Gobierno sin voluntad para investigar desapariciones; es una crisis de “dimensiones epidémicas”: AI

Publicado el Enero 15, 2016, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

amnistia_internacional
Revolución TRESPUNTOCERO

Como Incompetente, así calificó la organización Amnistía Internacional (AI) al sistema mexicano ante el grave fenómeno de desaparición que aqueja al país desde hace algunos años.

Este jueves la organización defensora de derechos humanos con presencia en diversos países del mundo, presentó su informe “Un trato de indolencia”: La respuesta del Estado frente a la desaparición de personas en México, en el cual se evidencia la inacción de gobierno mexicano ante los más de 26 mil desaparecidos que hoy en día existen.

La organización hizo énfasis en la falta de voluntad de la administración peñanietista para investigar los casos de desaparición, así como buscar a las víctimas de este delito. AI aseguró que la incompetencia del sistema sumado a la indolencia del gobierno “alimentan la crisis de derechos humanos” que ha alcanzado “dimensiones epidémicas”.

AI destacó los casos del estado de Chihuahua como un ejemplo que evidencian el panorama de desapariciones en México. De igual forma recordó que el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y la forma en que el gobierno ha llevado la investigación reflejan “el desprecio absoluto de las autoridades mexicanas a la dignidad y los derechos humanos”.

Sobre el caso Ayotzinapa, la organización criticó que las autoridades mexicanas no han realizado una investigación seria e imparcial. Además que lamentó la insistencia del gobierno de llevar las pesquisas por una sola línea de investigación en la que afirma que los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula.

“La deficiente investigación realizada hasta la fecha no ha esclarecido mínimamente la responsabilidad del mando. Los lugares del delito no se protegieron ni fueron debidamente documentados con fotografías o grabaciones de vídeo. Se reunieron pruebas balísticas pero no se examinaron para encontrar rastros de sangre o huellas dactilares, y tampoco se procesó correctamente material probatorio fundamental”, se lee en un comunicado de la organización.

Ericka Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para América, lamento que el fenómeno de la desaparición haya avanzado tanto en México que hoy en día el delito se ve como algo habitual. Criticó que el gobierno no emprenda investigaciones para esclarecer esta clase de delitos y que en los pocos casos en los que se inician pesquisas, estas sean sólo “una formalidad” para aparentar “que se está haciendo algo” en el tema.

 “Agentes del Estado están relacionados con las desapariciones”

AI hizo énfasis en lo que muchas otras organizaciones y familiares de víctimas han repetido por lo menos desde el inicio de la llamada guerra contra el narcotráfico que emprendió Felipe Calderón: militares o policías de distintas corporaciones están involucrados con cientos de casos de desaparición en México.

La organización defensora de derechos humanos destacó que “en muchos casos de desapariciones denunciadas, la víctima fue vista por última vez cuando era detenida por la policía o el Ejército”. En lo referente lamentó que el país no cuente con un registro detallado de detenciones que permitiría conocer el actuar de los agentes del Estado y en todo caso darle armas para deslindar su responsabilidad.

AI también criticó la postura que ha tomado el gobierno en donde criminaliza a las víctimas de esta clase de delitos sin antes si quiera iniciar una averiguación. Recordó que el método más socorrido es tratar de involucrar a las personas desaparecidas con alguna actividad ilícita, como el narcotráfico, y así justificar la desaparición.

“Las autoridades suelen acusar a la víctima de pertenecer a un cártel de la droga y afirmar que las desapariciones obedecen a luchas de poder entre bandas rivales. La búsqueda de la persona cuya desaparición ha sido denunciada se aplaza por el sistema, o nunca llega a ponerse en marcha. En las raras ocasiones en que realmente se llevan a cabo investigaciones, suelen ser tan defectuosas que apenas dan resultados”, advirtió AI.

En lo referente a las “pocas” investigaciones iniciadas por las autoridades, la organización señaló a la falta de presupuesto destinado para el rubro como una de las razones que generan las deficientes actuaciones del gobierno frente al fenómeno. AI hizo hincapié que hoy en día las instancias encargadas de atender el delito de desaparición se encuentran rebasadas, atendiendo un número de casos superior al que pueden dar cauce.

“Los graves defectos de las investigaciones también están causados por la falta de inversión en las procuradurías que se encargan de hacerlas. Las autoridades están sobrepasadas, con un volumen de casos inmanejable y excesiva rotación del personal (…) La incapacidad del gobierno mexicano para llevar a cabo investigaciones mínimamente adecuadas sobre las desapariciones pone en grave peligro a miles de personas”, indicó la organización.

AI subrayó que el gobierno mexicano debe desarrollar políticas que hagan frente a las desapariciones y comiencen a disminuir los altos números de casos registrados. En este sentido resaltó la importancia de que la administración federal investigue de manera eficaz los casos de desaparición y garantice la reparación del daño.

Cabe recordar que desde el 10 de diciembre, fecha en que Enrique Peña Nieto envió al Congreso su propuesta de Ley en materia de desaparición, diversas organizaciones que dan seguimiento al tema se pronunciaron en contra de la legislación mandada por el priista. Entre otras cosas han criticado que la ley de Peña Nieto no reconoce la gravedad del tema y busca evadir la responsabilidad del Estado.

Además que han detallado que la propuesta del Ejecutivo busca proteger a militares, lo cual es grave en un panorama donde las fuerzas castrenses son señaladas por cometer esta clase de crímenes.

Al respecto AI se sumó a las críticas de las organizaciones. Señaló que el proyecto de Ley enviado por Peña Nieto “no cumple las normas internacionales en algunos aspectos fundamentales”.

“El Congreso de México debe mejorar sustancialmente el documento para que sea un instrumento eficaz a la hora de garantizar verdad, justicia y reparación a las víctimas y de impedir que ocurran más desapariciones”, añadió.

 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: