Columna Estado de los estados: Escrutinio mundial por @Lilia_Arellano1

Publicado el Noviembre 10, 2016, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

columna-lilia-arellano

“El cambio es la única cosa inmutable”: Arthur Schopenhauer.

Escrutinio mundial
Donald Trump, bajo rigurosas miradas
México en shock; autoridades pasmadas
Estados Unidos dividido, declara Clinton
Cautela y pesar en toda América Latina
Senado promueve reunión con D. Trump
Antecedentes completos en estas líneas

Ciudad de México 10 de Noviembre de 2016.- Inició una nueva era mundial. La primera potencia del orbe, bajo las riendas de Donald Trump, un líder nacionalista y xenófobo, cambiará sus políticas geoestratégicas, de comercio internacional, de migración y de relaciones bilaterales y multilaterales con el resto del mundo.

El republicano se empeñará no sólo en reimpulsar la economía estadounidense sino, sobre todo, en fortalecer su seguridad nacional. Entre los factores delicados para la estabilidad internacional, se esperan roces con la segunda potencia económica: China; retirarse del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) aún no finalizado; renegociar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, lo cual impactará a la propia economía estadounidense. Se recrudecerá la política migratoria de EU, con la espada de Damocles sobre 11 millones de inmigrantes ilegales, se reforzará la lucha contra el Estado Islámico y se espera un mayor acercamiento con Rusia.

Estados Unidos quedó dividido después de la elección presidencial de este martes. Al interior hay decepción y tristeza en el grupo derrotado. En el plano internacional impera la incertidumbre, la cautela y se espera lo peor. En México, como se advirtió, el peso mexicano se derrumbó frente al dólar en las operaciones en el mercado internacional. Por la noche, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó una reunión con miembros de su gabinete para evaluar los escenarios tras los comicios en EU. El dólar spot se vendía en 19.79 pesos, una caída de 7.4 por ciento, de acuerdo con datos de Bloomerg. En los bancos, al inició de la jornada el billete verde se vendía en 20.35 pesos, superior a los 19.65 del cierre del martes, según cifras de Banamex. El martes, el dólar para operaciones internacionales llegó a alcanzar un máximo histórico de 20.7818 unidades a las 23.20 horas, es decir, una devaluación de 13.42 por ciento, y se ubicó como la moneda con el peor desempeño en el mundo. A media jornada del miércoles, los mercados financieros domésticos atemperaron la volatilidad con la que iniciaron operaciones. El peso se recuperaba marginalmente y se vendía en ventanillas de bancos y casas de cambio en 20.10 pesos.

Con Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, se abre el riesgo de un cambio drástico de política comercial y el republicano cumpla las promesas de campaña, pida la renegociación del TLCAN y no se apruebe el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), advirtió Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quien recomendó al gobierno mexicano construir una nueva relación bilateral con ese país y avocarse a la estrategia de buscar nuevos mercados de exportación. Sin embargo, dijo que hay candados y cláusula de comercio internacional con las que se aminorarían las “drásticas medidas que ofreció Trump”.

La alternativa que tiene México ante el triunfo de Donald Trump es trabajar con él, sostuvo el líder del Partido Republicano en México, Larry Rubin. En una entrevista de radio, aseguró: “Para México, lo que más le conviene es que felicite al nuevo presidente y trabaje con él. Trabajar con el presidente Donald Trump es lo que le conviene”. Rubin explicó que el triunfo del magnate se debió al descontento de los estadounidenses con la política del presidente actual, Barack Obama, y con la imagen de los políticos tradicionales del país.

El triunfo de Donald Trump incrementa la incertidumbre para México y puede añadir un riesgo a la baja en el crecimiento económico del país, advirtió la calificadora de valores internacional Fitch Ratings. El resultado de la elección en EU puede poner en riesgo la confianza doméstica en México y retrasar la inversión hasta que haya una mayor claridad de las políticas de la nueva administración estadounidense hacia México, destacó y alertó sobre el deterioro de la economía mexicana, el comercio y la situación financiera relacionada con Estados Unidos, la cual puede pesar en el perfil de la calificación soberana de México.

GABINETE PASMADO

El gabinete económico de México no presentó ningún plan inmediato para hacer frente al incremento en la incertidumbre de los mercados financieros internacionales y la volatilidad de las variables económicas del país, y sólo señaló podrían ajustar distintas políticas económicas para preservar la estabilidad financiera. El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, declaró: “el compromiso de las autoridades mexicanas es que en la medida en que se obtenga información adicional y estando vigilantes del entorno de mercado, se procederá a ajustar las políticas fiscales, monetaria, financiera y comercial, buscando que se preserven fundamentos económicos sólidos, lo que es esencial para darle valor a nuestra moneda y retomar una senda de crecimiento económico sostenido y estabilidad financiera. El gobierno de la República y el Banco de México tomaremos las medidas necesarias de manera coordinada con el objeto de mantener el funcionamiento adecuado de los mercados”.

El Banco de México, en el ámbito de su competencia y siguiendo el calendario preestablecido, señaló el gobernador Agustín Carstens, ponderará la situación y tomará las decisiones de política monetarias que su Junta de Gobierno considere pertinentes para cumplir con su mandato prioritario de mantener una inflación baja y estable. La próximo semana sesionará la Junta de Gobierno de Banxico para consideraciones de política monetaria. Meade y Carstens no contestaron preguntas de los medios de comunicación, y se limitaron a señalar que México tiene fundamentos sólidos para enfrentar la volatilidad prevaleciente.

Ante la tormenta, Meade Kuribreña destacó la fortaleza fiscal del país en un proceso de reformas estructurales con un incremento de casi cinco puntos porcentuales del PIB de recusación tributaria entre 2012 y 2015 y con un programa de consolidación fiscal que es consistente con la Ley de Ingresos para la Federación para 2017, aprobado ya por el Congreso de la Unión, el cual contempla un superávit primario para el próximo año y una disminución de deuda pública a PIB. “No requiere que el gobierno federal acuda a los mercados internacionales durante 2016 y 2017”, subrayó el funcionario al destacar las reservas internacionales del país de 175.1 mil millones de dólares, lo cual, dijo, es suficiente para cubrir la tenencia toral de deuda interna de los inversionistas extranjeros. Resaltó también la línea de crédito flexible con el FMI de 86.2 mil millones de dólares y un sistema bancario con un nivel de capitalización de 14 por ciento y suficiente liquidez para cubrir episodios de estrés.

EU DIVIDIDO: CLINTON

Estados Unidos está “más dividido de lo que pensábamos”, aseguró Hillary Clinton al reconocer su derrota en la carrera hacia la Casa Blanca frente a Donald Trump, y se ofreció a trabajar con el presidente electo, esperando que sea un líder exitoso para los estadounidenses. En un hotel de Manhattan, pidió a sus partidarios mantener la mente abierta sobre Trump y darle la oportunidad de liderar al país. Clinton, de 69 años, reconoció que los resultados de la noche del martes fueron dolorosos y que está decepcionada. “Esto es doloroso y lo será por largo tiempo”, aseguró. La victoria de Donald Trump desató protestas en ambas costas de Estados Unidos. Desde Pennsylvania hasta California, en Oregon y en Washington cientos de personas se volcaron a las calles para manifestar su oposición al triunfo del republicano sobre la demócrata Hillary Clinton.

Al menos 500 personas estaban en los alrededores de la UCLA, algunas de ellas gritando canticos anti Trump, como “Tú no eres Estados Unidos, nosotros somos Estados Unidos”, y “No es mi presidente”. En Oakland, más de 100 manifestantes salieron a las calles, quemaron una efigie de Trump, rompieron ventanas de la redacción del Oakland Tribune y prendieron fuego a neumáticos y basura. Estudiantes de la Universidad de California en Berkeley realizaron protestas en el campus. En Oregon, alrededor de 300 personas bloquearon el tránsito en el centro de Portland y quemaron banderas estadounidense mientras gritaban: “No es mi presidente”. En Seattle, los manifestantes bloquearon caminos y quemaron basura. En Pennsylvania, estudiantes de la Universidad de Pittsburgh marcharon por las calles.

El presidente Barack Obama aseguró su equipo trabajará con el mandatario electo, Donald Trump, a fin de tener en Estados Unidos un transición pacífica. Se dijo “alentado” por el nuevo tono del discurso del republicano Donald Trump tras su triunfo. Durante una conferencia de prensa conjunta con el vicepresidente Joe Biden, prometió una transición del poder sin contratiempos. “Ahora todos esperamos tenga éxito en unificar y liderar al país”, dijo y agregó: “quiero asegurarme de que este traspaso de poder sea bien ejecutado porque finalmente todos estamos en el mismo equipo”.

CAUTELA Y PESAR EN AL

Los presidentes y líderes de América Latina felicitaron a Donald Trump pero mostraron cautela y pesar debido a las promesas de campaña del magnate, quien ofreció duras políticas antimigración. Michel Temer, presidente de Brasil, la mayor economía de Latinoamericana, reaccionó con cautela diplomática: “no cambia nada en la relación de Brasil con Estados Unidos”, dijo en una entrevista de radio. El presidente de centroderecha de Argentina, Mauricio Macri, escribió en su cuenta de Twitter: “Felicito a @realDonaldTrump en su triunfo y espero que podamos trabajar juntos por el bien de nuestros pueblos”. En una entrevista televisada, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo: “cualquiera hubiera sido el resultado hay un impacto para todo el mundo”. Pero su predecesor, José Pepe Mújica, fue mucho más expresivo: “Sólo te voy a decir una palabra que lo dice todo, así que grábala bien: ¡socorro!”, dijo en declaraciones a una radio local.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, expresó su deseo de continuar con las privilegiadas relaciones entre ambos países: “Celebramos espíritu democrático de EE. UU: en #ElectionNight. Con @realDonaldTrump seguiremos profundizando relación bilateral”, escribió en su cuenta de Twitter. El presidente de Bolivia, Evo Morales, escribió en Twitter: “Saludar triunfo de @realDonaldTrump. Esperamos trabajar contra el racismo, machismo, la antiinmigración, por la soberanía de nuestros pueblos”. En Cuba, el gobierno de Raúl Castro anunció este miércoles que realizará maniobras militares entre el 16 y 18 de noviembre. La incertidumbre se cierne sobre la isla, cuyas relaciones con Estados Unidos entraron en un franco acercamiento bajo la administración de Barack Obama, con alivios a las restricciones comerciales, financieras y de viajes que han pesado sobre el gobierno comunista. Trump ha prometido revertir la reanudación de relaciones diplomáticas con Cuba.

Cancilleres latinoamericanos reaccionaron ante el triunfo de Donald Trump: “Pagar por un muro está fuera de nuestra visión, la visión que tenemos es una visión de integración, de cómo México y Estados Unidos trabajando juntos somos más competitivos”, dijo la canciller de México, Claudia Ruiz Massieu, en una entrevista de televisión. El gobierno de Venezuela aún no se había pronunciado sobre el triunfo de Trump. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, señaló: Trump “ha cuestionado las políticas de inmigración, las políticas comerciales, los tratados de libre comercio, las políticas de seguridad. Hay enormes interrogantes que se abren”. Desde Perú, Uruguay y Paraguay hubo tibias felicitaciones para Trump.

EL CONSABIDO “SE LOS DIJE”

No resultó sencillo hablar de Donald Trump, mucho menos de la oportunidad real existente para llegar a la Casa Blanca. El dos de marzo pasado, cuando apenas peleaba la candidatura, basamos nuestra opinión en la quita de máscara al pensamiento del ciudadano norteamericano, de la mayoría: “si en Estados Unidos Donald Trump está recibiendo una extrema carga publicitaria, en México también tiene muchos seguidores quienes, tal vez sin ser su propósito, lo hacen cada día más famoso, con todo y el pánico o miedo, o temor, referido si es nominado candidato de su partido a la posición desde la cual el mundo se mira de manera distinta. El silencio gubernamental ante los insultos proferidos ha contribuido a extender la fama del güero oxigenado. Se han pasado por alto calificativos como “drogadictos, criminales, violadores”, para rematar con un “también hay gente buena”. Se señala a su partido, el Republicano, de respaldar a este aspirante a candidato, pero acaso ¿a México le ha ido mejor con los Demócratas?

“Todo indica al final de cuentas que lo dicho por Trump no es sino la quita de una máscara del vecino del Norte. Si sumamos el número de mexicanos asesinados en la frontera, la política migratoria infame, los abusos cometidos contra nuestros connacionales y en general con los latinoamericanos, porque otros migrantes tienen un sitio diferente para el trato, no hay cambios distinguibles entre unos y otros, porque tampoco hay gobierno en México capaz de enfrentarlos debidamente. Para doña Claudia Ruiz Massieu llamar a Trump “ignorante”, seguro será suficiente para contrarrestar lo de criminales; “racista”, ante un tono de piel blanquecino, es respuesta fuerte para lo de “violadores”; y en cuanto a lo de “absurdo”, bien podría haber expuesto el resultado de un reclamo del país que más consume drogas en el planeta.

“Conocedor de los impactos publicitarios, el republicano habló de la construcción de un muro ahora sí a todo lo largo de la frontera pagado por los mexicanos. Esta cierto del impacto de estas declaraciones. De lo provocado entre quienes, querámoslo o no, piensan como él y son ya millones de estadounidenses. La frontera entre Estados Unidos y México va mucho más allá de una línea divisoria. Abarca todo: costumbres, lenguaje, educación, cultura, incluso, religiones. Ese muro famoso existe, no es físico pero está en la realidad, en el devenir de los pueblos. Esos pensamientos en extremo racistas no ocultos entre millones de habitantes de los EU, simplemente encontraron el camino para aflorar, han estado presentes desde siempre, como desde siempre se ha sentido la ausencia de un gobierno mexicano defensor de su país y de los suyos.

“Veamos: se ha instruido a los cónsules mexicanos en EU para dar inicio a reuniones con organizaciones civiles y líderes de opinión con la finalidad de compartir información sobre la aportación de la población mexicana en la Unión Americana. Esto debido a la negativa del gobierno mexicano a instrumentar una estrategia de confrontación. Así de tibio es el proceder de quienes, sin hacer gala de lo desconocido, el nacionalismo, bien podrían justificar su permanencia al mando y no hacer señalamientos sobre “la preocupación de los republicanos por lo dicho por Trump”. Dice el panista Ricardo Anaya: “este payaso no nos espanta”. Y ¿cuál payaso sí?

“Se han presentado ya los extremos tan temidos. En menos de 28 horas, según consigna un diario capitalino, una familia, mujeres y adolescentes mexicanos fueron atacados y acuchillados por tres estadounidenses anglosajones mientras les gritaban “puercos frijoleros”. Se trata de un crimen de odio realizado por “supremacistas blancos”, señaló la policía de Lancaster. Los hechos tuvieron lugar en el distrito de Lake, en donde un 53.6 por ciento de sus 12 mil 328 habitantes son hispanos y, de ellos, la mayoría mexicanos. Esto ya no son declaraciones, tampoco payasadas, son asesinatos y han ocurrido, no hay olvido, con demócratas y republicanos. No hay vuelta para observar al vecino del Norte. Debemos mantener la vista fija en lo hecho y dicho en México, en la posición entreguista llevada a estos extremos de silencio. En este suelo sigue la cuota”.

En estas mismas líneas, el 17 de marzo se expuso: “La cuestión toral de la política exterior, interna, económica, social y de desarrollo es en estos momentos: si gana Donald Trump la presidencia de Estados Unidos, ¿qué hará México? El multimillonario Donald Trump es el favorito del electorado conservador para las elecciones de noviembre en Estados Unidos. El martes pasado obtuvo contundentes triunfos en Florida, Illinois y Carolina del Norte. Ha ganado las elecciones primarias en 20 de los 31 estados disputados hasta el momento. Esta cerca de alcanzar los mil 237 delegados necesarios para obtener la nominación oficial del Partido Republicano. Actualmente cuenta con 646 delegados; Ted Cruz, el senador ultraconservador, aparece en segundo lugar con 397 y John Kasich, quien ganó el martes la primaria de su estado, Ohio, tiene 142. Si ninguno de los aspirantes lograra reunir los delegados requeridos, la nominación sería resultado de una negociación en la convención. Trump ya amenazó con acciones de sus seguidores, quienes podrían perpetrar actos violentos si le niegan la nominación durante la convención republicana, en julio en Cleveland”.

Ya desde entonces era imposible negar los avances del republicano pese a los señalamientos sobre su personalidad y es también desde el 12 de mayo que se dijo: “cuando Donald Trump nos alcance, las autoridades mexicanas deberán tomar medidas para atenuar el impacto en la divisa mexicana, en caso de que el nuevo presidente de Estados Unidos retire a su país del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte, por ejemplo… La fragilidad de la moneda mexicana podría combinarse con el tono duro de una administración de Trump frente al acuerdo comercial, lo cual perturbaría a los participantes del mercado, estimó Banamex, filial de Citigroup… Una “sobrerreacción”.

Por lo tanto el registro de lo sucedido con el peso y otras reacciones no debería caer en un extrañamiento y, sobre esos comentarios de los medios, se dijo: “la prensa estadounidense consideró el segundo debate presidencial un desagradable, hostil y vulgar espectáculo, donde la civilidad estuvo ausente desde el primer momento de la discusión de 90 minutos. Los dos principales candidatos no se saludaron al inicio. The New York Times sintetizó el encuentro como un espectáculo de “ataques de personalidad, acusaciones vulgares”, con Trump a la defensiva, buscando revivir las pasadas infidelidades de Bill Clinton para “salvar su candidatura presidencial” tras revelarse sus comentarios de una década atrás sobre las mujeres.

“Los Angeles Times consideró las declaraciones de 2005 como un profundo agujero de Trump del que necesitaba salir el domingo, “pero quizá fue imposible que pudiera salir de ese agujero”. Trump terminó el debate con la misma condición herida en la que empezó: “con republicanos temerosos sobre la trayectoria de su campaña y en algunos casos pidiéndole que abandone su candidatura”. The Washington Post anotó que con sus ataques contra Bill Clinton por sus infidelidades pasadas y contra Hillary Clinton por presuntamente atacar a las mujeres asociadas con estos episodios, “Trump trató de salvar así su candidatura” pasando a la ofensiva. Con el Partido Republicano en una crisis sin precedentes y decenas de funcionarios del partido llamando a Trump a hacerse a un lado desde que se dio a conocer el video el viernes, el aislamiento de Trump quedó evidenciado en el escenario.

“Lo sucedido el domingo frente a las cámaras de ninguna manera debe causar envidia. En México no tienen el apellido Trump muchos machos, tampoco se apellidan Clinton quienes son asiduos a que las mujeres se vean impedidas de cruzar las puertas por temor a quedar ensartadas cual venado de ocho puntas. Hemos tenido presidentes practicantes de la violencia intrafamiliar, como llaman ahora a las golpizas propinadas a las cónyuges, algunos bajo el refrán árabe: “cuando llegues a tu casa pégale a tu mujer. Tu no sabrás porque… ella, sí”. Si se diera un debate de esta naturaleza, con esos ingredientes en nuestro país, solo nos faltaría ser testigos del dicho: “no te comas tu cerebro, te puedes quedar con hambre”.

Los primeros días de este mes, del marcado para llevar a cabo las elecciones dejaron ver claramente el crecimiento de las posibilidades de Donald Trump de alcanzar su objetivo: la Casa Blanca. En el texto aquí publicado el dos de noviembre se lee: “A unos días de la elección presidencial en Estados Unidos se observa un desplome en la confianza en los seguidores de la candidata demócrata Hillary Clinton, lo cual favorece a su adversario republicano, Donald Trump, al que un sondeo de ABC/The Washington Post le da la victoria, aunque sólo por un punto porcentual. Hace poco más de una semana, Clinton exhibía una ventaja promedio en los sondeos de más de cinco puntos sobre Trump, pero en los últimos días el margen entre ambos aspirantes se achicó, aunque Clinton aún se perfila como la favorita. Bajo el muy mexicano esquema “caballo que alcanza, gana”, no hay predicciones acertadas al cien.

“Sin embargo, nuevas encuestas refuerzan el avance de Trump en las preferencias electorales. El miércoles anterior, IBD/TIPP publicó una encuesta donde se le da a Trump un porcentaje de 44 por ciento en la intención del voto, igual a la de Clinton. Y una nueva encuesta de ABC/Wash Post también ubica a Trump y Clinton en un empate con el 46 por ciento para cada uno. En promedio las encuestas señalan que la diferencia entre las preferencias electorales entre Clinton y Trump se redujeron a 1.7 puntos”.

Se dijo también el 7 de septiembre, el destino de Luis Videgaray quedaba marcado con la invitación a Donald Trump y, con el triunfo obtenido gira en un sentido totalmente opuesto el futuro del ex titular de Hacienda. “La lectura sobre los enroques y no cambios en el gabinete de Enrique Peña Nieto tiene varios puntos para ser debidamente analizados. Podría suponerse la salida de Luis Videgaray Caso responde a la serie de críticas vertidas sobre su incursión en las invitaciones a los aspirantes presidenciales de Estados Unidos, lo cual viene a arrojar más lodo a la figura presidencial al conocerse el ascenso del candidato republicano dentro de las preferencias electorales y la presión ejercida al desbaratarse el equipo de primer nivel del gobierno mexicano. Por si fuera poco y ante lo dicho por Donald Trump: “cuando rejuvenezca a nuestros militares, México no querrá jugar a la guerra con nosotros”, los legisladores se aprestan a la implementación de leyes para cubrir, entre otros, una negativa legal al patrocinio del muro”.

Sobre lo que puede haber en el futuro, se escribió el 2 de marzo: “la migración es otro de los temas torales vertidos por Trump. Achaca a la migración latina la pérdida de empleos para los ciudadanos estadounidenses. “Vamos a detener el contrabando de personas y la violencia. Los cruces ilegales en la frontera disminuirán. La paz será restaurada”, promete en sus discursos, en donde también se ha lanzado contra los acuerdos comerciales, como el TLCAN, a los cuales califica de injustos para los trabajadores manufactureros de EU. Asegura renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y sacara a su país del mismo si no consigue las concesiones deseadas. También critica el Acuerdo Transpacífico y promete sólo acuerdos comerciales bilaterales”.

Tampoco habrá sorpresas sobre el lenguaje a utilizar sobre México cuando, desde agosto 26 se escribió: “los ataques de Trump contra México han sido sistemáticos, en diferentes foros, con un tono cada vez más agresivo como parte de su precampaña presidencial: “México no es nuestro amigo”; “México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (…). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores”; “el sistema jurídico mexicano es corrupto, como es gran parte de México. Páguenme el dinero que se me debe ahora y dejen de mandar criminales hacia nuestra frontera”; “tengo una demanda en la corte corrupta de México que gané, pero hasta ahora no puedo cobrar. ¡No hagan negocios con México!”; “no quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que dejen de estafar a Estados Unidos”; “México nunca volverá a ser sede de Miss Universo”; “México está estafando totalmente a Estados Unidos. Nuestros políticos son tontos”. Y sobre la fuga de Joaquín “el chapo” Guzmán, señaló en su cuenta de Twitter que “el mayor capo de la droga de México escapo de prisión. Corrupción increíble y Estados Unidos está pagando el precio. ¡Se los dije!”.

“El último ataque de Trump contra nuestro país puede tener consecuencias económicas de pronóstico reservado. En Iowa, amenazó con imponer un gravamen de 35 por ciento a los autos, camiones y autopartes fabricadas en México. De llegar a la Casa Blanca, dijo que aplicaría ese impuesto para lograr que las compañías automotrices regresen sus plantas y empleos a Estados Unidos. No obstante que bajo las reglas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es difícil de concretar esa propuesta, el millonario insistió en que lograría con esa medida que las automotrices estadounidenses prefieran invertir en Estados Unidos”.

Justo en tiempo se tuvo suficiente información para procesar y de alguna manera prepararse a vivir un escenario no desconocido aunque sí mucho más radical, severo, en el cual son inválidas las críticas hacia el próximo mandatario de EU ante el incumplimiento del gobierno mexicano de procurar crecimiento y desarrollo del país, la indolencia vista en el cuidado del patrimonio nacional y por ende de la generación de los empleos demandados por los ciudadanos. El enemigo está en casa, no allende la frontera.

DE LOS PASILLOS

La volatilidad en el tipo de cambio se mantendrá en los próximos días, advirtió la Asociación de Bancos de México (ABM), quien recomendó mantener la tranquilidad y confianza en las bases macroeconómicas del país, y aseguró que el sistema bancario no está expuesto a “situaciones adversas”. El presidente de la ABM, Luis Robles Miaja, sostuvo: el sistema bancario mexicano está “sólidamente capitalizado, líquido, y no se encuentra expuesto a situaciones adversas que pudieran derivarse de la volatilidad global, generada por los resultados electorales de Estados Unidos”.

El Senado de la República extendió una invitación al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, a fin de sostener una reunión de trabajo para fortalecer la relación bilateral, comercial y de respeto entre México y Estados Unidos. El senador del PRD, Armando Ríos Pitter, señaló que la promesa de Trump de cancelar el TLCAN pondría en riesgo a la economía mexicana. Pone en riesgo casi el 20% del Producto Interno Bruto (PIB), precisó el perredista.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo:Lilia_arellano@yahoo.com; Facebook LiliaArellanoOficial y twitter @Lilia_Arellano1.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: