Elección 2018, la guerra es a muerte – Estado de los ESTADOS: Columna de @Lilia_Arellano1

Publicado el Junio 15, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano
Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Jueves 15 junio 2017 – Estado de los ESTADOS.

“No queremos candidatos que, al ser postulados, los primeros sorprendidos en conocer su supuesta militancia, seamos los propios priístas”: Luis Donaldo Colosio.

“¡Ganas o cárcel!”
Elección 2018, la guerra es a muerte
Libertad de gobernadores en peligro
Sólo perdedores son los perseguidos
Morena con desventajas ante el PRI
Nadie gana con el cambio en Segob

Ciudad de México, 15 de junio de 2017.- Demasiado clara se percibe la estrategia priísta para conservar el poder presidencial. En términos coloquiales pero del todo entendibles: van con todo y por todo. Sin un análisis de fondo y tampoco con el objetivo de convertirlo en arma de combate, el sexenio del mexiquense castigó la derrota del PRI en Tabasco estimulando el encarcelamiento de Andrés Granier. Y, una vez visto el proceder relacionado con la familia Moreira, con los amos de Coahuila, está sobre la mesa bien instalada la percepción sobre los motivos alejados totalmente de cualquier lucha en contra de la corrupción y la impunidad, en los casos de los Duarte y el de Borge.

Con una exhibición mediática puesta en marcha desde la Federación, con sus argumentos propios ligados a investigaciones en la PGR, cuya puesta en marcha y progreso no se ha visto en casos como el del líder petrolero Carlos Romero Deschamps o en contra de otros ilustres embajadores del chanchullo, el cochupo, el despojo, hurto, saqueo y otros, han ido dosificando los escándalos. Entre estos han mantenido con muy bajo perfil el de Tomás Yarrington y el de su sucesor, culpando el primero al segundo de su detención por el hecho de haber perdido el proceso electoral, con lo cual lo dejaron sin protección. Las tendidas del otro lado de la frontera siguen vigentes y bajo el amparo de otra familia poderosa: los Bush.

Ha sido paso a pasito. Se recordará primero presentaron a un cómplice de Javier Duarte de Ochoa, a Manzur, quien hoy es el protagonista de la segunda parte del show de Miguel Ángel Yunes, gobernador de dos años, tiempo corto pero muy bien aprovechado con el escándalo de su antecesor para mostrarse como el paladín de la lucha contra los corruptos, argumento sobre el cual sustentaría su campaña como pre candidato a la Presidencia. Innecesariamente se fueron mostrando las formas y estilos, los documentos falsos con los cuales el veracruzano intentó eludir el arresto. Las autoridades sabían en donde se encontraba, estuvieron enterados del arrendamiento de la aeronave, de la despedida familiar debidamente pactada con anticipación. Del acuerdo de la libertad hasta del suegro a cambio del silencio, no precisamente para lograr enfrentar juicios desde su domicilio, sino de estar de acuerdo en una etapa temporal de reclusión.

Sobre el ex mandatario quintanarroense hubo un tiempo de silencio despertando muchas dudas sobre si habrían a no de proceder las denuncias presentadas pero, lo real, era esperar el momento clave, el utilizable. Y éste se dio justo cuando era necesario desviar la atención sobre los resultados del PREP en las elecciones de Coahuila y el Estado de México. Al igual y como fueron llegando segundos, terceros actos de esta obra pinolera en el caso del ex veracruzano, van presentando la segunda temporada del caso Quintana Roo con el mismo formato, dando a conocer nombres y más nombres, supuestos sin el respaldo correspondiente o en franco desconocimiento de la ley como es el asunto de propiedades del “Chel”, esposo de la ex alcaldesa Magaly Achach, sobre el cual afirmaron se extendieron las escrituras en la Notaría de su hija, registro éste imposible de realizar por el fedatario.

Las extradiciones de ambos están a la espera en medio de gran escándalo, en cambio la de Tomás Yarrington está sellada y ni siquiera han dado a conocer que, al allanarse, no se le verá ni el polvo en México. A cambio y en un capítulo aparte se verá el futuro de Eugenio Hernández, el verdadero responsable de que se basara la derrota priísta en Tamaulipas, al prolongar el manejo gubernamental durante cinco años del periodo de Egidio Torre Cantú, quien se la pasaba en México atemorizado y justificando el alejamiento con la injerencia permanente de un “criminal” como El Geño.

En el archivo permanecen resguardados el ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, el sucesor al registrarse como independiente puede responder a cualquier interés, tal y como se ha visto. Y, si a ello se le suma la cercanía golfista con el primer mandatario del país, encontramos el motivo por el cual don Rodrigo puede entrar por una puerta al reclusorio y salir unos cuantos minutos después por la otra. Dosificados los casos, se espera el arribo del ligado al ex de Chihuahua, a César Duarte, de quien también tienen clara su localización y, pudiera ser que cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación confirme los triunfos tricolores en Coahuila y el EdoMéx, lo presenten y a ese si sin extradición.

Son inexistentes las casualidades en política y son cuatro las hasta hoy observadas. Los gobernadores perseguidos perdieron las elecciones, permitieron la derrota del partido en momentos considerados de cambios históricos y, por lo tanto, el control político es la clave del éxito, la puerta de entrada a negocios de esos que transformarán al mundo, les darán permanencia hasta la muerte. Los Moreira, de haber también entregado el poder estatal estaría en la misma cuerda floja que sus homólogos. Eruviel Ávila conocería del disfrute de la luna de miel huyendo y, seguramente y por todo lo visto y documentado, ninguno enfrentaría el cargo de delincuente electoral con el cual engrosan los expedientes de los perdedores.

Lo anterior no significa, de manera alguna, se ponga en el papel de víctimas a los ex mandatarios, pero no es válido el engaño de una pretendida lucha contra los “corruptos”, cuando el objetivo es mostrar mucho músculo, sobre todo cuando se aproxima la llegada del 2018 y las elecciones en Tabasco y Yucatán, entidades en donde empiezan a enfocar iguales baterías. Por lo pronto, acalambran a los habitantes de la blanca Mérida con el señuelo del ácido en las calles.

Suficientes tabaqueros viven en Quintana Roo como para desperdiciar ligas empresarios-gobierno y una vez involucrado Edgar Méndez en las denuncias contra el ex mandatario, no hicieron grandes esfuerzos para extender supuestos delitos en contra del alcalde de Centro. Amistad o relaciones entre las esposas, parejas, amigas o como quiera denominarse a quienes acompañan a los denunciados, son también exhibidas y puestas como materia prima para negociaciones, acuerdos o cualquiera otra acción alejada, por supuesto, de la correcta aplicación de las justicia, de la de antes y de la inservible moderna.

LUCHAN POR EL 2018

Así las cosas, la elección presidencial del 2018 no será un paseo por las nubes para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y su dirigente nacional, Andrés Manuel López Obrador. Dentro de las muchas lecciones derivadas de los últimos procesos electorales de los años recientes, destaca una sentencia: “ganas la elección o vas a la cárcel”. Los actuales mandatarios del PRI, los del PAN, y PRD y hasta los de las coaliciones con partidos satélites como PVEM, Panal, Convergencia y PT, afrontarán comicios donde va de por medio no sólo su capital político y económico, acumulado a lo largo de su sexenio, sino también su libertad personal frente a las futuras y seguras acusaciones de desvío de recursos del erario público. Por eso se registrará una de las elecciones presidenciales más rudas y crudas de la historia del país, abundante en fraudes electorales.

Y Morena, no tiene ningún gobernador, por lo cual todo el proceso será cuesta arriba. Los comicios en México se han caracterizado por no ser libres, ni mucho menos equitativos, según se comprobó recientemente en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz. Han estado plagados cada vez más de graves irregularidades, denunciadas inútilmente ante las autoridades electorales federales y locales, las cuales han hecho caso omiso de las mismas, cada vez más peligrosas aunque ingeniosas, entre las cuales se cuenta la infiltración del narcotráfico en elecciones municipales, estatales, ¿y presidenciales?

La sentencia “Ganas o cárcel”, se ha visto como se expuso en párrafos anteriores, con los ex mandatarios de Quintana Roo, Roberto Borge, en proceso de extradición de Panamá; de Veracruz, Javier Duarte, también en proceso de extradición de Guatemala; de Tabasco, Andrés Granier, preso en un penal de la Ciudad de México; Jesús Reyna, ex gobernador interino de Michoacán, preso en un penal de Morelia; de Chihuahua, César Duarte (prófugo y protegido en EU); y Tomás Yarrington, ex de Tamaulipas, procesado en Italia y quien será extraditado a Estados Unidos. En capilla se encuentra Roberto Sandoval, de Nayarit. Todos ellos fueron practicantes de la máxima partidista de Carlos Hank González: “un político pobre es un pobre político”; y la de Gonzalo N. Santos: “la moral es un árbol que da moras”.

A lo largo del mandato del presidente Enrique Peña Nieto se ha mantenido la convicción de garantizar la impunidad de los camaradas y socios, hasta que sea imposible cubrirlos por cargos en el extranjero, básicamente en Estados Unidos, y sean detenidos en otros países. Aún así, su silencio vale oro, como se ha observado hasta el momento. Pese a todo predomina el masoquismo del electorado mexicano, observado por el escritor Mario Vargas Llosa, tras el retorno del PRI a la Presidencia de la República. De ahí la impunidad para la depredadora clase política actual, cuyos integrantes no son ni con mucho los más aptos o más capacitados para gobernar, pero si los más inescrupulosos y ambiciosos, y quienes más habilidad han demostrado para escalar en la estructura partidista y de las élites políticas y financieras del país.

De esta forma, tenemos el otro lado de la moneda, el de los mandatarios quienes “hicieron bien su tarea”. Libre y gozando de las mieles del poder se encuentra Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, donde “triunfó” el PRI el pasado 4 de junio; Rodrigo Medina, ex mandatario de Nuevo León, presuntamente protegido por Peña Nieto, por lo cual sólo piso la cárcel unas horas y enfrenta un juicio por peculado en libertad. Todo parece indicar que a pesar de haber perdido la gubernatura ante el “independiente”, Jaime Rodríguez “El Bronco”, éste como gobernador se ha olvidado de él; Juan Sabines ex mandatario de Chiapas, otro de los beneficiados del mandato del mexiquense, premiado con el consulado en Orlando, Florida; y Rubén Moreira, mandatario saliente de Coahuila y presunto ganador de los recientes comicios en esa entidad, donde la historia apenas parece escribirse, ocupando su hermano Humberto las páginas más negras.

Y el mandatario saliente de Nayarit, Roberto Sandoval, tiene la espada de Damocles sobre su cabeza. En ese estado en donde el PRI fue totalmente barrido por el candidato de la coalición PAN-PRD, Antonio Echevarría García, la dirigencia nacional priista se apresta a pedirle cuentas, y lo mismo se espera en el terreno judicial, luego de la aprehensión en EU de su ex fiscal, Édgar Veytia, por vínculos con el narcotráfico. Sandoval puede ser el siguiente ex gobernador del PRI encarcelado.

DE LOS PASILLOS

De poco o nada sirve a estas alturas del sexenio un relevo en la Secretaría de Gobernación. Todo parece indicar la creciente ola de violencia e inseguridad en el país no se reducirá en el resto de la gestión de Enrique Peña Nieto pues se insiste en la misma fallida estrategia… Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México y actual presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), se encamina a “reforzar” más de lo mismo. Plantea la creación de una agrupación de policíaca de alrededor de 100 elementos que denomina pomposamente “Fuerza Conago”, y a la cual cada entidad aportará uniformados, los cuales en una primera instancia combatirán el delito de robo de automóviles. También propone endurecer las penas para combatir el robo de combustibles y aplicar la extinción de dominio a los huachicoleros. A menos que esta última medida también se aplique a los huachicoleros incrustados en la dirigencia nacional del sindicato petrolero y en los puestos administrativos de Pemex, poca eficacia se espera de la misma…

Todo parece confluir en eliminar a Pemex, una de las principales “gallinas de los huevos de oro” para el presupuesto federal. Tras haber suspendido operaciones debido a inundaciones por la tormenta tropical “Calvin”, un incendio se registró este miércoles en las instalaciones de la refinería Antonio Dovalí Jaime, en Salina Cruz, Oaxaca. El siniestro, según Pemex, ocurrió en la casa de bombas. Afortunadamente sólo se habían reportado algunos lesionados, sin ninguna muerte que lamentar, al cierre de estas líneas. ..

Uno de los motivos de los grandes desaciertos en política, causante inclusive de ingobernabilidad, es no agotar o llevar a la perfección normas establecidas. En medio del gran cochinero electoral, sin autoridades sobre las cuales puedan los electores confiar, con una insultante compra de votos, sin lograr haber obtenido gobierno de indiscutible mayoría, se pretenden segundas vueltas. Primero limpien la casa y luego le encontraremos beneficios a una pelea entre solo dos, aunque ninguno sea garantía de nada.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ; Facebook.com/Liliaarellanooficial y Twitter @Lilia_Arellano1.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: