Día del maestro.

Publicado el Mayo 20, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


Pedro Echeverría
Escritos Anticapitalistas
El maestro o profesor, si no es luchador social por la igualdad, equivocó su profesión.
Hoy 15 de mayo en México se festeja o se recuerda como “día del maestro”; en otros países es diferente. El Sindicato de maestros (SNTE), que hoy agrupa a un millón y medio de asociados, nació con la protección del gobierno de Ávila Camacho (1940-46) y bajo la supervisión de Torres Bodet (secretario de Educación); esto es, nació espurio, al servicio del poder y desde entonces nunca ha sido independiente de él.

¿Puede olvidarse acaso que fue entonces cuando se eliminó de la Carta Magna la divisa cardenista de que “la educación es socialista” para sustituirse con la frase de “la educación es de unidad nacional”? La educación cardenista (1934-40) nunca fue socialista, mantuvo algunas formas demagógicas, pero por ahí andaba la idea.

2. ¿Qué fue la educación mexicana a partir de 1945 sino un instrumento del imperio de los EEUU, la ONU y la UNESCO para imponer su ideología mediante planes y programas? ¿Puede olvidarse que fue el inicio del abandono del campo para hacer crecer las ciudades, del cambio de la agricultura y el comercio dominado por los EEUU? ¿No fue acaso el inicio de “bracerismo” o migración hacia EEUU? ¿Se olvida que el gobierno de Miguel Alemán (1946-52) fue el que más entregó a México a los brazos del imperio yanqui? Desde entonces la SEP con sus mil planes y programas, se convirtió en la administradora de la ideología de los EEUU. Y lo grave es que los maestros –sin darse cuenta- se convirtieron en “el modelo educativo”.

3. El individualismo, la competencia, la meritocracia, la disciplina, la subordinación, la sumisión, se convirtieron en eje de la enseñanza. Los profesores aprendieron a mirar a los alumnos desde arriba, a usar la regla y el castigo y, aunque mediante gritos y amenazas, a imponer su poder. Fue hasta la década de los años 60 –cuando los jóvenes del mundo desde las calles y las plazas- lograron que las escuelas, las familias, las mujeres, las fábricas, las oficinas- comenzaran a liberarse de sus amarras y comenzaran a clamar por su libertad. Fue también cuando muchos profesores empezaron a comprender que ya no se podía golpear o maltratar a los alumnos y que los padres no podían entregar en las escuelas a sus hijos para deshacerse de ellos.

4. El Sindicato de maestros (el SNTE) es de las organizaciones de trabajadores más poderosas de América Latina, recibe mensualmente 200 o 300 millones de pesos en cuotas de sus afiliados cada mes sumadas a otros cientos de millones que recibe del gobierno y los empresarios para mantener controlado al magisterio. Pero no pudieron impedir que en 1979 naciera una organización de lucha que hoy agrupa a cerca de 500 mil maestros que durante más de 35 años no han descansado en su batallar contra la privatización y la corrupción en el gremio. Por sus luchas en número de plantones, manifestaciones, bloqueos, foros educativos, ha ocupado durante décadas la vanguardia del movimiento social mexicano, por encima de otros sectores.

5. ¿Por qué no ha derrotado a los líderes vendidos y traidores? a) Porque los líderes espurios han contado incondicionalmente con el apoyo de todos los gobiernos, de su policía y ejército; b) Por los cientos de millones de pesos de las cuotas con lo que pagan apoyos; c) Por el control burocrático de los nombramientos, de las préstamos, de cambio de plazas; d) Por qué los medios de información (TV, radio, prensa) son subsidiados por esos líderes venales, etcétera. Además porque la mitad del magisterio está sometido a la ideología capitalista, a planes, programas y horarios, así como a la corrupción de los líderes Charros les ha servido como anillo al dedo. ¿Cómo adquirir conciencia de lucha en medio de ese lodazal en que se mueve el magisterio?

6. Pienso que la educación es fundamental para la formación de todos los seres humanos y la ideología educativa, así como la del magisterio es determinante. Yo repito casi dogmáticamente que “la ideología dominante en una sociedad es la ideología de la clase dominante” y en la sociedad capitalista la ideología dominante en la escuela, la familia, la iglesia, la sociedad, es la capitalista; para cambiarla a una ideología colectivista, solidaria, igualitaria, es necesario destruir el capitalismo, enterrarlo, pisonearlo y ponerle cemento. No la escuela burguesa cambia la sociedad sino la sociedad revolucionada cambia la escuela. No la educación burguesa hace buenos profesionistas, sino la sociedad con conciencia cambia a los profesionistas.

7. Poseo la convicción, desde hace muchas décadas que el maestro o profesor, si no es luchador social por la igualdad, equivocó su profesión. El maestro, de entrada, debe enseñar a sus alumnos el sentido de la igualdad. Recuerdo al magnífico maestro Freire: Nadie enseña, nadie aprende, todos estamos en proceso colectivo de conocer el mundo. La cabeza de los niños no es para depositar y llenarlos de conocimientos que nos ordenan; sino que es para pensar, reflexionar, buscando lo que nos ayuda a nosotros y a la humanidad. Por ello en el “Día del Maestro”, además de luchar en las calles, las escuelas y las comunidades por la libertad y contra la opresión capitalista, estaría bien buscar a Freire en “Pedagogía del oprimido”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: