Los conflictivos comicios en Tamaulipas – Por @GilOlmos en Proceso

Publicado el Mayo 1, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

Gil Olmos-11-150x150 Tamaulipas-c
POR JOSÉ GIL OLMOS, CIUDAD DE MÉXICO (apro).- 3 FEBRERO, 2016

Antes de arrancar los comicios en Tamaulipas para elegir gobernador la sombra del crimen organizado ya se hizo presente en la selección de los candidatos del PRI Baltazar Hinojosa Ochoa y del PAN Francisco Javier Cabeza de Vaca, a quienes se les ha mencionado en la investigación que se abrió sobre los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, acusados de lavado de dinero.

Aunque los dos políticos han negado de manera reiterada que exista alguna investigación en su contra, sus nombres salen a relucir en los testimonios registrados en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, iniciada en el sexenio de Felipe Calderón contra los exgobernadores priistas Yarrington y Hernández Flores, presuntamente por recibir dinero del Cartel del Golfo.

Desde el 2009 a la fecha, varios medios de comunicación como Reforma, El Universal y La Jornada han publicado la referencia de esta investigación, en la que se menciona que tanto Baltazar Hinojosa como Cabeza de Vaca recibieron recursos para sus respectivas campañas como alcaldes de Matamoros y Reynosa.

Apenas este miércoles el periódico Reforma publicó la declaración de Héctor Crescencio de León Fonseca El R3, detenido el pasado 7 de enero en Altamira, Tamaulipas, en posesión de armas y droga. A pesar de que salió libre, quedó registrado en el reporte policiaco 0039/2016 de la SEIDO, que le entregaba dinero a Cabeza de Vaca por órdenes de su jefe Marco Antonio Haro Rodríguez, miembro del Cártel del Golfo.

Los últimos comicios en Tamaulipas han sido difíciles y complicadas por la presencia de los grupos criminales. No hay que olvidar que en la pasada elección para gobernador del 2010 fue asesinado el candidato del PRI Rodolfo Torre Cantú, por órdenes de Eduardo Costilla Sánchez El Coss, líder del Cártel del Golfo, luego de que el priista supuestamente se negara a proteger las inversiones que permitían el lavado de dinero proveniente de las ganancias del narcotráfico.

Hoy, envueltos en ese pragmatismo político en el que sólo importa ganar sin preocuparse cómo, el PRI y el PAN lanzaron como candidatos a estos dos personajes cuyos nombres están registrados en las investigaciones que hay tanto en México como en Estados Unidos contra los exgobernadores tamaulipecos Tomás Yárrington y Eugenio Hernández.

Una vez más, los comicios en Tamaulipas corren el peligro de volverse violentas pues ahí el crimen organizado sigue teniendo un enorme poder que alcanza hasta los niveles más altos de la política, sin importar el partido político.

De ahí que el gobierno federal tenga la tarea de asegurar que en esta entidad, como en otras donde también existe el riesgo de la violencia de los grupos criminales, se desarrollen pacíficamente y que todos los candidatos borren de su historia cualquier sospecha que exista en su contra.

Twitter: @GilOlmos

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: