México ante el reto de convertir estabilidad en crecimiento: IMEF / Baja la gasolina, pero sube el gas

Publicado el Enero 4, 2016, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

gasolina_0_0_628_524_94_0_765_560
sinembargo

DEL ENTORNO Y LA ECONOMÍA…

México, con el nivel más bajo de inversión en infraestructura de América Latina. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) México registra el nivel más bajo de inversión en infraestructura entre 16 países de América latina y el Caribe. Los capitales públicos y privados que en años recientes se han aplicado en México para la construcción de carreteras, infraestructura eléctrica, agua y saneamiento, entre otras obras, apenas llegan al a1.5% del PIB, que es casi la mitad del 2.8 por ciento del promedio regional. Estamos por debajo de Argentina, Brasil, Chile, Perú, Honduras, panamá y Nicaragua.      [La Jornada]

México ante el reto de convertir estabilidad en crecimiento: IMEF. De acuerdo con el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) el reto de México es lograr que la estabilidad económica se convierta en crecimiento económico y para lograrlo es necesario generar proyectos atractivos y viables para los inversionistas. El 2016 será un año complejo y con muchos retos, por lo que el IMEF se compromete a presentar propuestas para atraer inversión.   [Excélsior]

Baja la gasolina, pero sube el gas. El 1 de enero entró  en vigor la reducción de tres por ciento al precio de las gasolinas, por lo que el litro de Magna se vende en 13.16 pesos, la Premium en 13.98 y el diesel en 13.77 pesos. Pero el precio del gas sube, y ahora costará $14.53 por kilogramo, un aumento de 39 centavos por kilogramo.  [La Razón]

De las empresas…

Grupo Banorte prevé un crecimiento económico de 2.7% para este año. En sus perspectivas para 2016 los especialistas señalaron que si se mantiene el dinamismo en el consumo y la inversión, es posible que el Producto Interno Bruto (PIB) de México podría aumentar un 2.7 por ciento para este año. A mediano y largo plazo, la economía mexicana podría alcanzar tasas de crecimiento en torno al 3.5 por ciento al año cuando se empiecen a ver los beneficios de las reformas estructurales de hace dos años.   [La Jornada]

Crece e-commerce mexicano con ingenio. Gracias a un mayor acceso a internet y al uso de teléfonos inteligentes, el comercio electrónico gana terreno en México. Las ventas en línea equivalen a casi 2 por ciento de los aproximadamente 203 mil millones de dólares en ventas minoristas anuales en México, según la Consultora Euromonitor Internacional, segmento que ha crecido más de cuatro veces n los últimos cinco años y que se espera vuelva a duplicarse para el año 2020. La escasez de tarjetas de crédito y la renuencia de grandes sectores de la población a pagar en línea están obligando a los minoristas de la web a buscar soluciones ingeniosas. Por ejemplo, Amazon empezó a ofrecer en diciembre tarjetas de regalo que pueden comprarse en efectivo en las tiendas Oxxo. Mercado Libre también tiene un esquema similar con pago en Oxxos.  [Reforma]

Columnas financieras

 

Enrique Quintana [El Financiero] enumera nueve tendencias en lo económico para México en el 2016. 1. Los precios del petróleo van a seguir bajos todo el año. Buen negocio para el gobierno, ya que comprará gasolina 30 ó 40 por ciento más barata que el año pasado, pero para el consumidor la rebaja es de sólo el 3 por ciento. 2. Habrá incertidumbre financiera y pueden venir más incrementos en las tasas en Estados Unidos. 3. El dólar seguirá caro casi todo el año pero no habrá mayor devaluación. 4. Tendremos un crecimiento moderado y desigual; será difícil que llegue al 3 por ciento y seguirá el eterno retraso en algunas zonas del país. 5. La inflación ya no estará en mínimos históricos porque la devaluación del peso impactará en algunos precios. 6. Ya no podrán bajar más las tarifas eléctricas. 7. El mercado interno seguirá robusto pero ya no crecerá como en 2015. Será muy complicado ver los crecimientos del empleo forma a tasas del 4.5% como el año pasado. 8. Las finanzas de Pemex seguirán contra las cuerdas. Los cambios legales y la caída de los precios del crudo mantendrán débiles las finanzas de la empresa más grande de México. 9. México será una de las economías que más crezcan en América Latina, con el crecimiento potencial más elevado para el mediano plazo entre todos los emergentes.

Alfredo Coutiño [CNN Expansión, columna invitada] dice que la inflación rebotará aritméticamente en enero. La fiesta desinflacionaria llegará a su fin a partir de enero del 2016, cuando sólo por rebote estadístico la inflación se acercará a su objetivo del 3% para mantenerse al alza a lo largo del año. Fueron varios los factores que ayudaron a una baja inflación en 2015, como la alta base de comparación del 2014 cuando los precios aumentaron por la reforma fiscal, al ajuste a las tarifas telefónicas, la moderación en las tarifas públicas y precios regulados, la baja en precios agropecuarios y la reducción artificial de las tasas de interés. De esta forma, la inflación cayó desde 4.1% a finales del 2014 a casi 2% en 2015. Pero algunos de estos factores ya no estarán presentes en el 2016. Los dos factores más importantes que le darán fin a la baja inflación serán el efecto aritmético negativo de la base de comparación y la realineación de precios que va a ocasionar la persistente depreciación cambiaria. La baja inflación de 2015 pronto demostrará que fue insostenible, por lo que la inflación de 2016 podría terminar cerca del 4%.

Everardo Elizondo [Reforma] después de comparar lo pronosticado al inicio del 2015. Con la realidad económica que arrojó el año, dice que los errores de pronóstico nunca deben sorprendernos. Las situaciones son tan complejas que es difícil coincidir en todo. Pero vale la pena de todas maneras aprovechar el momento propicio y ojear el horizonte económico de México para el 2016. Las estimaciones consensuadas prevén que el PIB crecerá entre 2.5 y 3%. La inflación andará en un 3.5%, la tasa de interés en 4% y el tipo de cambio en 17 pesos. No vale la pena agregar más precisiones, pero sí recordar que si vamos a pronosticar hay que hacerlo con frecuencia, porque la realidad es cambiante. También ha que tener en cuenta que los pronósticos son optimistas y las realidades son parcas.

Carlos Fernández-Vega [La Jornada] comenta que el gobierno ni la burla perdona, al anunciar con bombo y platillo que la gasolina bajará un 3% gracias a la reforma energética. Pero vaya ahorro: en un tanque de 50 litros un consumidor promedio se ahorrará como 20 pesos, que son suficientes para tres tacos de canasta, cuatro cajitas de chiclets o poco más de un litro de refresco. Ha que ser agradecidos. Nada más que el ahorro en la gasolina lo perderemos por el aumento al gas LP, ya que nuestro gobierno, siempre pendiente del bienestar popular, aumentó en poco más de 2 por ciento, 39 centavos por kilo, el precio del preciado gas. Pero nadie debe preocuparse, basta con viajar a Houston y llenar el tanque en la gasolinera de Pemex de esa ciudad, donde la gasolina vale la mitad del precio que rifa en México. Estamos viendo las consecuencias de la decisión gubernamental de que construir refinerías en México no es negocio y que es mejor importar las gasolinas. Hay que esperar nuevas rebajas propagandísticas igual de fatuas como la gasolina.

Luis Enrique Mercado [Excélsior] de plano nos avisa que no habrá gasolinas baratas en México. Aunque políticamente es casi imposible que se diga, la realidad es que México no se encamina a ser un país de gasolina barata. Todo se debe a los impuestos. Con el nuevo IEPS de 4.16 pesos por litro, el gobierno quiere compensar el impacto derivado en las finanzas públicas de la caída en los precios internacionales del petróleo a la vez que evitar que los precios de las gasolinas se subsidien con recursos fiscales. Como quiera que sea, la nueva estrategia energética de México no está orientada a tener gasolinas baratas, no sólo por el impacto en las finanzas públicas, sino porque las gasolinas baratas aumentarían la contaminación y alentarían el uso del automóvil. El problema es que el país no tiene una definición clara de la estrategia que se aplicará en la liberación de los precios de las gasolinas y la participación de otros jugadores en la venta de combustibles. Y por lo pronto… gasolina cara, qué más.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: