La SSP tiene dinero para operar fotomultas y no pagar a empresa: Morena; pide consulta ciudadana

Publicado el Enero 19, 2016, Bajo MORENA, Autor LluviadeCafe.

MORENA-DELITOS-ELECTORALES
SinEmbargo
La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) puede omitir el pago del 46 por ciento de todas las multas que se generan a través de las 20 mil cámaras colocadas en calles de la ciudad y que hoy opera la compañía Autotraffic S.A de C.V, pues su presupuesto es uno de los más cuantiosos de las carteras del gobierno capitalino, aseguró en entrevista el coordinador de la bancada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) del partido Movimiento Regeneración (Morena) César Cravioto Romero.

Así el dinero recaudado de las multas a los automovilistas se iría a las arcas del Gobierno del Distrito Federal (GDF) y no a los bolsillos de la empresa propiedad de Alfonso Miguel Vélez y Jaime Enrique Ferrer Aldana.

La empresa tiene su sede en Puebla y también opera en esa entidad las fotomultas. El hermano de Jaime Ferrer, José Daniel Ferrer Aldana, es socio de Prosfer, otra compañía contratista del gobierno de Rafael Moreno Valle.

“Las multas pasarán los 2 mil millones de pesos, [la empresa] se llevará mas de mil millones de pesos, lo que es un verdadero descaro. Calculamos que el costo de las cámaras es de 20 millones de pesos, es un atraco a los capitalinos”, “El GDF tiene 15 mil millones de pesos de presupuesto, es la Secretaría que más dinero tienen y dicen que no tienen dinero para poner unas cuentas cámaras. A todas luces es un negocio que quieren hacer”, dijo.
Autotraffic también opera en Jalisco y de acuerdo con su sitio web, hasta 2014 tenía más de 350 sistemas de reconocimiento automático de matrícula en 38 agencias de policía en todo el país.

En Puebla y en Jalisco el cobro por cada foto multa ronda en los 100 pesos, sin embargo en la Ciudad de México, la más poblada del país y con el mayor parque vehícular, la firma se embolsará entre 500 y 700 pesos por multa, dijo Cravioto.

Cravioto Romero indicó que el contrato con la compañía debe rescindirse y la SSP tomar la responsabilidad de encargarse de las multas y verificar que el reglamento se cumpla en la Ciudad de México.

“Ni siquiera las cámaras están señalizadas, están escondidas, las cámaras para que los autos bajen su velocidad, todo es como bandidos, escondiéndose para que los vehículos no puedan ver dónde están las cámaras”, dijo.

La SSP firmó un contrato el 1 de septiembre de 2015 con vigencia al 31 de diciembre de 2017 con la empresa Autotraffic a través de una adjudicación directa.

En un principio el contrato Multianual SSP/BE/S/312/2015 estipulaba una cuota mínima de 150 mil fotomultas mensuales, es decir unas cinco mil diarias, para el periodo contratado y un porcentaje fijo de 46 por ciento de cobro por multa.

El contrato estableció como Descripción del Servicio: “Subrogación de servicios para imponer multas a través del Sistema Integral de Multas”.

De acuerdo con Cravioto Romero, la cuota mínima significaba un “atraco en despoblado” para los conductores, debido a que debían darse esa cantidad mensual.

“Al año son un millón 800 mil, al año todos los autos deben de ser multados, para que cumplan con su cuota. El gobierno de la ciudad está hablando con un doble discurso, por un lado dice que este reglamento es para salvar vidas, y por otro lado todo lo que estamos viendo es multar a más gente”, dijo.
Hace unos días, la SSP publicó un Adendum [agregado] al contrato original donde modificó la cuota mínima de multas por “proyección estimada de documentación de captación de conductas mensual 2015-2017”.

En la Descripción del Servicio, el contrato establece: “Proveer de documentos (fotografías, datos de indentificación de los vehículos, fecha, hora y ubicación geográfica) del momento en que se presume que el o los conductores se ubican en alguno de los supuestos señalados por el Reglamento de Tránsito del Distrito Federal como acreedores a la aplicación de una multa”.

Los cambios al contrato colocó un techo presupuestal de 173 millones hasta 2017, cuando termine la contratación del servicio.

El viernes, Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo en el DF de Morena, solicitó la cancelación del contrato con Autotraffic a Mancera Espinosa, por considerarlo una desviación de recursos, un negocio redondo para la empresa, un daño patrimonial para la ciudad, y porque la compañía terminará decidiendo lo que le corresponde al gobierno.

“La empresa ha sido severamente cuestionada en otras ciudades del país por la falta de eficacia, legalidad y honestidad”, dijo Batres.

AUTOTRAFFIC TAMBIÉN TUVO CONTRATOS CON AMLO

El 12 de enero Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, criticó al gobierno de Mancera por la contratación de la empresa.

“En el caso de las cámaras, hay que seguir la pista al dinero; de quen Chon las empresas concesionarias de las multas fantasmas”, escribió en Twitter y el 28 de diciembre publicó: “El nuevo reglamento de tránsito, incluidas sus cámaras, está hecho para robar. MORENA lo cancelará. La autoridad del DF parece del PRIAN”.
Sin embargo, a pesar de las críticas de Morena a la compañía Autotraffic, ayer el periódico Reforma publicó que durante la administración de Andrés Manuel López Obrador como Jefe de Gobierno, la firma operó por primera vez para el GDF en 2005.

“En junio de ese año, el Gobierno de López Obrador compró a Autotraffic los primeros 12 radares para detectar autos a exceso de velocidad y cobrarles la multa correspondiente. Dicho contrato, cuya copia tiene REFORMA, fue firmado el 24 de junio por Alejandro Villagordoa, entonces oficial mayor de la SSP capitalina, y Alfonso Miguel Vélez, administrador único de Autotraffic”, dice la nota.

El diario reveló que la SSP pagó 10 millones 299 mil pesos por 12 sistemas móviles de control de velocidad MultiRadar en diversas vitalidades.

De acuerdo con el diario, Autotraffic también vendió en 2007 al GDF, durante la administración de Marcelo Ebrard Casaubón, ocho radares de velocidad para el segundo piso del Periférico. En 2009 otros cuatro para Avenida Zaragoza.

López Obrador se defendió y publicó en su cuenta de Twitter: “Reforma, de mala leche, vuelve a ponerme en primera plana, haciéndole el paro a Mancera y me quiere igualar con corruptos. En Face aclaro”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: