Tierras y alimentos mexicanos, contaminados por radioactividad

Publicado el Abril 22, 2017, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.


CONTRALINEA
ZÓSIMO CAMACHO
Investigadores del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), encabezados por el doctor Epifanio Cruz Zaragoza, han encontrado contaminación por Cesio-137 en suelo y presas mexicanas.Esta contaminación proviene, principalmente, de bombas atómicas probadas por Estados Unidos en su territorio. Por ello, en los estados del Norte de la República Mexicana este tipo de contaminación se ha encontrado con mayor frecuencia, aunque tampoco están libres de esta alteración las entidades sureñas.

La investigación en curso que realiza Cruz Zaragoza data de hace 10 años, reporta la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Las pruebas de bombas atómicas no son las únicas causantes de la contaminación radioactiva que padecen tierras y aguas mexicanas. También son responsables las centrales nucleares cercanas a la Frontera de Estados Unidos con México. De hecho, el Río Bravo “arrastra grandes cantidades de químicos venenosos, tóxicos y contaminantes radioactivos”.

El doctor Cruz Zaragoza dijo a Tania Rosales, de la Agencia Conacyt, que “desde 1944, con la primera bomba atómica lanzada en Los Álamos, Estados Unidos, hay presencia radioactiva que es contaminante para México y que llega al país por diferentes medios, como agua, aire y tierra”.

El investigador agregó que aunque México no disponga de armas atómicas, el desarrollo de este tipo de armamento que realiza Estados Unidos termina contaminando también a los mexicanos. “Los eventos meteorológicos homogeneizan el ambiente del Continente Americano”, explicó.

Las investigaciones, apoyadas en parte por el Conacyt, han dejado claro que “el suelo mexicano está contaminado, es una de las cosas que hemos descubierto”.

Pero la contaminación de la tierra y el agua se traslada a los alimentos. El científico señaló que se han detectado cantidades considerables de contaminantes de radiación ionizante en “algunas especias comunes como perejil, ajonjolí, nuez, nuez moscada, orégano, cebolla, chile piquín y canela”.

Las investigaciones del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM han logrado desarrollar un método para sanitizar muestras de especias contaminadas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: