Acuerdos del Banco Mundial y Mancera abren el camino para la privatización del agua: OSC

Publicado el Diciembre 10, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

mancera_baja_en_popularidad

Revolución 3.0

La Coordinadora Nacional “Agua para la Vida, Agua para Todos” expresó su preocupación por la probable intervención del Banco Mundial (BM) en materia de gestión del agua en el Distrito Federal. Y es que el pasado 20 de noviembre, Miguel Ángel Mancera dio a conocer que este órgano internacional “apoyará” con 10 mil millones de pesos a la Ciudad de México para “mejorar” la infraestructura hídrica de la capital del país.

Los integrantes de esta organización que defienden el derecho humano al agua aseguraron que la injerencia del BM representará la privatización el vital líquido en la Ciudad de México. Señalaron que “el apoyo” de esta institución implicará la injerencia “externa y empresarial” del vital líquido, lo que a la larga se reflejará en aumento en los costos de distribución, en perjuicio de la población.

Recordaron que en el DF ya se ha echado a andar los intentos privatizadores del agua. Sin embargo subrayaron que con la intervención del BM “van con todo” para que la iniciativa privada controle el suministro del recurso.

Ricardo Ovando Ramírez, coordinador nacional de “Agua para la vida, Agua para todos”, enfatizó que el BM pide como condición para realizar préstamos la privatización del sector público, en este caso, el manejo del agua.  Además señaló que por experiencias en otros países donde ha intervenido este órgano financiero, ha quedado en evidencia que los acuerdos para los “apoyos económicos” incluyen abrir el sector del agua a la iniciativa privada.

“Estamos preocupados porque el pasado 21 de noviembre el jefe de gobierno del DF,Miguel Ángel Mancera, anunció con bombo y platillo que está en trámite un préstamo el Banco Mundial de 10 mil millones de pesos para realizar obras de mejoramiento de la infraestructura hidráulica de la Ciudad de México. Sin embargo consideramos que esto conlleva muchos peligros precisamente porque el Banco Mundial, junto con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo son instituciones financieras que en definitiva no son hermanitas de la caridad, son instituciones que cuando hacen este tipo de préstamos, de financiamiento lo que exigen es que se privaticen los sistemas operativos de agua”, señaló.

Ovando Ramírez explicó que en la Ciudad de México, diversos aspectos relacionados con la gestión hídrica ya se encuentran en manos de privados. Detalló que aspectos como: la fracturación, cobros, tratamiento de aguas residuales,-que se consideran muy lucrativos- ya están privatizados, “sin embargo lo que nosotros consideramos y vemos de mucho peligro es que ahora van por todo el paquete,  o sea, va a ser una privatización completa”.

El defensor recordó el caso de Bolivia, en donde, como lo pretende hacer en el DF, intervino en la gestión del agua. Subrayó que con este hecho se abrió la puerta a privados  para que manejaran el líquido vital en aquel país, provocando severas afectaciones a la ciudadanía.

“En 1997 estaba gobernando (en Bolivia) Hugo Banzer Suárez, quien recibió la propuesta de financiamiento del Banco Mundial, o sea,  la misma institución que le va a prestar al DF, para que ‘modernizara’ los sistemas operativos de las dos ciudades más grandes de Bolivia: La Paz y Cochabamba. Este proceso se inició, pero para el año 2000 la empresa que había sido beneficiaria de la privatización -porque el Banco Mundial dice: ‘Te voy a financiar pero la condición es que privatices’- la empresa Bechtel, se disfrazó con el nombre Aguas del Tunari; fue una empresa que incrementó gravemente las cuotas de agua en más de 400%. Además nunca cumplió al 100% con las obras de infraestructura hidráulica que dijo que iba a construir y ante esta circunstancia las personas empezaron recolectar el agua de la lluvia ante lo caro que era el servicio de agua en Cochabamba”, describió el defensor.

A pesar de esta clase de antecedentes, Ovando criticó que el gobierno de Mancera “ignora o pretende ignorar” las verdaderas pretensiones del BM. Dijo que a pesar que a nivel mundial hay una tendencia a la recuperación del manejo del agua por parte de loes Estados, el gobierno capitalino va en contra.

“Hay una tendencia mundial de la remunicipalización ante el fracaso de la privatización, y sin embargo el gobierno capitalino ahora pretende mediante un prestamos de 10 mil millones de pesos firmar un convenio con el BM.  El jefe de Gobierno ha afirmado que el BM está entusiasmado con ‘apoyar al DF’, y cómo no. Eso nos preocupa porque nosotros pensamos que el gobierno de la Ciudad de México maneja los suficientes recursos públicos como para poder mejorar el sistema de agua de la Ciudad, sin participación de terceros”, concluyó.

“Quieren hacer creer que es necesario el financiamiento”

Rodrigo García, trabajador del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), aseguró que el gobierno de Mancera pretende justificar la intervención del BM por las deficiencias. Sin embargo, puntualizó que el Sacmex ha sido olvidado por las propias autoridades.

“Este proceso para que intervenga el BM inicia con desmantelamiento de la infraestructura hidráulica. Se justifica el desmantelamiento diciendo que no hay presupuesto, no hay economía para satisfacer las necesidades y después se utiliza el asunto de las ineficiencias de la infraestructura pata decir que se necesita la inversión privada. Con esto se crea un ambiente en donde la población acepta el argumento, y dice que si es necesario que para optimizar el servicio,  debe intervenir la IP”, señaló.

García aseguró que a pesar de esta intención del GDF, los trabajadores del Samex tienen la capacidad para realizar los trabajos necesarios para mantener eficaz la gestión del agua. No obstante, la voluntad política del GDF no ha existido para destinar los recursos necesarios para mejorar en el rubro.

“En el Sacmex la inversión privada, incluso de transnacionales, ha tocado ya aspectos medulares en asuntos de agua, aunque en servicios conexos, pero lo que ha representado para los trabajadores en concreto es una agresión directa a la materia de trabajo. Es el achicamiento de la plantilla laboral. Es una serie de elementos que tiene que ver con la dotación de insumos para que trabajemos, pero que no los dan”, añadió.

El trabajador de Sacmex hizo mención de la participación de privados en la gestión del agua. De manera particular citó el caso de una planta tratadora de agua en manos de capital no público.

“De entrada hay que decir que las plantas tratadoras de aguas residuales ya están en manos de privados (…) una pipa de agua tratada, por ejemplo de la planta de la deportiva, se vendía en 170 pesos cuando estaba en manos de la administración pública;  hoy esa misma pipa, ya en manos de privados, se vende en más de 300 pesos.

“Es decir, lo primero que hacen es encarecer el servicio y estas empresas, no invierten ni un solo quinto en la cuestión de la infraestructura. No le ponen nada porque ya está, es la propia del Sacmex (..) Para nosotros la intervención del Banco Mundial, esos préstamos al gobierno siempre van acompañadas de ‘recomendaciones’ y esas ‘recomendaciones’ siempre trae como consecuencia el asunto de la privatización, es decir la inversión del capital privado en asuntos que son tarea del Estado”, dijo.

“Exigimos diálogo”

Más de 50 organizaciones y personalidades exigieron al gobierno de Mancera transparencia en esta cuestión del “apoyo del BM. De manera particular pidieron acceso a los documentos que avalen los acuerdos para “asegurar que no se compromete el sector agua a las empresas”.

Además exigieron un debate público para poner sobre la mesa las políticas en materia de gestión hídrica. Exigieron que antes de adquirir un préstamo de este caldo, se dialogue ampliamente con la ciudadanía.

Detallaron que por la relevancia del manejo del vital líquido, la infraestructura no debe quedar a merced de privados, sino en control de la ciudadanía para garantizar el acceso a este derecho humano.

 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: