El ajuste de la Reserva Federal de EU obliga a Banxico a subir la tasa de interés a un 3.25%

Publicado el Diciembre 17, 2015, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.

Foto: aztecanoticias.com.mx

Foto: aztecanoticias.com.mx

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) ha decidido incrementar en 25 puntos base la Tasa de Interés Interbancaria a un día para ubicarla en 3.25 por ciento a pesar de que el escenario central sobre el comportamiento de la inflación, actualmente en 2.21 por ciento, “es congruente” para el corto y el mediano plazo con la consolidación de la convergencia de ésta al objetivo permanente de 3 por ciento, informó en un comunicado.

El aumento, por primera vez desde el 2008, es “en respuesta principalmente al incremento de 25 puntos base en el rango objetivo para la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, el cual, en ausencia del citado ajuste en el objetivo de nuestra tasa de interés de referencia, podría generar una depreciación adicional que fuera desordenada en la cotización de la moneda nacional y, así, afectar las expectativas inflacionarias y a la inflación misma”.

El banco central agregó que la inflación ha seguido exhibiendo una tendencia a la baja, alcanzando niveles mínimos históricos, incluso menores a los previstos. A este resultado, expuso, siguen contribuyendo la postura de la política monetaria y la holgura en la economía.

Los especialistas lo previeron. “El hecho de que Banco de México haya apegado su política a la de la Fed  hace que el mercado esté anticipando lo mismo que ocurrió en Estados Unidos; si no lo hace lo va a tomar negativo porque es algo que ya se está esperando”, expuso a SinEmbargo Jorge Gordillo Arias, director de análisis económico de CI Banco. El diario especializado Financial Times afirmó que no lograrlo podría acumular más presión sobre el peso.

La tasa de referencia de México se encontraba en un mínimo histórico de 3 por ciento desde junio de 2014, cuando el banco central hizo un recorte de medio punto –de 3.50 a 3 por ciento– para tratar de impulsar un crecimiento decaído.

A una hora del anuncio de Banxico sobre su política monetaria, el dólar subió hasta 17.60 pesos, 15 centavos más que al cierre de ayer –aunque en otros bancos su cotización disminuyó a 17.32 pesos–. El FIX cotizó en 17.10 pesos, dos centavos más que al cierre de ayer, cuando la Reserva Federal elevó sus tasas de interés a un rango entre 0.25 y 0.50 por ciento luego de mantenerlas en cero como medida contra la crisis financiera desatada en el 2008.

JUEVES17DEDICIEMBRE_h

LA FED ELEVA SUS TASAS 0.25%

Estados Unidos mostró ayer al mundo que está listo para iniciar su proceso de normalización monetaria al incrementar sus tasas 0.25 por ciento. A pesar de reportar una inflación aún lejos del 2 por ciento anhelado, su economía se está recuperando en comparación con aquella crisis financiera de hace siete años.

Carlos Ponce Bustos, director general adjunto de Grupo Financiero B x +, y especialista en el área de análisis y estrategia, explicó a SinEmbargo que EU al tener tasas bajas de interés generaba desorden internacional en los mercados ya que todas las empresas comenzaron a pedir prestamos de forma desmesurada.

“Parte de estos desórdenes se dio por ejemplo con las mineras o petroleras que pidieron más dinero para tener altos niveles de producción y esta sobre producción generó un superávit y ahora por eso se ve una caída en las materias primas, el petróleo y otras muchas”, dijo.

Banco Base aseguró que México seguirá siendo un buen escenario para invertir, a pesar de que la Fed subió sus tasas y a que este año disminuyó “significativamente” el ritmo de entrada de capitales, sobre todo en el tercer trimestre. Luego de este cambio en la política monetaria estadounidense, calcula que saldrán como máximo cinco mil millones de dólares que se verán reflejados en el primer trimestre de 2016; “una salida moderada”.

Ante la menor incertidumbre, agregó, se incentiva el consumo en EU, lo que se vería reflejado en mayores exportaciones mexicanas.

Luego del histórico incremento, el Secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso adelantó que lo que viene es un proceso gradual para incrementar la tasa de referencia en Estados Unidos.

“Esta noticia se ha tomado de manera favorable, por ejemplo en México los bonos no se están viendo afectados por el anuncio”, dijo. Las “tasas de interés de EU suben porque su economía está mejorando, lo cual es excelente noticia para México”, declaró en entrevista radiofónica.

¿POR QUÉ LAS SUBIÓ? 

Foto: Fed.

Desde junio del 2006 La Reserva Federal no las había subido y dos años después tuvo que bajarlas por la crisis.

El Comité Federal de Mercado Abierto detalló en un comunicado que desde octubre pasado, la actividad económica estadounidense se ha ido expandiendo a un ritmo moderado –alcanzó un ritmo del 2.1 por ciento en el tercer trimestre de este año– y que el gasto de los hogares y la inversión fija han ido aumentado.

“El Comité indica que ha habido una mejora considerable del mercado del trabajo este año y está razonablemente confiado de que la inflación subirá en el medio plazo a su objetivo de 2 por ciento”, expuso.

Posteriormente, en conferencia de prensa la presidenta de la Fed, Janet Yellen, afirmó que el incremento supone “el fin de un periodo extraordinario” de siete años con tasas cercanas a cero “para apoyar la recuperación de la economía tras la peor crisis financiera y recesión desde la Gran Depresión”.

Durante la rueda de prensa destacó que la economía de EU ha recorrido un largo camino hasta llegar a un “moderado” crecimiento y los riesgos han disminuido. Yellen prevé que la inflación, actualmente baja, se estabilizará a largo plazo.

De las dos variables económicas más importantes que tomó la Reserva Federal para tomar la decisión histórica, una de ellas cumple con el objetivo, pero la otra no: en noviembre se crearon 211 mil nuevos puestos de trabajo por lo que el desempleo está en el 5  por ciento, la tasa más baja desde mediados de 2008 –en el 2009 estaba en 10 por ciento–, cuando estalló la más reciente crisis financiera en Estados Unidos, con un impacto mundial que todavía colea en muchas regiones.

La inflación del 2 por ciento, otra de las variables importantes, aún no se ha logrado. Hasta noviembre pasado la inflación interanual era del 0.5 por ciento. La Fed y los analistas ya comienzan a asumir que, ante el derrumbe de los precios del petróleo –que seguirá en el 2016 y que impacta en la inflación–, pasará tiempo antes de que se alcance esa meta del 2 por ciento.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: