El puro cuerno

Publicado el Mayo 30, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


POR: Fortino Cisneros Calzada, El Mañana, 28 mayo 2017

Cuando el barón Alejandro de Humboldt estuvo en México para hacer un estudio de flora y fauna, quedó maravillado y llamó a México El Cuerno de la Abundancia.
Lo fue hasta llegaron los neoliberales y arrasaron con todo. México que llegó a exportar 3 millones y medio de barriles diarios de petróleo; ahora compra el gas, la gasolina y la energía eléctrica a los países vecinos, tanto de los Estados Unidos como de Guatemala.

El año pasado, la importación de electricidad se elevó un 70 por ciento en relación con el año previo, para traer a México 448 mil megavatios por hora, un nivel de importación histórico que fue posible por la apertura del mercado de los energéticos a través de la creación del sistema llamado Mercado Eléctrico Mayorista, que permite la importación de la electricidad, en lugar de producirla en el país, como ocurrió durante el siglo XX.

Tan oscuro resulta este tema que en el portal del Sistema de Información Energética, dependiente de la Secretaría de Energía, en el renglón del Sector Eléctrico, referente al comercio exterior, no existe dato alguno que haga referencia a las importaciones y a las exportaciones. En todos los apartados aparece N/D, esto es, no datos referentes a las operaciones que se hacen con el energético esencial para el hogar y para los negocios.

Pero, si en México no existe información al respecto, no sucede lo mismo en el vecino del norte, donde se señala que: (La empresa) “BlackStone fue autorizada por el Departamento de Energía de Estados Unidos a exportar la totalidad de la electricidad que genera en su planta texana a México, donde las tarifas por consumo industrial duplican a las del estado de la Unión Americana”. En México la tarifa comercial era de 20.78 centavos de dólar por kilowatt hora, 160 por ciento más alta comparada con los 8 centavos de dólar que se cobraron en promedio en Texas en las fechas de la operación.

BlackStone, compró en el 2013 la planta denominada Frontera México Generación, luego de percatarse de que podía hacer un gran negocio con la venta de electricidad a México, una vez que se aprobó la reforma energética, que acabó con una historia de compañías estatales monopólicas en el sector energético, tanto Petróleos Mexicanos expropiado en 1938, como la Comisión Federal de Electricidad, nacionalizada en 1960.

Según datos de la Secretaría de Energía (Sener) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), al cierre del año pasado, el 61.4% de las gasolinas, 48.5% del diesel, 57.8% del gas natural y el 25% del gas LP, que se venden en México viene de fuera, principalmente de los Estados Unidos, que prácticamente domina el mercado nacional, con un gran aumento de la dependencia energética, no obstante que México es un país productor de petróleo.

Alegaban los genios que implementaron la reforma energética que con ella México y los mexicanos habrían de tener energéticos abundantes y baratos, para impulsar el progreso y el desarrollo. La verdad es que, aunque la electricidad, la gasolina y los demás combustibles son más baratos en el exterior, en México resultan sumamente caros.

Además debe cubrirse una doble tributación que significa el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto Sobre Producción y Servicios. Con el chiste cruel que han inventado en el sentido de que hay un subsidio que favorece a los consumidores, pues según publicó la Secretaría de Hacienda en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el subsidio para la gasolina magna, cuyo precio es el más alto, pasará de 0.043 a 0.099 pesos por litro, y estará vigente del 27 de mayo al 2 de junio. Si el IVA es del 16 por ciento y el IEPS de 11.41 por ciento, ¿dónde queda la peregrina idea de un subsidio?

Los resultados que se han tenido con la mayor dependencia energética, no han llegado a lo peor, pues se estima que para la segunda mitad del año, el precio de las gasolinas y de los demás energético se dispare con la llegada del verano. Claro, los autores de este desaguisado, ya no están en las empresas que llevaron a la ruina. Uno es líder del partido oficial y el otro está escondido temeroso de que los operadores de la brasileña Odebrecht se decidan a abrir la boca si es que el gobierno mexicano cumple sus demendas. Del Cuerno de la Abundancia, va quedando el puro cuerno.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: