Estado de los ESTADOS: Cumbres inútiles – Columna Estado de los Estados por @Lilia_Arellano1, 29 octubre 2016

Publicado el Octubre 29, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

columna-lilia-arellano

Cumbres inútiles

Narcotráfico oscurece reunión colombiana

Turismo presidencial y lamentos oficiales

Crimen sobrepasa a las instituciones: EPN

Delincuencia amenaza seguridad nacional

Bajo fuego en Guerrero, Sinaloa y Veracruz

Pérdidas de Pemex:  $118 mil 300 millones

Deuda pública hasta 50.5% del PIB en 2016

Ciudad de México, 29 de Octubre de 2016. – Desde hace 25 años, las cumbres iberoamericanas, desde Guadalajara en 1991 hasta Cartagena de Indias este año, han resultado en un profundo desencanto y en un estrepitoso fracaso.
En la segunda cumbre en Colombia destaca el trasfondo del profundo problema del narcotráfico; los graves riesgos a la seguridad nacional; el impulso al mercado de estupefacientes en Estados Unidos; el surgimiento de grandes capos, desde Pablo Escobar, la Viuda Negra y El Señor de los Cielos, hasta Joaquín El ChapoGuzmán; la intervención militar estadounidense; el control del territorio a través del Plan Colombia y su versión mexicana, la Iniciativa Mérida; la aparición de grupos armados opuestos a gobiernos lacayos, la FARC colombiana y el EZLN mexicano; los procesos de extradición de jefes delincuenciales a EU; y el lavado de las extraordinarias ganancias del narcotráfico convertidas en un pilar del sistema financiero estadounidense.

La integración latinoamericana está hoy más lejos que nunca. Sus economías se encuentran desarrolladas de forma separada y con una heterogeneidad estructural marcada. Existe una fuerte disgregación subregional y nacional. Los únicos elementos integradores con el exterior han sido los privilegios coloniales de las metrópolis europeas y las grandes empresas extranjeras, particularmente las estadounidenses y españolas. De las cantinas, los moteles y las tiendas de abarrotes de españoles, se pasó a grandes cadenas de hoteles diseminadas en todo el territorio latinoamericano y al control del sistema financiero de países enteros, en donde los bancos ibéricos, como Santander y BBVA, logran estratosféricas ganancias para salvar a sus matrices en España, gracias al cobro de intereses y comisiones impensables en territorio español.

 

Para lo que si sirven las cumbres iberoamericanas es para el turismo presidencial. El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo este viernes un almuerzo con el Rey de España, Felipe VI, acompañado por Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Relaciones Exteriores, e Idelfonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía. Asistió a una reunión en el Conversatorio de Jefes de Estado y de Gobierno del IX Encuentro Empresarial Iberoamericano. Por la noche, Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, acudieron a una cena que ofreció el presidente colombiano Juan Manuel Santos, a los jefes de Estado y de gobierno. Llama la atención el Premio Nobel de la Paz 2016 para Juan Manuel Santos sin que se haya logrado poner fin a la guerra con las FARC, la insurgencia más antigua de América Latina tras más de 50 años de conflicto, proceso aún pendiente.

 

Previo al inicio de la XXV Cumbre Iberoamericana con el tema: Juventud, Emprendimiento y Educación, el presidente de México, Enrique Peña Nieto y el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, acordaron profundizar los mecanismos de cooperación que mantienen, a fin de fortalecer la lucha contra los grupos criminales que operan en los dos países. En el Palacio de Nariño, ambos mandatarios abordaron cómo incrementar la cooperación en materia de seguridad y la ratificación del respaldo de México a los empeños de Colombia por sellar los acuerdos para poner fin al conflicto civil armado más antiguo del continente americano. Poco puede aportar el mexiquense cuando la delincuencia organizada y el lavado de dinero son en estos momentos la mayor amenaza para la seguridad pública de México y para la economía nacional, como lo advirtió el jueves la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

 

Paralelamente a la incontrolable ola de violencia resentida en todo el territorio nacional, con el incremento de homicidios dolosos, secuestros y desapariciones, el narcotráfico mueve un importante volumen de fondos incuantificables, incrementados con otros delitos de menores riesgos pero más redituables como la extorsión, el cobro de derecho de piso, la corrupción y el robo de gasolinas y minerales. “La delincuencia organizada representa la mayor amenaza para la seguridad pública y para la economía, por lo que constituye también una amenaza a la seguridad nacional del Estado mexicano, y en lo particular, lo es también a la realización de operaciones de lavado de dinero”, concluye un documento que forma parte de la primera Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo (ENR), que presentó la UIF ante el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales.

 

Como lo admitió Peña Nieto en Bogotá, el crimen organizado en México avanza de manera más acelerada que las capacidades del país para combatirlo. En las entidades federativas, los propios gobernadores admiten el principal reto de sus administraciones es combatir la inseguridad. Por ejemplo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, informó que durante el primer año de su gestión se cometieron 2 mil homicidios dolosos. Acapulco y Chilpancingo, dijo, se mantuvieron como dos de las ciudades más violentas del país. En Sinaloa, el crimen se incrementó como parte de la disminución en tareas de seguridad pública del Ejército. Esta entidad se mantiene como la primera en aseguramiento de aeronaves y embarcaciones; segundo en inmuebles y armas; tercero en lanzacohetes y lanzagranadas, aunque es el quinto en detenciones. Y Veracruz se encuentra en medio de un escenario de guerra entre cárteles de la droga, al igual que Sinaloa. De enero de 2013 a octubre de 2016 se han documentado un total de 87 casos de personas desaparecidas en territorio veracruzano que pueden tipificarse –según los convenios internacionales firmados por México- como “desaparición forzada” por la participación de elementos de la Policía Estatal y, en menor medida, de las corporaciones municipales.

 

CUMBRES INÚTILES

 

Las cumbres iberoamericanas tiene un carácter transnacional al reunir aquellos países que hablan las mismas lenguas (español y portugués). En los hechos concretos han sido irrelevantes y se observa una enorme distancia entre las palabras y las acciones. Han exhibido los límites de la comunidad iberoamericana de influir en la construcción del Nuevo Orden Mundial desde una posición del sur. En cada una se ha venido reiterando la inoperancia del paradigma económico y político neoliberal para sustentar el desarrollo y la democracia en el ámbito nacional e internacional. Las reuniones son sólo el escaparate donde se exhiben las políticas exteriores de los países de la región, sus matices y proyectos y en donde se toma el pulso de los procesos de integración subregional en curso.

 

Sólo palabras y buenas intenciones han dejado estas cumbres: la oposición iberoamericana al proteccionismo en los países industrializados; el análisis ineludible del fenómeno mundial de la corrupción, sin señalar los peligros que ella encierra para nuestros países; el combate al narcotráfico bajo la responsabilidad compartida entre gobierno y sociedad, entre países productores y consumidores; la condena del terrorismo, del racismo y la xenofobia padecidas en diversos lugares del  planeta, sin referir sus consecuencias en esta región; la migración internacional como consecuencia de los problemas socieconómicos de los países en vías de desarrollo, sin señalar sus dramáticas proporciones en México, Centroamérica y las Antillas, entre otros.

 

Tendencias hacia la integración están determinadas por visiones ideológicas distintas de la trayectoria pasada y el futuro deseable de nuestras naciones. Impera la vertiente panamericanista de origen estadounidense, caracterizada por sustentarse en una doctrina subordinada en lo económico, hegemonista en el aspecto político, supremacista en lo racial e intervencionista en lo militar. Pretende el sometimiento de los pueblos al sistema económico y político de Estados Unidos y permea gran parte de las oligarquías y burguesías criollas que se nutren de los principios hegemonistas, señalan los especialistas. Este enfoque fue precisamente el que prevaleció en la Cumbre de Miami, en diciembre de 1994, en donde se relanzó la política estadounidense hacia Latinoamérica y se afinó el plan de integración económica continental mediante acuerdos de libre comercio. El presidente Bill Clinton, convocante de la reunión a todos los jefes de Estado del Continente y El Caribe, con excepción del cubano Fidel Castro, reafirmó en esa ocasión su compromiso para forjar una asociación para la “prosperidad” desde Canadá hasta América del Sur, lo que nos adelanta puede ser la política de su esposa Hillary Clinton de triunfar en las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

 

La corriente latinoamericanista, opuesta históricamente a la anterior, pone el acento en la comunidad espiritual y cultural de las naciones de esa área, intentando que sobre la base de esa identidad se logre la unidad política y la integración económica de nuestros países. Aspira a una mayor independencia, a la fraternidad y equidad entre los pueblos; procura el progreso material y espiritual con base en procesos populares que hacen énfasis en la soberanía nacional.  Pero sigue siendo sólo un ideal.

 

América Latina tiene una de las más lacerantes realidades: el subdesarrollo, el marginalismo y la extrema pobreza cohabitan con el cosmopolitismo, el despilfarro y la concentración escandalosa de fortunas; condicionamientos estructurales internos, propios de sociedades colonizadas y jerarquizadas, divididas y desiguales, y mal integradas desde el punto de vista nacional, regional, étnico y social. El conjunto de acuerdos tomados al más alto nivel de la diplomacia proyectan un plan de integración en el que la perspectiva histórica triunfante es la del panamericanismo, como fue previsto desde la Cumbre de Miami, donde se impone necesariamente la política de Washington.

 

El “integracionismo” lo viene practicando destacadamente México desde 1990. Porque fue el primero en jugarse su destino en el bloque de América del Norte, pero también porque es el que encabeza la promoción de acuerdos bilaterales y subregionales con otros países latinoamericanos.

 

Durante la Primera Cumbre Iberoamericana de 1991, la gran convergencia de líderes de Iberoamérica en la ciudad de Guadalajara, provocó optimismo sobre la posibilidad de lograr en un futuro próximo la tan soñada integración de nuestras naciones. Se revivió con fuerza el discurso político de la unidad y la cooperación, como un imperativo práctico para intentar resolver los grandes problemas y desafíos que enfrentan nuestros países ante un mundo en rápida transformación. Pero todo quedó en el discurso.

 

La cumbre sirvió al entonces presidente Carlos Salinas de Gortari para sacudirse finalmente la sombra de su anterior competidor por la Presidencia de la República, Alfredo del Mazo, quien fue responsabilizado para visitar todos los países de América Latina e invitar personalmente a los mandatarios participantes y a personalidades iberoamericanas con puestos directivos en organismos internacionales, como el secretario general de la ONU, el director general de la UNESCO, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, el secretario ejecutivo de la CEPAL y el presidente del BID.  De aspirante presidencial Del Mazo fue reducido en unos cuantos meses a edecán de lujo en la cumbre de la capital jalisciense.

 

“¿POR QUÉ NO TE CALLAS?”

 

Durante las reuniones a lo largo de un cuarto de siglo, se recuerda la Cumbre Iberoamericana celebrada en Chile en 2007, en donde se discutió el tema: Iberoamérica: desarrollo e inclusión social, donde el Rey Juan Carlos de España le gritó al presidente venezolano, Hugo Chávez: “¿Por qué no te callas?”, después de que éste interrumpiera reiteradas veces a su par español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su discurso final en la cumbre, saliéndose de su tradicional papel institucional.  Visiblemente irritado, el rey se retiro después del recinto. El incidente fue objeto de críticas y alabanzas, y provocó un interminable torrente de creatividad, surgiendo canciones, camisetas y miles de chistes sobre el asunto.

 

Cabe recordar el Rey Juan Carlos abdicó a favor de su hijo el Príncipe Felipe tras 29 años en el poder. En sus últimos años fue blanco de críticas por una serie de escándalos relacionados con su vida privada y por la imputación por delitos de corrupción de su hija Cristina y su yerno, Iñaki Urdangarin. Cristina fue imputada para aclarar el conocimiento que tenía de las actividades de su esposo, investigado por presunto desvío de 6 millones de euros de contratos públicos asignados al Instituto Nóos, una sociedad sin fines de lucro que él presidió entre 2004 y 2006. También se le acusó de evasión de impuestos, fraude fiscal, prevaricación y falsedad de documentos.

 

En momentos en que España sufría la peor crisis económica en medio siglo, el Rey Juan  Carlos se fracturó la cadera durante un safari en Botswana para cazar elefantes. El monarca tuvo que pedir disculpas públicas. Otro escándalo fue la exhibición de una fotografía en la que se veía al rey, entonces de 74 años, junto con su amante desde hacia varios años, la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgensteir, de 46 años.

 

Lo que no se puede escatimar es el apoyo de la corona española a sus grupos financieros en América Latina, la cual se convirtió en una tabla de salvación para el sistema financiero ibérico hasta el momento. Por ejemplo, BBVA, el segundo banco más grande de España, reportó este jueves una ganancia neta de 965 millones de euros (unos 1,050 millones de dólares) en el tercer trimestre, por encima de la previsiones de los analistas gracias a un sólido negocio en su mercad clave de México.

 

En nuestro país, BBVA Bancomer reportó en el tercer trimestre una utilidad neta de 9,373 millones de pesos, lo que implicó un crecimiento de 11.2 por ciento. Con ello, en enero-septiembre de 2016, BBVA Bancomer obtuvo una ganancia récor de 30,172 millones de pesos, cifra mayor en 18.1% respecto del mismo periodo del 2015.

 

DE LOS PASILLOS

 

En cambio, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró pérdidas netas por 118 mil 300 millones de pesos en el periodo julio a septiembre y acumula caídas por 263 mil 802 millones de pesos este año, las cuales, sin embargo, son menores a las registradas el año pasado. Las causas fueron la disminución en la plataforma de producción de petróleo, la depreciación del peso y una caída en el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación, describe el informe de resultados al tercer trimestre de 2016. Pemex precisó que sus finanzas fueron afectadas por una pérdida de 52 mil 200 millones de pesos, ocasionada por la depreciación del peso, cuya cotización frente al dólar pasó de 17 a 19.5 pesos entre el tercer trimestre de 2015 y el mismo periodo de este año. Adicionalmente, la empresa enfrentó un incremento de 4 mil 800 millones en intereses a cargos netos.

 

Al cierre del año, la deuda total del país podría ser mayor al 50.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) advirtió el titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Luis Madrazo…. La deuda total del país ya alcanza el 48 por ciento del PIB…. A pesar de los recortes presupuestarios presumidos por el gobierno federal, las secretarías de Estado y otras dependencias administrativas gastaron 12.3 por ciento más al cierre del tercer trimestre del año pasado.

 

En lo que va de la presente administración, la SHCP y la PGR aseguraron o bloquearon más de 3 mil 500 millones de pesos dentro del sistema financiero, a organizaciones criminales, reportó Alberto Bazbaz Sacarl, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). La cantidad es ridícula cuando se estima las organizaciones financieras mueven capitales por alrededor de 40 mil millones de dólares anualmente a través de los sistemas financieros de México y otros países, producto de sus ganancias tan sólo en este país.

 

www.liliaarellano.com

obras quienes hablen”: San Antonio de Padua

Cumbres inútiles
Narcotráfico oscurece reunión colombiana
Turismo presidencial y lamentos oficiales
Crimen sobrepasa a las instituciones: EPN
Delincuencia amenaza seguridad nacional
Bajo fuego en Guerrero, Sinaloa y Veracruz
Pérdidas de Pemex: $118 mil 300 millones
Deuda pública hasta 50.5% del PIB en 2016

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: