Nafin financió 5.2 mil millones a Pemex para compra de Agro Nitrogenados

Publicado el Marzo 11, 2017, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

nacional-finaciera (1)
CONTRALINEA
No obstante el monto, la banca de desarrollo omitió definir la fuente de pago y la tasa de interés, revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF). También descubre que el propio personal de Nafin –tras otorgar el crédito– constató que la planta es obsoleta e inservible.En su más reciente informe, la ASF analizó el expediente de la acreditada 28264826 de primer piso, Pro-Agroindustria, SA de CV, una de las filiales “privadas” de Pemex, que es controlada por la subsidiaria PMI Comercio Internacional.

De acuerdo con el reporte del máximo órgano de fiscalización, los auditores federales constataron que Pro-Agroindustria fue constituida el 18 de diciembre de 2013, “con el objeto de atender la estrategia de Pemex para promover el mercado de fertilizantes (Plan de Negocios 2014-2018) y como un vehículo para la adquisición y rehabilitación de los activos de una planta de fertilizantes de urea, ubicada en Coatzacoalcos, Veracruz, que promueve la integración de la cadena gas-amoniaco-urea, con el fin de comercializar fertilizantes en el mercado doméstico”.

El informe añade que fue el 28 de octubre de 2014 cuando el Comité Ejecutivo de Crédito del Consejo Directivo de Nafin autorizó un crédito simple a Pro-Agroindustria hasta por 5 mil 258 millones 877 mil pesos (390 mil dólares a un tipo de cambio al 28 de octubre de 2014 de 13.4843 pesos por dólar). Ello, para el “reembolso de las inversiones realizadas para la compra de activos, así como para el financiamiento de la rehabilitación y puesta en marcha de la planta de fertilizantes de urea, así como gastos y costos financieros, con una estructura ‘pari passu’ crédito y capital de hasta 70 por ciento de deuda y 30 por ciento de capital”.

De acuerdo con el informe de la Auditoría Superior, en dicha autorización no se definió la fuente de pago ni la sobretasa aplicable, a pesar de que el plazo sólo era por 3 años.

“El 17 de diciembre de 2014 se suscribió el contrato de apertura de crédito simple entre la filial de Pemex y Nafin –como acreditante– y una sociedad anónima –como garante–, exclusivamente para el reembolso de las inversiones realizadas para la compra de activos relacionados con el proyecto, así como para financiar su rehabilitación y puesta en operación, incluyendo gastos y costos financieros, en el entendido de que el cliente deberá cubrir al menos el 30 por ciento del costo total con capital propio y podrá destinar el crédito para financiar hasta el 70 por ciento de los gastos y costos, hasta por un monto principal total de 5 mil 695 millones 92 mil pesos (390 mil dólares), con una vigencia de 3 años contados a partir de la primera disposición, sin penalización por pago anticipado.”

Según el expediente al que tuvieron acceso los auditores, “con objeto de garantizar el pago y cumplimiento puntual y oportuno de las obligaciones, el garante se constituye en fiador del cliente, y garantiza a Nafin absoluta e incondicionalmente el pago a su vencimiento programado o anticipado, de todas y cada una de las obligaciones garantizadas. La responsabilidad del garante será subsistente, absoluta e incondicional”.

De acuerdo con la ASF, al 31 de diciembre de 2015, la filial “privada” de Pemex presentó un saldo por 6 mil 731 millones 665.7 mil pesos (390 mil 270.9 mil dólares a un tipo de cambio de 17.2487 pesos por dólar), de los cuales 6 mil 726 millones 993 mil pesos corresponden a capital y 4 millones 672.7 mil a intereses.

“Con la revisión del expediente del acreditado, se constató que la operación estuvo amparada con las autorizaciones respectivas. Se realizaron tres disposiciones que amparan el importe total del crédito, las cuales fueron soportadas en los pagarés respectivos, debidamente firmados y resguardados por Nafin.”

El informe del máximo órgano de fiscalización de México refiere que la Dirección de Seguimiento y Recuperación en Nafin visitó la planta de Agro Nitrogenados, así como el centro de abastecimiento de CO2 en Cosoleacaque, Veracruz, el 22 de septiembre y 15 de octubre de 2015, “con el fin de verificar el avance del proyecto de rehabilitación de la planta y verificación documental del destino de los recursos”.

Y lo que encontró fue lo que hasta ahora prevalece: “determinó un atraso como resultado de los estudios físicos, hallazgos encontrados durante los trabajos de desmantelamiento y reparación de las plantas”. Por ello, la Dirección “informó que las condiciones de los equipos de proceso no eran lo que se esperaba, por lo que sobre la marcha se ha tenido la necesidad de realizar readaptaciones, mantenimiento de una mayor cantidad de los equipos y en algunos casos su sustitución, así como considerar la instalación de una planta nueva de hidrólisis para recuperar el agua desmineralizada en el proceso de producción, a fin de racionarla y ahorrarla”.

El informe de la ASF indica que el representante del proyecto comentó al personal de Nafin que, “en términos generales, se estima un incremento en el contrato de obra para concluir la reconstrucción de las plantas; asimismo, señaló que a la fecha se lleva un avance real del 30 por ciento”.

Por este caso, la ASF recomendó a Nacional Financiera, SNC, “fortalezca los mecanismos de operación y control a fin de que en las autorizaciones realizadas por el Consejo Directivo de los créditos se defina la fuente de pago y la tasa de interés antes de la formalización del contrato”.

Fue el 16 de enero de 2014, cuando PMI Norteamérica –empresa unimembre propiedad de Pemex, que carece de personal y oficinas propias– firmó un acuerdo para comprar los activos existentes de Agro Nitrogenados, una subsidiaria de Minera del Norte, SA de CV.

El costo de la operación ascendió oficialmente a 275 millones de dólares, e incluyó la planta productora de fertilizantes localizada en Pajaritos, Veracruz. No obstante, para este proyecto Pemex consideró que la inversión inicial podría alcanzar los 475 millones de dólares, pues además de adquirir los activos existentes, era necesario rehabilitar y renovar la planta de urea.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: