El panista Bravo Mena tiene dientes… y carnita

Publicado el Septiembre 4, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

fco pinchetti
sinembargo
Por Francisco Ortiz Pinchetti
Prácticamente 11 meses después de que el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, anunció el 4 de octubre de 2015 la creación de una Comisión Anticorrupción en ese partido y nombró para presidirla a Luis Felipe Bravo Mena, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el reglamento que le permitirá por fin a ese nuevo organismo entrar en funciones. La tardanza fue atribuida por la dirigencia panista al propio INE, pero este reviró esa afirmación al explicar que fue el PAN el que tardó en cubrir los requisitos para obtener el aval.

“Haiga sido como haiga sido”, como diría el clásico, es un hecho que el partido fundado por Manuel Gómez Morín en 1939 tiene ya una Comisión con “dientes” para erradicar entre su militancia la corrupción que tanto ha dañado su imagen. También es cierto que dicha Comisión está encabezada por uno de los pocos políticos decentes que quedan en ese partido y que el resto de sus integrantes es gente proba, respetable y confiable. Ya no hay pretextos para no actuar.

El propio Bravo Mena, ex presidente nacional del PAN (1999-2005), precisó al conocerse el aval del INE, que “no se protege a Acción Nacional encubriendo o tolerando a quienes denigran al partido o lo traicionan faltando a su vocación originaria, que es ser factor de limpieza en la vida pública”. Advirtió enfático que el reglamento será “de observancia general” para toda la militancia, incluyendo legisladores, dirigentes y funcionarios del partido en cualquier nivel. Y confió al reportero Mayolo López, de Reforma, que se tiene una lista de cuando menos 20 casos para revisar en los próximos días.

Mencionó sólo dos de esos casos, obvios. Uno es el del ex Gobernador de Sonora (2009-2015), Guillermo Padrés Elías, acusado de enriquecimiento difícilmente explicable y de haber “perdonado” cargas fiscales a allegados suyos. El otro es el de la ex Alcaldesa de Monterrey (2012-2015) Margarita Arellanes Cervantes, señalada junto con otros panistas de malos manejos. Y están seguramente los famosos “moches”.

Sin embargo, con ganas de ayudarlo en su tarea, le recomiendo a don Luis Felipe comenzar por lo que tiene más cerquita, casi al lado de su oficina en el bunker del PAN de la colonia Del Valle. Me refiero por supuesto al caso del ex delegado panista en Benito Juárez, Jorge Romero Herrera, actual coordinador de la fracción de su partido en la ALDF, considerado con razón el cacique del partido en la capital y responsable directo de su debacle electoral en 2015 y sobre todo en la elección de diputados constituyentes de junio pasado.

Romero Herrera ha sido reiteradamente acusado por militantes del PAN ante el CEN y ante el Tribunal Electoral de haber integrado una suerte de secta de incondicionales (Los Ocean) desde que fue diputado local entre 2006 y 2009, para dedicarlos a adulterar con recursos del erario el padrón interno de su partido y llevar a cabo afiliaciones masivas, corporativas, ilegales, todo lo cual está documentado. Eso le ha permitido apoderarse de candidaturas y cargos directivos.

Existe también una denuncia penal en su contra ante la Procuraduría de Justicia del DF por usurpación de profesión, al ostentarse como licenciado en derecho, sin serlo, y firmar como tal documentos oficiales siendo funcionario de la delegación Benito Juárez. (Número de indagatoria FBJ/BJ-3/t1/2116/12-09). Y está acusado ante la CDHDF por agresiones y amenazas contra periodistas (Expediente CDHDF/IV/122/BJ/13/D8109)

Documentado también está el “descuentazo” de 1.6 millones de pesos (35 por ciento del valor) que le otorgó la inmobiliaria Grupo Rouz en la compra de un pent-house de lujo de 234 metros cuadrados en la calle Gabriel Mancera 1542 de la colonia del Valle, a cambio de plena impunidad en las construcciones ilegales llevadas a cabo por esa empresa en la demarcación que gobernó entre 2012 y 2015. Y su colusión con el líder de vendedores ambulantes Esteban Olivos (comprometido con la afiliación masiva de sus agremiados al PAN) para promover, fabricar y vender puestos metálicos para comerciantes ilegales, con precios superiores a los 150 mil pesos.

En abril pasado, Romero Herrera fue acusado por la revista Proceso, con base en una grabación telefónica, de confabularse con Miguel Ángel Yunes Linares, candidato de la coalición PAN-PRD a la gubernatura de Veracruz, en un caso de tráfico de influencias que involucraba también al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera en uno de los millonarios negocios inmobiliarios en la Ciudad de México del hijo del hoy gobernador electo, Omar Yunes Márquez.

La más reciente fechoría del “Führer”, como le llaman sus allegados, fue el haber vetado en la ALDF, en mayo pasado, al presidente de la Comunidad Judía de México, Salomón Achar Achar (al que llamó “pinche judío”), como candidato a consejero honorario de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) y de tener expresiones antisemitas que obligaron al dirigente Anaya Cortés a expresar el “respeto y aprecio” de su partido a la comunidad israelita, pese a lo cual aún persiste la molestia que causaron los hechos y dichos de Romero Herrera inclusive a nivel internacional.

Por lo demás, miembros del clan de Romero Herrera se han visto involucrados en escándalos, como sus “hermanos” (sic) los ex diputados locales y altos funcionarios de su gobierno delegacional Rafael Medina Pederzini y Sergio Eguren Cornejo, encarcelados en Brasil por manosear a una mujer y golpear brutalmente a su marido durante el Mundial de futbol de 2014. Ambos son actualmente cobijados por su líder, que aprovecha para ello su condición de coordinador de la bancada panista en la ALDF.

Finalmente está el caso de otro integrante de Los Ocean, Luis Vizcaíno Carmona, ex director general Jurídico del propio Romero Herrera, acusado por los organizadores de una carrera atlética, la promotora Asdeporte, de haberles exigido un soborno de 90 mil pesos para autorizarles el evento, caso al que se refirió Bravo Mena poco después de ser nombrado comisionado, en diciembre pasado. Fue cuando aseguró que en el PAN “hemos decidido pagar el costo de la vergüenza” para hacer una limpia en el partido. Hay entonces, estimado Luis Felipe, carnita de sobra para empezar a cortar. Válgame.

Twitter: @fopinchetti

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

One Reply to "El panista Bravo Mena tiene dientes… y carnita"

gravatar

Guillermo Galindo Rangel  on Septiembre 4, 2016

FRANCAMENTE EXCÉPTICO DE QUE LUIS FELIPE BRAVO MENA, CUMPLA CABALMENTE CON SU TAREA DE SANCIONAR A TANTO POLÍTICO CORRUPTO. TAL VEZ BRAVO MENA SEA UNA BUENA PERSONA, NO LO SÉ, PERO SERÍA UN VERDADERO MILAGRO SI EL PANISTA CUMPLA CON SU DEBER A CABALIDAD.