peña dice que México es “el motor económico de AL” y está destinado a ser “una nación imparable”

Publicado el Noviembre 28, 2015, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.

peña cinismo-440x294
REVOLUCION 3.0
Enrique Peña Nieto dijo que México es “el motor económico de América Latina (AL), y está destinado a ser “una nación imparable”, argumento que contrasta con la opinión de Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, quien criticó la meta irreal de Peña, la cual aseguraba que con la implementación de las reformas, México iba a tener un crecimiento del 7 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB).
Peña Nieto aseguró que su gobierno tiene el mayor interés de respetar la autonomía de instituciones que favorecen el desarrollo del país, como el Banco de México (BdeM), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Durante su reunión con integrantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Nieto aseguró que durante su administración de casi tres años, ha cambiado la subordinación por la “coordinación” en toda la República mexicana y recalcó que seguirá dedicando toda su energía al servicio de los mexicanos por lo que debe actuar con “firmeza” para “derribar las barreras que aún limitan el desarrollo pleno” de México.

Describió que durante su período la inversión extranjera en el país alcanza los más de 91 mil millones de dólares, al igual que el incremento en la explotación de tierras, la represión contra defensores y defensoras del territorio mexicano y la explotación a trabajadores, como es el caso de Cholula, Istmo de Tehuantepec, San Quintín, por mencionar algunos.

Además señala el aumento de la creación de empleos formales cuando apenas el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en base al estudio “Índice de Competitividad Internacional 2015-IMCO, La corrupción en México: Transamos y no Avanzamos”, declaró que México tiene un registro de 200 millones de actos de corrupción al día, lo que no permite la creación de 480 mil empleos formales ya que se redujo en un 5 por ciento el PIB y por ende ha aumentado el trabajo informal.

En lo que respecta a la inversión en investigación y desarrollo, apenas hay una participación del 25 por ciento, mientras que en países como Corea o Japón alcanza un 75 por ciento; y en los países que integran la OCDE alcanza un 60 por ciento.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: