El zar Putin toca el piano en la residencia del mandarín Xi y en ausencia de Trump

Publicado el Mayo 17, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


LA JORNADA
Alfredo Jalife
El odio exorcista del Deep State de EU contra el zar Vlady Putin es inversamente proporcional a la admiración que suscita en China.
Los bonos del zar Vlady Putin subieron aún más con sus pletóricos devotos chinos después de haber tocado dos piezas rusas al piano en la residencia del mandarín Xi (https://goo.gl/HBEQcr), lo cual demuestra el profundo acercamiento del gigante nuclear ruso con la superpotencia geoeconómica china que permeó durante el exitoso arranque de la primera cumbre de la Nueva Ruta de la Seda (B&R; https://goo.gl/w4ILfy).

No es la primera vez que el zar Vlady Putin es agasajado en China como principal invitado, como sucedió en la cumbre en Hangzhou del G20 en 2016.

Hoy SCMP (https://goo.gl/FuDU9h) tilda la intimidad del zar y el mandarín como bromance (romance fraterno).

Los multimedia chinos abundan que el zar Vlady goza ahora de más adeptos que antes. Pues sí: mil 374 millones de chinos valen más en popularidad que 324 millones de estadunidenses, descontando a sus marginados respectivos.

El zar Vlady Putin, invitado estelar del B&R abrazó la gran escala del B&R y exhortó a una mayor asociación euroasiática en la que se sumarían grupos geopolíticos y geoeconómicos (https://goo.gl/yjKtrg): el Grupo de Shanghai, la Unión Económica Euroasiática y el ASEAN (10 países del sudeste asiático).

Llama la atención la ausencia notable del concepto BRICS, debido al boicot de India, y a las turbulencias teledirigidas en Brasil y Sudáfrica.

Lo más notable de la primera cumbre B&R (la segunda será también en China en 2019) fue el bajo nivel de representación de EU, Gran Bretaña (GB), Francia, Alemania y Japón, al unísono de la decepcionante ausencia de India, sumada de la orfandad latinoamericana.

El mandarín Xi brindó en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, donde prometió invertir 124 mil millones de dólares e invitó a la participación de África y las Américas (sic) como socios, aunque no se encuentren en el trayecto del B&R.

Nawaz Sharif, premier de Pakistán, exultó que la revolución geoeconómica del B&R “no tiene precedente en la historia (https://goo.gl/8SQwda)”.¡Un proyecto de 2 billones de dólares!

El corredor económico China-Pakistán de 55 mil millones de dólares, que pasa por la parte de Cachemira controlada por Pakistán, ha preocupado a India.

India –país que admiro y he visitado muchas veces– debe meditar sus reacciones antes de hacer el juego a los esquemas balcanizadores israelí-anglosajones que anhelan una guerra nuclear contra Pakistán, hoy gran aliada de China.

El genio milenario de la India debe transcender vulgares mezquindades aldeanas, de corte geopolítico decimonónico, para adherirse al B&R, hoy máximo proyecto de infraestructura del nuevo siglo, en complementariedad con su vecina China y en el que a Rusia le corresponde jugar un papel facilitador dentro del gran triángulo geoestratégico euroasiático del RIC (Rusia/India/China).

SCMP comenta que “con los billones de dólares en juego Hong Kong y Londres pujan para convertirse en la encrucijada financiera de la estrategia comercial global de China (https://goo.gl/r0Fyxs)”.

¿Se adelantó la pérfida Albión con su Brexit a Wall Street y a Fráncfort para participar en el maná del B&R?

Las plazas financieras de la City y Hong Kong son complementarias y China está dispuesta a compartir el pastel de su banca estatal con HSBC, además de internacionalizar su ascendente divisa, el yuan.

Shanghai Daily refiere que existe una enorme demanda para los fondos del B&R (Silk Road Fund), según Yi Gang, vicegobernador del Banco del Pueblo de China (https://goo.gl/SqT4r7).

Al margen de la Cumbre del B&R, el premier chino Li Keqiang comentó a la atribulada Christine Lagarde, directora del alicaído FMI, que “China es capaz de mantener la estabilidad de los mercados financieros (https://goo.gl/za28V7)”.

La actitud de EU ha variado de una franca hostilidad con Obama a una mayor comprensión con Trump, quien envió a su consejero Matthew Pottinger (MP) cuando el Departamento de Comercio de EU reconoce la importancia de la iniciativa del mandarín Xi.

El enviado estadunidense MP, muy ideologizado, sentenció que el éxito del proyecto dependía de la “amplia participación del sector privado (https://goo.gl/NJersf)”.

El optimismo chino llega hasta considerar que B&R puede complementar el mantra de Primero EU de Trump (https://goo.gl/yTFaVS) que, a mi juicio, pese a que comparten la infraestructura como matriz, son diametralmente opuestos ya que el primero es incluyente, pacifista, armónico y generoso, mientras el segundo es excluyente, pugnaz, proteccionista, egoísta y racista.

Stuart Lau, del SCMP, comenta que analistas de política exterior dicen que el giro (sic) en la postura de EU refleja el temor en Washington de quedar aislado conforme otros países se suben al proyecto chino.

Para SCMP los cinco grandes proyectos del B&R son: 1. La vía férrea a Londres de 12 mil kilómetros; 2. El puerto de Gwadar: en el Mar Arábigo y cerca de Irán y del Golfo Pérsico; 3. La vía férrea a Irán (sic); 4. Gasoductos de Asia Central a China para alimentar su apetito energético y; 5. La puerta de Khorgos, ciudad china fronteriza con Kazajstán: el “mayor puerto seco (sic) del mundo (https://goo.gl/NuD0pq)”.

EU y Europa, plagados por su grave crisis financiera, se retraen de sus compromisos internacionales donde se han sobre-extendido, mientras China avanza sus piezas geoeconómicas y Rusia adelanta sus fichas militares en su periferia inmediata.

Según FT, la moderna estrategia de China tiene como objetivo elevar su influencia internacional mientras exporta un superávit agobiante (sic) de su capacidad industrial doméstica a países alrededor del mundo mediante préstamos e inversiones.

Sir Tom Troubridge, mandamás de PwC en China y vicedirector del Consejo de Negocios Británico, augura que si el B&R “funciona la mitad de lo que desea China, todavía será el mayor proyecto de infraestructura del mundo en los años venideros (https://goo.gl/XoEoSq)”.

A mi juicio, el tiempo –que no es medido de igual manera en Occidente que en Oriente– corre a favor de Rusia y China debido al acelerado deshielo del Ártico que abriría una prodigiosa nueva ruta marítima de Pekín y Moscú con los puertos europeos, y hasta con Alaska, si es que EU acepta la nueva realidad geoclimática.

El mandarín Xi sentenció que “China y Rusia juegan el papel de piedra de toque para la estabilidad y la paz del mundo (https://goo.gl/Nttpy3)”. A mi juicio, sin la cobertura nuclear de Rusia, el mirifico proyecto del mandarín Xi sería descarrilado por EU.

Se gesta de facto un G2 macro-regional euroasiático de China y Rusia con sus respectivas esferas de influencia y con el B&R como factor creativo de complementariedad armónica y de defensa frente al irredentismo del binomio EU/OTAN. Lo ideal sería que los rusófobos exorcistas del Deep State en EU entiendan que la unipolaridad feneció debido a sus extravíos financieristas y que hoy tienen la oportunidad de participar en un G3 para crear el nuevo orden tripolar del siglo 21 y en el que el B&R bipolar/regional/euroasiático sería su catalizador creativo.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment