UNTA NIZUC: SACARÁN AGUA, Y REGRESAR DRENAJE AL ARRECIFE

Publicado el Enero 28, 2016, Bajo Video, Autor LluviadeCafe.


SinEmbargo

El Grupo Ecologista del Mayab (Gema) encontró anomalías en el Documento Técnico Unificado (DTU) de la cadena internacional hotelera RIU, que fue avalado por las autoridades federales del medio ambiente para la construcción del hotel “Riviera Cancún” de 530 cuartos, en Punta Nizuc, Quintana Roo. La asociación denuncia que alimentar con agua el complejo hotelero de RIUY II SA, filial RIU en México, afectará los niveles de los mantos subacuáticos, devolverá agua contaminada a un arrecife donde viven cientos de especies y dañará otras zonas ocupadas por manglares.

“El grupo hotelero dicen que se va a sumar a las redes de alcantarillado y a la de los pozos. Pero, en este último caso, es una zona altamente riesgosa porque es el agua que fluye de las lagunas de Nichupté van hacia el arrecife”, dijo Araceli Domínguez Rodríguez, presidenta del Gema.
Grupo Riu tiene desde diciembre pasado el permiso para construir, con 95.6 millones de dólares, un complejo que incluye un edificio de 16 niveles, un miniclub, dos bares acuáticos, cuatro albercas, un estacionamiento para una plaza y un asoleadero.

Sin embargo, de acuerdo con activistas, no se consideraron los efectos que tendrá el hecho de que el terreno está ubicado entre dos áreas naturales protegidas: el Parque Marino Nacional Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc, así como el área manglares de Nichupté, ubicada en el municipio de Benito Juárez.

El hotel de la cadena española Riu está ubicado dentro de una zona catalogada como de “Influencia” de los manglares Nichupté por el reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Áreas Naturales Protegidas, y que abarca una extensión de 33 mil 500 hectáreas.

De acuerdo con el Gema, la planta desalinizadora, que estará ubicada en el edificio principal del hotel, expulsará a un pozo de desecho la salmuera –el agua con mayores contenidos de sal, ph y alcalinidad– lo que acabará con especies asentadas en el fondo marino.

“La salmuera que sale de ahí va a hacia un pozo de desecho, explicó, pero como está tan cercano el arrecife, y aunque vaya a un manto profundo, no se garantiza que no va a regarse y cambiar la salinidad de ese ecosistema”, detalló Domínguez, conforme a un análisis hecho al DTU, aprobado ya por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El proyecto original del hotel de 565 cuartos fue modificado ligeramente a 530 cuartos, luego de que la Semarnat negó en el mes de marzo la autorización del quinto hotel de la compañía en Cancún, a raíz de las acciones legales emprendidas por centros de derecho ambiental.

“La Semarnat lo negó porque un Juez ordena que tiene que revocar la autorización porque no estaba de acuerdo al Plan de Desarrollo Urbano ni al POET [Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial]”, dijo Domínguez.

Sin embargo, además del impulso que le dio el titular de Semarnat, Rafael Pacchiano Alamán, proveniente de las filas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el proyecto recibió después el respaldo de Paul Michell Carrillo de Cáceres, Alcalde de Benito Juárez, acusó Domínguez.

“Lo que hizo Carrillo fue cambiar el plan directo de desarrollo urbano para darle gusto a RIU, y que ellos pudieran hacer el número de habitaciones que quisieran”, expresó la Directora del Gema.
Al Edil del Partido Revolucionario Institucional (PRI) también se le acusa de ser responsable de la destrucción del Manglar Tajamar, después de que un grupo de trabajadores con maquinaria pesada, escoltados por policías, ingresaran al lugar para devastarlo y preparar la construcción de desarrollos inmobiliarios, promovidos por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

En el Congreso local, diputados de oposición del Partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC), afirmaron a SinEmbargo desconocer lo que está sucediendo en Punta Nizuc. Pero agregaron que será difícil que los recientes casos de violaciones al ambiente puedan ser fiscalizados desde este órgano.

“Yo voy a hacer un punto de acuerdo, y que se solicite información. Y hagamos un exhorto tanto a los delegados de la Semarnat como los de la Profepa para que den información. Es muy lento. Tendríamos que esperar para que el congreso empezará a funcionar. Hay una mayoría príista donde difícilmente van a exhortar a sus propias responsabilidades”, dijo el diputado local independiente Jorge Carlos Aguilar Osorio

CONTROVERSIA EN MÉXICO

Ana Pricila Sosa Ferreira, experta en temas del medio ambiente, refirió que esta no es la primera vez que la cadena RIU tiene problemas en México, los mismos datan desde hace diez años en la playa Caracol.

“Es una responsabilidad doble, la empresa no asume de lo que se le ha señalado, y también, y la Semarnat sigue autorizando. En la obra en el Caracol, las anomalías fueron una práctica recurrente en este caso. También a sucedido en España, en la playa de Baleares porque sus políticas son agresivas”, dijo.
Mismo caso sucedió en la laguna Bojorquéz, uno de las cinco que integran el sistema lagunar Nichupté, en la que varios hoteles, entre ellos los de RIU, afectaron el agua.

Un estudio del Instituto Postosino de Investigación Científica y Tecnológica, llamado “Hidrodinámica y Transporte de contaminantes y Sedimentos”, entre el 2004 y el 2009, apuntó que la laguna era el cuerpo de agua más contaminado de Cancún.

Se encontraron grandes cantidades de salmuera, así como metales, entre ellos, plomo, cobre, cadmio y hierro. En el 2003, La Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa) multó al grupo RIU con 3.5 millones de dólares, por irregularidades en la construcción de dos hoteles, RIU Palace Las Américas y RIU Cancún.

En su momento, RIU se apoyó para construir estos hoteles en el Alcalde Juan Ignacio García Zalvidea. La Profepa fiscalizó la obra y determinó que Grupo Riu había construido más habitaciones de las debidas. Diarios locales retratan como el entonces Presidente Municipal impulsó una protesta frente al hotel para impedir que se realizaran las diligencias de la Profepa, bajo el discurso de que se perderían empleos.

El primer hotel de la cadena fue abierto en 1997 en Yucatán, y a pesar de contar con 17 hoteles en el mundo el 25 por ciento de los trabajadores de RIU son mexicanos, de acuerdo datos proporcionados por Rafael Expósito, director de Operaciones de RIU México.

Asimismo, México representa un lugar importante en los ingresos de RIU. Los turistas nacionales representan una cuarta parte de las ventas de la cadena RIU en el país. Y el diario español El Mundo estima su fortuna entre 550 y 700 millones de euros.

Por su parte, de acuerdo con el portal Reportur, 20 familias españolas poseen seis de cada 10 habitaciones de hoteles en el Caribe mexicano y los hoteles RIU son los que suman más habitaciones en Cancún y la Riviera Maya: un total 7 mil.

RIU EN EL MUNDO

El Observatorio de Turismo Irresponsable, una plataforma virtual que tiene entre sus colaboradores a la Agencia Española de Cooperación Internacional, ha detectado atropellos del Grupo RIU también en Costa Rica.

En noviembre, el Ministerio Público anunció la intención de enjuiciar a un representante de RIU y ex funcionarios de ese Gobierno, por presuntos atropellos al ambiente en la playa de Guanacaste.

La jueza Adriana Sobrado Barquero consignó en un expediente que RIU levantó un hotel en medio de una zona protegida de bosques. La destrucción de la zona se habría dado por medio de varios delitos, entre ellos, omitir las cualidades de la zona.

La otrora Ministra costarricense de Salud, María Luisa Ávila, afirmó que durante la construcción del hotel en el 2008 hubo hasta mil 500 empleados que estuvieron viviendo hacinados en barracas insalubres.

También en noviembre, pero en España, RIU perdió un juicio por querer derrumbar y volver a edificar un hotel municipio de San Bartolomé de Tirajana, provincia Las Palmas. Pese a haber tenido un permiso de la Alcaldía, la jueza Olimpia del Rosario Palenzuela determinó que no se cumplía con los requisitos para determinar sin Grupo RIU afectaría una área protegida conocida como las Dunas de Maspalomas, refirió el periódico español El Diario.

RIU apareció en el 2009 junto con otras cadenas, como Sol Meliá, Iberostar, Barceló, NH, entre las 100 compañías hoteleras españolas que operan en Cancún y la Riviera Maya como las empresas hoteleras que destruyen el ambiente, de acuerdo con un documento de Greenpeace, titulado ”Los nuevos conquistadores: multinacionales españolas en America Latina”.

RIU VA POR MÁS

La empresa inició este año los trámites de cambio suelo ante la Semarnat para construir un hotel en el municipio Isla Mujeres, en la Península de Chacmuchuch, Quintana Roo.

El hotel contará con 753 habitaciones y tendrá una inversión de 17 millones de dólares. El proyecto solicita un plazo de 48 meses para realizar una obra con vida útil de 50 años, en un espacio de 104 mil metros cuadrados

RIU adelantó que se verán afectadas dos especies que se encuentran dentro de la la lista de Protección ambiental-Especies nativas de México. Estas son la iguana gris, catalogada como especie amenazada, y la lagartija escamosa de Cozumel, ubicada como especie en protección especial.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: