Detenciones, pactos y farsas por @Lilia_Arellano1 Estado de los ESTADOS

Publicado el Abril 19, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano
Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Martes 18 abril 2017 – Estado de los ESTADOS.

“La política es el arte de engañar”
Nicolás Maquiavelo

Detenciones: pactos y farsas
Capturas bajo sospechas e interrogantes
Peña Nieto patalea en arenas movedizas
Ajuste de entregas a la fecha de elección
Yarrington, Duarte y el Cartel del Golfo .
Multa a Odebrecht; Lozoya sigue impune
Eduardo Toledo y los megas de memoria

Apenas unos días de ausencia y el regreso nos muestra una cara cada vez más engañosa, con iguales o peores intenciones de seguir engañando a los mexicanos respaldados en el ejercicio de una autoridad sólo creada para quienes se encuentran fuera del círculo del gran poder. La detención de dos ex gobernadores forma parte de una farsa con intenciones, ¿cuáles? Ese y no otros es el punto a descubrir, y no pasará mucho tiempo para dejarlo en claro. Se acumulan los puntos en los cuales encajan a la perfección dudas y suspicacias. Aunado a ello se sigue brindado la protección necesaria a quienes pueden no solamente debilitar sino derrumbar a la clase política y, de ella, a los integrantes de todos los partidos.

Se supone que quien huye de la justicia, los prófugos, quienes conocen su cabeza tiene un precio, se esconden y lo primero curioso es su detención a plena vista, cuando han sido atendidos, inclusive, por muchas personas que, a no ser estén perdidas en otro espacio, permanecen ajenas a la situación mundial, desconocen totalmente esos puntos negros existentes sobre nuestro país en dos renglones: corrupción y narcotráfico. Los medios de comunicación en América y los europeos han dado cuenta, de manera permanente, de situaciones ligadas a ambos temas, por lo tanto hasta los rostros publicados en medios impresos y resaltados en las pantallas, junto con los millones de recompensas, eran de conocimiento generalizado.

Por alguna extraña razón le gusta a las autoridades mexicanas presentarse como investigadoras cuando la triste realidad es totalmente contraria y se han visto incapaces hasta de llevar a cabo reconocimientos de cadáveres, de cuerpos inamovibles, de hombres y mujeres a los cuales solamente deben tomarles huellas y sacar sus respectivos ADN para establecer procedencia, edad, vínculos con aquellos a quienes una y otra vez les han tomado muestras dizque para compararlas cuando se descubren fosas clandestinas. Si los seguimientos mencionados con días y horas fueran ciertos, habría miles de casos resueltos, pandillas fuera de circulación, decenas de delincuentes de alta escuela detenidos y no es así.

Screen shot 2017-04-18 at 1.42.33 PMNi Tomás Yarrington ni Javier Duarte, dicen, pusieron ninguna resistencia al momento de ser detenidos. Su manera de actuar más se parece a quien ya espera la llegada de los captores que a quien lleva años, como es el caso de tamaulipeco, en calidad de prófugo o meses a dizque salto de mata como sucedió con el veracruzano. Siempre bien presentados, con un arreglo personal óptimo, son conducidos a las áreas de detención. El ex gobernador de Tamaulipas en un restaurant cuyo consumo mínimo personal es de 35 euros; el sucesor de Fidel Herrera en un centro de hospedaje tipo europeo con tarifas arriba de los 200 dólares. Es curioso se de información sobre una maleta muy pequeña en poder de don Tomás, como si a su edad hubiese circulado por Europa como cualquier joven mochilero.

Duarte de Ochoa, todo lo contrario y en un lugar de lujo como para exacerbar aún más los ánimos en su contra. En ambos casos las familias quedan a salvo. No se presenta absolutamente ningún cargo en contra de hermanos, tíos, suegros, padres, esposas, hijos. No es la misma actuación seguida en contra de los otros delincuentes, de los llamados mafiosos, aunque resulte difícil hacer la diferencia entre unos y otros. Sabido es los narcotraficantes a los primeros que salvan es a los suyos y así también pactan sus entregas o la aceptación, inclusive, de ser deportados. Hasta a quienes fungieron como amantes de los grandes capos se extiende el manto de protección e impunidad.

Como se recordará, en un departamento en la ciudad de México, presentó Miguel Ángel Yunes un montaje digno del Canal de las Estrellas, con fotos, un diario, apuntes, dinero, pinturas, etcétera, propiedad de la señora Karime Macías Tubilla de Ochoa. Se aseguró habría una investigación en la cual, si no existen cargos en su contra, se demuestra que el actual mandatario veracruzano es un mentiroso, ha engañado a la autoridad y en ese caso también debería ser juzgado. Hace unos meses hubo una declaración oficial en la cual se dejaba sin cargo alguno a los suegros del ex gobernador y no se les incautaba ninguna propiedad. Según se han encargado de relacionar los puntos usados por Duarte de Ochoa, en algunos fue auxiliado en la huida por sus cuñados y otros parientes y amigos también ya debidamente exonerados.

Sobre la familia de Tomas Yarrington se guarda un silencio total, sepulcral. De alguna manera se pretendió desaparecer a Ochoa difundiendo desde altas esferas de poder su muerte. Se antoja un cambio de estrategia el presentarlo justamente en un país cercano al nuestro cuando su capacidad económica, la de ambos, les permitiría irse a los confines del mundo y permanecer, como cualquiera que se considera un prófugo, perseguido de verdad, debidamente escondido. ¿No resulta infantil a todas luces solicitar a la familia pase las vacaciones de Semana Santa a su lado? Habiéndose movido en los círculos de poder, el veracruzano está informado de los alcances de rastreo, cuando se quiere, de celulares y todo tipo de artefactos cuyo servicio es precisamente la localización. Conoce del seguimiento a familiares y amigos.

Así que, todo debió estar debidamente orquestado. Le permitirían informar a la esposa, a los suegros, a los hermanos, las condiciones impuestas para su entrega y darles la documentación firmada con la cual quedan debidamente liberados así como propiedades y dinero a salvaguarda de cualquier tipo de incautación. La de Duarte fue una despedida familiar con suficientes datos para que puedan permanecer todos tranquilos y otorgándole el perdón. O ¿habrá quien se crea salieron todos de paseo, lo dejaron solito, se asomó por la ventana y lo cacharon? ¿Así, entre las persianas pudieron confirmar se trataba del prófugo de la justicia mexicana? ¿Tanto querían los suegros el ex mandatario que acudieron a pasar con él sus vacaciones o buscaban certificar se encontraban totalmente liberados?

Muy respetuosos de la ley se muestran las autoridades mexicanas. Citan en todo momento el seguimiento del proceso y el cuidado de los derechos humanos. Contra lo visto y experimentado en México, los segundos del titular de la PGR enviados a Guatemala, siguen a pie juntillas la reglamentación de aquel país con la muy mostrada intención de enviar el mensaje de entrar, por fin, a un Estado en donde priva el Derecho, lo cual puede ser desmentido por cientos, miles de mexicanos formados en una interminable fila esperando la aplicación de leyes y justicia.

Seguramente bajo esa seguridad siempre junto a ellos presente y relacionada con una mala, pésima memoria, consideran está en el olvido Moisés Manzur, o quien llegó hasta la PGR para dar toda la información sobre las propiedades de Duarte de Ochoa en las cuales se le pidió intervenir y en algunos casos poner el nombre. ¿Dónde están? ¿Pusieron en marcha la figura de testigo protegido de nuevo y ellos forman la lista? Lanzaron la versión de una supuesta protección surgida desde Quintana Roo para la internación del ex veracruzano a tierras beliceñas. Sin embargo, ésta y muchas otras versiones las veremos desfilar sobre unos y otros. Las intenciones de cobrarse afrentas están presentes y eso las invalida tanto como suponer está presente la relación de Jesús Antonio Macías, suegro de Duarte, con el titular de Energía, con Pedro Joaquín Coldwell.

Es también de llamar la atención el denominador común de los ex gobernadores: el Golfo y, por lo tanto, su respetable cártel y es aquí en donde puede aparecer el mismísimo Joaquín Guzmán Loera. Su detención y extradición fue, como se advirtió en estas líneas y en algunas otras como la de Francisco Rodríguez, un gravísimo error. Hoy los Estados Unidos cuentan con información privilegiada, de esa en la cual se dan “pelos y señales” lo cual se convierte en un arma de presión en contra del gobierno de Peña Nieto, de los gobernadores de todos los colores y sabores, de la penetración en las filas de los alcaldes, de los jefes policiacos locales, estatales y federales, de las mafias del narcotráfico y sus ligas directas con las autoridades. Las amenazas son contra los funcionarios, los daños los recibiremos más de 120 millones de mexicanos.

Y el espectáculo apenas comienza.

ESTRATEGIA FALLIDA

Algunas opiniones advierten ante el inminente peligro de perder las elecciones para gobernador en el estado de México, Coahuila y Nayarit, así como las municipales en Veracruz, y con ello las federales del 2018, el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete se entrampan en riesgosas arenas movedizas y entre más se mueven, más se hunden. La aprehensión pactada del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, apunta según versiones a impulsar la campaña del primazo Alfredo del Mazo, en el Edomex, quien no da una frente a la morenista Delfina Gómez y el perredista Juan Zepeda; a abrirle camino a los hijos del panista Miguel Ángel Yunes en las municipales de Veracruz y, de paso, desprestigiar al partido Morena ligándolo con Duarte; y a reforzar sus campañas en Coahuila y Nayarit, donde poco a poco pierden cada vez más terreno.

Sin embargo, lo ahora presentado no logra convencer a nadie de, primero, la eficacia de los investigadores mexicanos; segundo, ir en serio en una lucha contra la corrupción y la impunidad; tercero, es la más clara muestra de la clase de seres humanos a los cuales les ha brindado todo el PRI la confianza de gobernar, conociendo como saben, todos sus antecedentes y la forma en la cual fueron formando sus respectivas fortunas, inclusive de donde llegaron los apoyos económicos en sus campañas y su nivel de reparto, de mostrarse agradecidos con sus impulsores y esto como las buenas amistades tienen reflejo solamente en la nómina y en los negocios.

Este montaje político es burdo, mal planeado y peor ejecutado. Con el caso de Tomás Yarrington en puerta, con su cártel narcopolítico y su red de relaciones con Enrique Peña Nieto en el Estado de México, la entrega pactada del cínico Duarte de Ochoa no sirve ni siquiera para distraer la atención del escándalo de los sobornos de Odebrecht en Petróleos Mexicanos (Pemex), en particular al ex director Emilio Lozoya, para quien, de acuerdo con una investigación judicial en Brasil, en noviembre de 2014 se gestionó en esa firma el pago de 5 millones de dólares como contraprestación por beneficios otorgados a la constructora brasileña. Según el acuerdo de admisión de culpabilidad, ante del Departamento de Justicia de EU, difundido en diciembre del año pasado, Odebrecht aceptó sobornar a funcionarios mexicanos por 10.6 millones de dólares, de los cuales 6 millones fueron para un alto funcionario de una paraestatal. El nombre de Emilio Lozoya fue revelado el 4 de abril por el Supremo Tribunal Federal de Brasil y difundido la semana pasada

Dada la liberación de los familiares de Javier Duarte, parte del pacto con la PGR a cargo de Raúl Cervantes Andrade, un incondicional de Enrique Peña Nieto, podría incluir que en su proceso sean sembradas fallas intencionales para más adelante abrir senderos procesales para su liberación, lo cual le garantizaría el disfrute de la riqueza mal habida en su gestión como gobernador. Además, su proceso de extradición a México tardaría entre seis meses y un año, dijo el subprocurador Alberto Elías Beltrán, en el noticiero matutino de una cadena televisiva nacional.

“La experiencia que hemos tenido (…) en extradiciones en el Estado de Guatemala, estamos hablando de seis meses a un año”, dijo el funcionario a pregunta del reportero. El tamaulipeco también está en contra de su extradición por lo cual también puede tardar algún tiempo y éste puede ser justo hasta conocer el resultado de los procesos electorales de junio. Si resultan triunfadores en por lo menos dos de las entidades en donde se llevaran a cabo comicios, los priístas y el equipo del mexiquense con él a la cabeza habrán de conseguir lo necesario para desviar fuertes penalidades a los ex gobernadores y de esta forma comprometerlos para apoyar económicamente, como lo han hecho, la gran campaña, la del 2018.

MULTA A ODEBRECHT POR 2 MIL 600 MDD

Un juez de distrito en Nueva York, Raymond Dearie, ordenó a Odebrecht, la mayor empresa constructora de América Latina, pagar 2 mil 600 millones de dólares después de admitir el 21 de diciembre pasado, la implementación de un sistema “masivo” de sobornos a funcionarios de todo el mundo para adjudicarse contratos y licitaciones fraudulentas, las cuales datan al menos del 2001. Confesó haber realizado pagos secretos por unos 788 millones de dólares a funcionarios gubernamentales extranjeros, sus representantes y partidos políticos en varios países.

Odebrecht debe pagar 2 mil 390 millones de dólares a Brasil, 93 millones a Estados Unidos y 116 millones de dólares a Suiza. Es la mayor multa impuesta en el mundo en un caso de soborno. Una filial de Odebrecht, el fabricante de petroquímicos Braskem SA, también se declaró culpable en diciembre y fue multada con 632 millones de dólares en enero. Estos casos marcan la primera resolución corporativa en EU, proveniente de una investigación de casi tres años que involucró a Petrobras en el escándalo de corrupción internacional conocido como “Operación Lava Jato”.

En el 2006, Odebrecht tenía una “División de Operaciones Estructuradas”, que reportaba a los niveles más altos de la compañía y operaba como un “departamento de sobornos independiente”. La sección realizaba pagos ilícitos usando una compleja red de compañías ficticias offshore para ocultar las transacciones, de acuerdo con los fiscales de EU. La investigación “Lava Jato”, que inicialmente se centró en los pagos ilícitos hechos a ejecutivos de Petrobras, se extendió a otras industrias en Brasil, implicando a empresas constructoras, bancos, astilleros y líderes políticos de varios partidos.

El escándalo alcanzó al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, para quien, de acuerdo con una investigación judicial en Brasil, fechada el 4 de abril de 2017 en Brasilia, se gestionó en la firma el pago de 5 millones de dólares como contraprestación por beneficios indebidos otorgados a la constructora brasileña. Así lo denunció, en noviembre de 2014, un alto ejecutivo de Odebrecht, Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, director de la oficina de operaciones estructuradas (despacho de sobornos de la constructora). Esta acusación fue revelada por el Supremo Tribunal Federal de Brasil. Lozoya, obviamente, negó el jueves pasado haber recibido pagos ilegales de Odebrecht durante su gestión de director de Pemex.

“Según la acusación del Ministerio Público, el colaborador Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, presuntamente responsable de la oficina de operaciones estructuradas de Odebrecht, reportó la solicitud en noviembre de 2014 para hacer pagos ilícitos, por 5 millones de dólares, a Emilio Lozoya, entonces presidente (sic) de Pemex”, refiere el reporte del ministro Edson Fachin, relator del tribunal. “La solicitud habría ocurrido durante una reunión programada por Luis Weyll, ex director superintendente de Odebrecht en México, autorizado por Luiz Mameri, líder de la empresa en América Latina”, según ese documento oficial. Los pagos al entonces director de Pemex “funcionarían como una contrapartida a indebidos beneficios obtenidos por Odebrecht”.

Cuando presuntamente se solicitó el soborno para Lozoya, en 2014, Pemex asignó en forma directa a Odebrecht contratos por casi 18 mil millones de pesos, distribuidos de la siguiente manera: 2 mil 946 millones de pesos en obras en las refinerías de Tula y de Salamanca, y el equivalente a 15 mil millones de pesos para construir el gasoducto Los Ramones norte, segunda etapa, que va de Nuevo León a San Luis Potosí. Para eludir la licitación y asignar directamente el contrato a Odebrecht y a sus socios, Techint de Argentina y Arendal de México, Pemex recurrió a una intrincada red de empresas filiales creadas en los paraísos fiscales de las islas Vírgenes e Islas Caimán, así como en Holanda, según exhibió un reportaje de Mexicanos contra la Corrupción publicado el pasado 15 de febrero. Un año después, en 2015, Odebrecht recibió otro contrato por mil 939 millones de pesos, para una obra complementaria en Tula, Hidalgo. Todos estos contratos se otorgaron sin licitación.

YARRINGTON Y PEÑA NIETO

El cártel narco político del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, tenía fuertes vínculos políticos y empresariales con la red de relaciones de Enrique Peña Nieto desde que éste era candidato a gobernador del Estado de México en 2005. En esa época, su padrino político, Arturo Montiel, competía por la nominación del PRI a la Presidencia de la República. Montiel, Yarrington, Enrique Martínez, ex gobernador de Coahuila, Manuel Ángel Núñez Soto, ex gobernador de Hidalgo, y Enrique Jackson, ex coordinador de la bancada del PRI en el Senado, conformaron el Grupo de Unidad Democrática al interior del PRI, conocido popularmente como Tucom (Todos Unidos contra Madrazo). Roberto, líder nacional de ese partido, buscaba la nominación presidencial.

El Tucom apoyó a Montiel (gobernador del estado de México 1999-2005) como precandidato presidencial, pero el escándalo de sus propiedades multimillonarias y los desvíos de recursos en los que incurrió lo obligaron a renunciar a su aspiración. No obstante, Yarrington siguió apoyando a Peña Nieto como candidato a la gubernatura del Estado de México. En junio de 2005, Yarrington anunció que el Tucom realizaría cinco foros temáticos para dar a conocer sus “principales propuestas en la agenda nacional” y acompañó a Peña Nieto a un recorrido por territorio mexiquense. Las fotos sobre este hecho se han divulgado profusamente en redes sociales tras la detención de Yarrington en Italia.

Un sexenio después, en enero de 2012, la PGR reveló que tres ex mandatarios de Tamaulipas eran investigados por presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito: Manuel Cavazos Lerma (1993-1999), Tomás Yarrinton (1999-2005) y Eugenio Hernández (2005-2010). Peña Nieto defendió a sus correligionarios. “No es más que una campaña orquestada y bien planeada del gobierno (de Felipe Calderón) para desprestigiar al partido (PRI)”, dijo Peña a la prensa en febrero de 2012. Hasta mayo de ese año, su jefe de campaña, Luis Videgaray, se deslindó del ex mandatario tamaulipeco.

No mencionó a Hernández ni a Lerma, mucho menos a Baltazar Hinojosa Ochoa, ex alcalde de Matamoros, y secretario de Desarrollo y de Educación en el gobierno de Yarrington, quien en ese momento era responsable de la primera circunscripción electoral (Baja California, Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango y Nayarit). Hinojosa era investigado desde 2009 por la SIEDO. Un testigo protegido delató que entre 2005 y 2007 el Cártel del Golfo pagó sobornos a varios funcionarios estatales y municipales, incluyendo a Baltazar Hinojosa, cuando éste fungió como funcionario de Yarrington y como alcalde de Matamoros.

A pesar de todo, Peña Nieto nombró a Hinojosa Ochoa director de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA), órgano desconcentrado de la Sagarpa, en diciembre de 2012. Entre abril y septiembre de 2015, Hinojosa fue secretario de Organización del CEN del PRI y ganó una diputación federal. Entre 2015 y 2016 presidió la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, donde seguía órdenes de Luis Videgaray, entonces secretario de Hacienda y Crédito Público. Fue candidato a gobernador del PRI en 2016, apoyado por Peña Nieto, a pesar de la oposición del gobernador Egidio Torre Cantú. Perdió ante el panista Francisco García Cabeza de Vaca, del PAN.

Sobra advertir que Hinojosa, es una misma rama y en ella están los también de segundo apellido Cantú, por cierto ligados sentimentalmente a un pasado familiar con Fidel Herrera Beltrán.

NO SE VA, NO SE OLVIDA… SE EXTRAÑA

“¡No logro ni siquiera imaginar la capacidad de la memoria del disco duro en la cabeza de Lilia, ¿de cuántos megas será?!” Solía repetir una y otra vez don Eduardo al término de una de nuestras frecuentas charlas sobre personajes políticos, sus historias, las anécdotas e inclusive algunos eventos que fueron formando y forjando sus empresas. Fueron 37 años de su vida y de la mía momentáneamente distanciados por razones de trabajo pero que, en el terreno de la comunicación, de la información, caminaron desde el principio y hasta el presente, tiempo en el cual otra vez surge una temporal distancia.

Sobran razones para sentirse orgulloso de haber sido amiga de Eduardo Toledo Parra. No son muchos los seres humanos que se manifiestan como triunfadores sin cargas de reproche por su pobreza infantil, sino al contrario, satisfechos de cada logro, de los esfuerzos realizados, de todas las acciones llevadas a cabo desde los tiempos escolares para poder cumplir con las exigencias de cada momento, de las de hospedaje, alimentación, materiales escolares. Esa memoria de la cual se sentía admirado porque “a mí, todo se me olvida”, hoy es parte de mi lamento.

Revelaciones, determinaciones, bromas, confidencias siguen manifestándose una y otra vez. En nada consuela perdiera la vida a bordo de una de sus avionetas haciendo acrobacias aprendidas sin ir a ninguna escuela, aplicando teoría de ingeniero y práctica permanente al volar de Playa del Carmen a Cozumel dos y tres veces cada semana. Junto las horas de vuelo, se presentó en Tamaulipas y fue tripulando el primer “avioncito” adquirido como quien compra un bulto de aguacates. Quien le haría el examen para convertirlo oficialmente en piloto pregunto: ¿usted llego solo hasta aquí tripulando este avión? La respuesta fue un claro: sí. “Entonces no hay pruebas que hacer, ya es usted piloto”. Al dedillo conocía todas las reglamentaciones y de esta discusión fue que logró le permitieran usar el autódromo para llevar a cabo el Aeroshow en su séptima versión.

No hubo impedimento alguno, no se amilanó ante la negativa de la alcaldesa de Cozumel de permitir se llevara a cabo este esperado espectáculo generador de entretenimiento familiar pero ya ubicado a nivel internacional para atraer a los turistas admiradores de este tipo de espectáculos. Pero así como se propuso no cancelar por ningún motivo esta presentación, se exigió a sí mismo tener éxito en todas sus encomiendas, en los objetivos trazados por su persona. “Si un medio de comunicación se sujeta a una línea, deja de ser libre. Para obtener la confianza y credibilidad debe uno darle entrada a todas las expresiones y las corrientes”, pronunció marcando su personalidad una semana antes del fatal 14 de abril, en entrevista con un panel de periodistas en el programa “Estado de los ESTADOS” transmitido por su canal, por el conocido como “El 10” aunque aparezca en otro número en la caja de los ex de Cablemas el sábado 8 de este mismo mes.

El primer noticiero visto en pantallas de televisión en Cancún fue el producido por Servicios de Ingeniería Electrónica, nombre de la empresa de cable fundada por Eduardo Toledo y del cual, al saber ya contábamos con la conducción del primero en radio a través de la Radio Cancún, propiedad del Bate López Méndez, y del transmitido por vía telefónica a Estereo Sol de Luis Pavía en Cozumel, decidió darnos a Jorge González y a quien esto escribe la oportunidad de compartir con él esta responsabilidad. Toledo Parra era incansable; las ideas y los nuevos proyectos fluían interminables en una lluvia de ideas presentadas, inclusive a sus amigos.

Las anécdotas son incontables, las surgidas con sus amigos de los jueves, aquellas involucradas con altos jerarcas políticos, las que hicieron llegar a Cancún y a Cozumel a sus compañeros del Politécnico, las de las enfermedades de sus hijos, las vividas con muchos comunicadores que desfilaron por la televisora. Las hubo también de desilusiones, de comprobación de intrigas y algunas traiciones a tiempo detectadas. 76 años intensamente vividos y yo con esta méndiga memoria que nada olvida!!!

DE LOS PASILLOS

Mientras se desarrollan las campañas por la gubernatura de Coahuila, este lunes familiares de personas desaparecidas y especialistas de la Procuraduría General de Justicia de esa entidad iniciaron la exhumación del primero de 458 cadáveres sin identificar, depositados por las autoridades en fosas comunes de las distintas regiones del estado… También se inició el proceso de identificación de otros tres cuerpos que la subprocuraduría para la investigación y búsqueda de personas no localizadas tiene en resguardo en Piedras Negras….

Es tal el miedo, el pavor que invade a priístas y aliados como el PAN ante la casi certeza de su derrota en el Estado de México, que no les ha importado exhibir la forma con la cual manipulan a los consejeros electorales y hasta a los magistrados de la misma función. Le han impuesto a doña Delfina Gómez, candidata de Morena, una multa cuya cifra actual y todavía no aprobada alcanza los 6 millones de pesos por supuestos gastos de campaña excesivos. Al perro más flaco, al de las pocas pulgas ante la delgadez, ahora pretenden fincarle una acusación de tal naturaleza en tanto se han hecho de la vista ciega ante el derroche del gobierno federal en “apoyos”, disfraz utilizado por el PRI y el Verde Ecologista para la compra de sufragios…

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ; Facebook LiliaArellanoOficial y twitter @Lilia_Arellano1.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: