En sigilo, pero con todo su poder, el fracking rompe el subsuelo de México: se perforan ya 3,780 pozos

Publicado el julio 16, 2017, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

Sinembargo
El pasado 8 de marzo, vecinos de los ayuntamientoa Francisco Zeta Mena, situado en Puebla, y Castillo de Teayo, en Veracruz –a 29 kilómetros el uno del otro–, salieron a protestar en contra del uso de fracturación hidráulica en sus comunidades. Molestos, los manifestantes bloquearon alrededor de 87 pozos para exigir a Petróleos Mexicanos (Pemex) el cumplimiento de obras prometidas desde 2014 y la reparación de daños en su medio ambiente, reportaron distintos medios.

La oposición al uso de la fracturación hidráulica se agravó por la falta de beneficios a cambio del uso de esa técnica en esos ayuntamientos, que suman una población de alrededor de 40 mil personas.

“Las comunidades se levantaron para cerrar los caminos y a pedirle a Pemex que respondiera por los daños y la falta de respuesta a compromisos ya entablados”, dijo Alejandra Jiménez, activista de la una red de asociaciones civiles denominada Coordinadora Regional de Acción Solidaria (Corason) en Defensa del Territorio.
Y es que el impacto por la operación del fracking no es menor.

De acuerdo con una solicitud de transparencia realizada por SinEmbargo a la empresa Pemex Exploración y Producción (PEP), en Francisco Zeta Mena se han perforado 423 pozos por fracturación hidráulica, y en Castillo de Teayo 41.

En tanto, los compromisos hechos por Pemex no han llegado.

De acuerdo con una entrevista publicada por El Universal, al Alcalde de Castillo de Teayo, Enrique Isidro Dimas, durante otro enfrentamiento sostenido en marzo pasado, el municipio poblano espera 35 millones de pesos en obras desde 2014.

Con los años las comunidades generaron una relación de dependencia a las indemnizaciones; una dinámica que cambió alrededor de hace seis años con la disminución de la presencia de gestores de Pemex en las comunidades, sostuvo el grupo civil Corason.

Estos antiguos gestores en muchos lugares fueron reemplazados por gestores de las compañías privadas, que se desempeñaban como representantes de los intereses de las empresas ante las comunidades, explicó Jiménez.

“En algunos casos, Pemex está como intermediario, pero se dificulta más la negociación entre las comunidades y estos nuevos gestores de las compañías. Es personal preparado, saben cómo llegarle a las comunidades, con quién tratar y cómo. Pero además saben cómo tronar una asamblea y también cómo comprar autoridades”, denunció Jiménez.

Lo sucedido en estos dos municipios es una muestra de una problemática que se extiende a seis entidades del país. De acuerdo con la solicitud de transparencia de este diario digital y la respuesta de Pemex, en México hay 3 mil 780 pozos por fracturación hidráulica, una técnica que tiene amplias repercusiones negativas en los terrenos social, ambiental y de salud, coincidieron especialistas entrevistados.

LOS DAÑOS DEL FRACKING

Pero, ¿qué es la fracturación hidráulica?

La fractura hidraúlica es una técnica que se basa en la inyección a alta presión de agua y químicos tóxicos en pozos extractivos, con el fin de arreciar las fracturas de los sustratos rocosos y así extraer gas o petróleo.

La respuesta de Pemex confirma que no es una actividad reciente sino que se utiliza en México al menos desde 1980.

Pese a la claridad de Pemex en el número de pozos donde se aplica la técnica, aún hay opacidad en la respuesta sobre cuáles de estos pozos corresponden a yacimientos convencionales, o aquellos donde fluyen con facilidad los hidrocarburos, y cuáles a no convencionales, donde la influencia del agua encuentra dificultad para liberar los hidrocarburos.

El boom del fracking en Estados Unidos se ha esparcido a Latinoamérica, pero la información aún es opaca en México.

“Tenemos información de que se ha hecho fracking en miles de pozos, pero lo que no nos están indicando es si se trata de fracking convencional o no convencional, explicó Aroa de la Fuente López, miembro de la Alianza contra el Fracking e investigadora del tanque de pensamiento Fundar.
De acuerdo con el informe de Fundar: “Actividades Extractivas en México: estado actual”, hay 28 pozos exploratorios en yacimientos de lutitas –formaciones rocosas poco permeables en el subsuelo–, donde también se utiliza el fracking. De la Fuente agregó que se sabe de su utilización en el Proyecto Aceite Terciario del Golfo.

FRACTURA, CON LA PUERTA ABIERTA

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Secretaría de Energía, dijo que se avecinan más proyectos de fractura hidráulica en México, con la licitación de la Ronda 2.4. Foto: Diego Sánchez, Cuartoscuro

A principios de junio pasado, el Secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell adelantó durante la inauguración del Congreso Mexicano del Petróleo 2017 que la licitación de la Ronda 2.4, que incluye aguas profundas y por primera vez áreas terrestres no convencionales, concluirá en diciembre de este año.

Lo que hoy se manifiesta ya en al país se abrió a las empresas internacionales con la Reforma Energética, que fue aprobada en el 2013, como resultado del acuerdo 2.5 del Pacto por México, donde los firmantes fueron los partidos Revolucionario Institucional (PRI)), Acción Nacional (PAN) y De la Revolución Democrática (PRD), aunque ahora éste último se desmarque de dicha Reforma en particular.

“Si bien no hubo una dedicatoria especial para el fracking como tal, sí se facilitó la explotación de hidrocarburos no convencionales en general. Y en ese sentido sí se facilita el desarrollo del fracking en México”, dijo Dolores Rojas, coordinadora de programas de la Fundación Heinrich Böll.

La Reforma Energética respondió a una crisis de producción de petróleo de Pemex, de acuerdo con los argumentos oficiales. Entre enero y mayo pasados, Pemex tuvo una producción en promedio de 2 millones 317 mil barriles diarios de petróleo crudo, apenas superior los 2 millones 154 mil barriles diarios con el que terminó el año pasado.

Sin embargo, la producción de Pemex descendió en apenas un par de lustros. En 2012, último año del Gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa, la ahora Empresa Productiva del Estado registró 2 millones 577 mil barriles diarios, y en 2007 el monto fue de 3 millones 75 mil barriles diarios.

“No iba ser posible que Pemex sostuviera el 30 por ciento del presupuesto a largo plazo”, dijo Rojas.

El margen del presupuesto de la petrolera mexicana también ha decaído. El Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 le asignó un gasto programable de 391 mil 946 millones de pesos, en tanto que en el ejercicio 2015 le otorgó recursos por 540 mil 580 millones de pesos.

Después de la Reforma Energética, y tal como se propuso en el Programa Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos, hoy son las empresas extranjeras las que comienzan a jugar un papel preponderante en esa industria y, en este caso, en la operación del fracking.

Entonces, ¿qué empresas realizan ya la fracturación hidráulica en México?

De acuerdo con un análisis de la información entregado por Pemex, en México han sido abiertos 156 pozos con esta técnica y son explotados por las compañías Halliburton, Schlumberger, Operadora de Campo DWF S.A. De C.V., Oleorey S.A. De C.V., Operaciones Petroleras Soledad S. De R.L. De C.V., Constructora y Perforadora Latina S.A. De CV y Servicios Petroleros Humapa S.A. De C.V.

No obstante, en el 2014 estos gigantes extractivos redujeron sus actividades, coincidieron los especialistas.

“Se dan varios factores, pero obviamente el que más pesó fue la caída de los precios del petróleo, pero también de manera muy importante la reducción del presupuesto destinado a Pemex para inversión, pues eso tiene un impacto en todo el sector”, explicó de la Fuente.

“Esto Pporque toda la explotación que se hacía en Chicontepec, en Veracruz, era a través de servicios que subcontrataba Pemex a empresas privadas, como Halliburton, Schlumberger y otras. Si a Pemex le reducen el presupuesto pues empieza a contratar menos”, agregó.

No obstante este freno estacional, no se observa que en el futuro próximo se detendrá la llegada de empresas energéticas extranjeras, coinciden expertos y el propio Gobierno federal.

“La estabilización de los precios internacionales del crudo y el hecho de que ya contamos con una regulación aprobada por la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, y la Comisión Nacional del Agua, hacen posible que ahora sí podamos ofertar estos yacimientos no convencionales, donde México tiene cuantiosas reservas de aceite y gas no aprovechadas aún”, dijo Coldwell el mes pasado.
IMPACTO AMBIENTAL

La Reforma Energética abrió la puerta a la explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales. Foto: Presidencia, Cuartoscuro

La Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos quedó herida tras la Reforma Energética, dijeron lo expertos. Y los daños a la técnica experimental de la fracturación hidráulica ya han quedado documentados en otros países.

Medidas como la creación de la mencionada Agencia debilitaron el cuidado del ambiente: “Se crea con la reforma, pero vemos que también es una forma de restarle autonomía a una ya muy poco autónoma autoridad ambiental”, dijo de la Fuente.

En diciembre de 2014, el estado de Nueva York declaró la prohibición de la fractura hidráulica en su territorio. Sus principales preocupaciones fueron los daños al ambiente y a la salud.

Buena parte de los problemas vienen de los químicos con los que se mezcla el agua inyectada. Un riesgo para que se afecten el agua potable en zonas aledañas a la perforación.

“Las enfermedades más inmediatas son las respiratorias. Lo que tú percibes en principio si es en el agua porque desde que huele mal, desde que tiene burbujas como si le hubieras echado unAlka-Seltzer. Es muy visible. Pero el respiratorio no. Te das cuenta ya cuando ves tienes problemas de respiración”, dijo Rojas.
Entre los años 200 y 2009, 14 compañías líderes utilizaron más de 650 productos con químicos con posibles cancerígenos, de acuerdo con un análisis presentado en el 2011 por los Congresistas de Estados Unidos, Henry Waxman, Edward Markey y Diana DeGette.

“La inyección de grandes volúmenes de fluidos crea en el shale una deformación importante que hace que suba una milla o más, hasta llegar a la superficie. En el camino, estos ‘bulbos de presión’ pueden afectar de maneras impredecibles a las fallas y fisuras en los estratos rocosos superiores, incluyendo los que intersectan los acuíferos de agua dulce”, cita el Compendio de Hallazgos Científicos, Médicos y de Medios de Comunicación sobre Daños del Fracking.

De la Fuente destacó que en México hace falta aplicar el principio precautorio, que es aquel en el que no se puede utilizar una técnica experimental, como el fracking, hasta que se demuestre que no haga daños a la salud y el ambiente.

Al menos 26 pozos, de acuerdo con la Gerencia de Operaciones de Alianzas y Asociaciones de la Subdirección de Producción Bloques Norte del PEP, utilizaron un tipo de fractura hidráulica llamada “Energizada con N2”.

El Nitrógeno (N2) sirve para lograr una distribución homogénea de la arena inyectada. Y es utilizado, en algunos casos, como fluido fracturante que incluye numerosos productos químicos, como consta en el documento técnico de la Comisión Nacional de Hidrocarburos “La Tecnología de Exploración y Producción en México y en el Mundo: Situación Actual y Retos”.

“No se sabe qué resultado puedan dar las combinaciones entre esos químicos ni en qué otras cosas se pueden convertir. Puede que separados no tengan efecto, pero juntos sí lo tienen”, dijo Rojas.

ADEMÁS

Nuevo estudio de expertos de EU y México ligan fracking a cáncer, sismos y partos prematuros
¿CUÁNTA AGUA SE USA EN MÉXICO?

Pemex utiliza importantes cantidades de agua para la perforación de pozos. Por ejemplo, sin contar el agua invertida en la fase exploración, el Activo Integral de Producción Bloque Norte 1, bajo la Subdirección de Producción Bloques Norte del PEP, ha utilizado 384 millones 981 mil 900 litros para 22 pozos.

Por su parte, la Subdirección de Aseguramiento Operativo, de la Dirección de Exploración, reportó vía transparencia haber utilizado alrededor de 316 millones 471 mil litros (reportado en barriles y convertido a litros) en 18 de esos 22 pozos perforados entre el 2010 y 2013.

De éstos pozos, 10 están en Coahuila, en los municipios Hidalgo, Guerrero y Progreso; seis en Nuevo León, en Anáhuac, China, Melchor Ocampo, Los Herreras y Los Ramones; y otros seis en Tamaulipas, municipios Burgos y Cruillas.

Entre los 22 destacan los llamados Arbolero-1 y Habano-1. Ambos sobre yacimientos no convencionales de lutitas gasíferas, un estimado de 307 miles de millones de pies cúbicos de gas natural, descubiertas en el 2012, tal y como consta en el Informe Anual de ese año.

El agua que utiliza Pemex bien podría bien ser utilizada para usos comunitarios.

En Agua Fría, que es Venustiano Carranza, sí había una problemática por el río. Tal cual las pipas jalaban el agua del río, como lo denunciaba la comunidad. Hemos tenido ahí una disminución de agua en las casas”, dijo Jiménez, hechos que también sucedieron en Papantla y Francisco Zeta Mena, entre el 2008 y 2014, indicó.

EL FRACKING GEOPOLÍTICO

Rick Perry, Secretario de Energía de Estados Unidos, junto a Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía de México. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

El jueves pasado, Rick Perry, Secretario de Energía de Estados Unidos y ex Gobernador de Texas, visitó México para hablar de la Reforma Energética y proponer un bloque energético regional, en el que se pueda intercambiar energía.

“Ahora con el Gobierno de Trump, que además se salió del Acuerdo de París y señaló que iba a acabar con todas las regulaciones de protección ambiental y climáticas que frenen a las actividades de carbón y de fracking en particular, esa actividad se intensificará”, dijo de la Fuente.

“Que Norteamérica se convierta en un centro económico verdaderamente poderoso y México tiene el potencial de crecer en este sentido al encontrar más desarrollos de gas natural, al construir más infraestructura para su proveeduría”, dijo Perry.
Al mismo tiempo que Estados Unidos busca en México un comprador de energía, México impulsa la explotación de su propio gas mediante la ronda 2.4 México se prepara para ofrecer los yacimientos no convencionales de gas natural.

Coldwell informó el 7 de julio que con las rondas se han adjudicado 77 mil 805 millones de dólares, una cifra que ascenderá a 100 mil para finales del año con la ronda 2.4, 2.5 y 3.1.

El fracking ha sido prohibido en ciudades como Nueva York y países como Francia; y ha encontrado moratorios en su camino en Alemania, Rumania y Bulgaria. No obstante, en la región latinoaméricana, detrás de Argentina, México es el país con mayor propensión a la utilización de la práctica, coinciden expertos.

“Los estados latinoamericanos están demostrando una menor responsabilidad sobre la garantía de los derechos humanos, la protección de la población, y el medio ambiente. Pero, no es sólo en América Latina, también hay países en Europa y el propio Estados Unidos. Y esto tiene que ver con estados que no responden a los intereses de la población, sino a los intereses de empresas privadas”, dijo de la Fuente.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: