Quinto Informe o ¿Presidente de quinta? – Estado de los ESTADOS por @Lilia_Arellano1

Publicado el septiembre 4, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

columna-lilia-arellano
Lilia Arellano – http://www.liliaarellano.com/
Lunes 4 septiembre 2017 – Estado de los ESTADOS.

Quinto Informe o ¿Presidente de quinta?
Q. Roo: Poderes con una sola voz de mando
Fiscales y Auditor “a modo” del gobernador
Ante la inseguridad, “cortinas” para aplaudir

Septiembre 04,2017.- Estábamos mal, después muy mal, se dijo “tocamos fondo”, y nada anterior iguala al presente, ni los reclamos utilizando un fuerte lenguaje en el interior del edificio de San Lázaro, tampoco la salida de las máscaras en sesiones solemnes, menos aún las refriegas con las cuales intentaban impedir el paso al presidente de la República. Ninguno de estos eventos iguala el desprecio mostrado hacia los mexicanos y lo poco importante de cumplir con los mandatos constitucionales. Ya no se presenta el titular del Ejecutivo a rendir el informe anual; tampoco se apersona el titular de Gobernación para hacer la entrega de los volúmenes en donde imprimen cientos y cientos de cifras cuya autenticidad se duda; ahora se envía a un funcionario de segunda en calidad de simple correo. De ese tamaño es el respeto.

El montaje del escenario en la plaza interior del Palacio Nacional se consideraría perfecto a no ser por todo lo que no se veía, por lo arrojado a los laterales, por lo dañado del material utilizado y siempre acompañado de oraciones intentando evitar una tragedia. Porque la suma de esfuerzos referida en el llamado presidencial es para reciclarlo todo, para ahorrar, para evitar gastos ante lo que se viene, porque lo primero será mantener el control y el poder, una sucesión con protección y reconciliación. De ello se dieron por enterados todos los gobernadores, los miembros del gabinete, los personajes más sobresalientes en fortunas económicas del mundo empresarial, algunos prelados, algunos diplomáticos, algunos diputados, algunos senadores, solo algunos… los aplaudidores de todos y de siempre.

Tal vez en este inicio de semana empiecen a escucharse los reclamos por la falta de respeto mostrada por Peña Nieto y por quien se supone maneja la política interna y por lo tanto su conocimiento sobre las leyes y los protocolos debe ser muy puntual. Como es sabido, los enfrentamientos entre partidos políticos, particularmente el PAN a causa de la pretendida imposición de Raúl Cervantes, mejor conocido como “fiscal carnal”, impidió el nombramiento de la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara y por ende la recepción directa del documento enviado por el Ejecutivo Federal a manos de quien sería el titular. Sin embargo, estos son asuntos, conflictos, del Poder Legislativo, el Ejecutivo tiene que responder por los mandatos correspondientes.

Sabido es que por comisiones ningún órgano o dependencia se detiene. Una generada para recibir el documento de manos de Miguel Ángel Osorio Chong hubiese sido lo indicado, pero como cumplir con la ley es lo menos importante, es la excepción que cabalmente los distingue, el mandadero número uno envió al tres y así llegó hasta San Lázaro como el “jibarito”: loco de contento con su cargamento, Felipe Solís Acero, pronunció de memoria la frase de entrega y se retiró sin gloria alguna. Dos minutos y ni siquiera dio la cara a las cámaras para contar con ese tiempo aire para darse a conocer.

Han evitado cualquier señalamiento directo a través de las posturas de los partidos políticos frente al informe. No tardarán en desaparecer las comparecencias de los miembros del gabinete y con ello dejar ya sin cumplimiento alguno los informes presidenciales anuales. Iniciaron con el argumento de liquidar “el día del presidente” y lo que hicieron fue trasladarlo a instalaciones móviles de Televisa. Para desviar lo grave de lo hecho en el envío del texto a través de un funcionario segundón, estuvo el escándalo senatorial y el llamado a quien ocupará la presidencia, Ernesto Cordero, para nombrar al Fiscal General. Sin importarle en lo más mínimo haber sido tachado de traidor, el ex de Hacienda en el sexenio calderonista, enfila baterías y chequera para contar con los votos faltantes haciendo gala, una vez más, de lo poco o nada importante de escuchar las voces ciudadanas o de seguir perdiendo la simpatía de miles de militantes.

Tampoco le ha servido al mexiquense dejar en el limbo la ausencia tanto de un Fiscal General como del Fiscal Anticorrupción. En ambos casos recaerá según sus deseos de impunidad en el nombramiento de un fiel y leal seguidor, cómplice, socio en cada una de las posiciones referidas. ¿Referencias o cifras sobre los muertos registrados durante estos cinco años? No hubo. Sobre violencia e inseguridad, de nuevo la solución estratégicamente impuesta sobre el papel y para la obtención de millonarios recursos no vistos ni siquiera en las nóminas oficiales.

Con la demagogia tantas veces rechazada, requirió la presencia de mil 500 aplaudidores de textos escritos por terceros a manera de “informe presidencial”, para desviar una escalofriante cifra: 104 mil 602 mexicanos asesinados, ejecutados y a ello se agregará en pomposa calidad de ex desaparecidos otros miles de restos encontrados en fosas clandestinas descubiertas a los largo y ancho del país.

La buena noticia de los días uno y dos de septiembre es que son el preludio de la despedida, el mejor anuncio de que ya se van. La mala se compone con la mortandad y la jodides dejada a su paso.

SEGUNDAS VERSIONES

Para el gobernador de Durango nada mejor que hablar de las bases puestas en un año para emprender las acciones de los próximos cinco. Así es como demagógicamente justifican 365 días sin resultados palpables o cumplimiento de promesas. En tierras quintanarroenses se seguirá con la mismísima fórmula, una vez haber sido la concepción de los mismos vientres y la paridera por igual conducto. O ¿acaso se atreverá don Carlos Joaquín González a revelar públicamente tiene, como sucedía en el pasado y se criticó duramente, el control del Ejecutivo, del Legislativo y del Judicial? ¿Aceptará haber nombrado al Fiscal General y al Auditor General tan a modo que difícilmente será llamado a rendir cuentas al término del sexenio? Con partido político en formación y propio ¿se referirá los cacicazgos?

“Operaciones políticas limpias”, se califica a estas acciones cuyo objetivo es la existencia de una sola voz de mando y no precisamente para dar cumplimiento a las demandas ciudadanas, a la ley misma, sino con fines primero de venganza y después de lucimiento personal, aderezadas con la obsesión de contar con un cacicazgo político para eternizarse en ese maligno poder. Indispensable resultó el nombramiento de un Fiscal a modo y de un Auditor General con el cual pueda establecerse la pinza y se garantice, por una parte, el cobro de las acciones para frenar la llegada a la gubernatura, los adjetivos impuestos, la cauda de señalamientos familiares y por la otra llevar a buen término lo impedido para su antecesor: impunidad personal y para “el equipo”.

Y no se trata de especulaciones o falsos señalamientos, se han dado públicas muestras de esas intenciones y el resultado a la vista es la mejor certificación. Para el Fiscal General Miguel Ángel Pech, a quien se le sigue brindado reconocimiento por su trayectoria catedrática y su conocimiento de la Ley, existen interrogantes sobre su actuación. Con meses más que suficientes en esa posición, no se ven resultados.

Han informado los de la Fiscalía, cuentan con un número importante de ordenes de aprehensión en contra de funcionarios del mandato anterior ¿Por qué no se han ejecutado? Su afirmación -la de MAP- “no se dejan atrapar” ¿es sinónimo de la incapacidad demostrada hasta para lograr la detención de delincuentes comunes, de los que asaltan tiendas instaladas sobre importantes avenidas? Lodo y más lodo se avienta sobre Juan Pablo Guillermo Molina, Eliézer Villanueva Lanz, Mauricio Góngora y sus familias, incluyendo a los Eljure. Sin embargo, todo es mediático.

¿Tiene o no tiene pruebas suficientes? ¿Son acusaciones sobre las cuáles sabe que en términos del nuevo sistema penal los dejarán libres con la consecuente carta de complicidad hacia su persona? ¿Será capaz de revelar los movimientos realizados entre Juan Pablo Guillermo, con el visto bueno o la aprobación de Villanueva Lanz, con las empresas bajo la dirección de Juan Melquiades Vergara? O ¿esas operaciones son el freno? ¿Por qué decidieron nombrarlo y cuáles han sido las instrucciones giradas para lograr su aceptación de liquidar la reputación lograda tras muchos años de trabajo?

Siguió a esta selección la del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo. Hubo muchos comentarios y un buen número de esperanzas dentro de quienes cuentan con experiencia suficiente dentro de los magistrados actuales. Se advierte “experiencia” y ésta se adquiere en diferentes rubros que van desde el dictado de sentencias apegadas a la ley hasta aquellas dudosas y billetudas. De cada uno de ellos -de los magistrados- si alguien cuenta con suficientes antecedentes personales, de los que marcan el apego a la ley, pero también revelan la forma en la cual conducen sus vidas privadas es precisamente quien sucede a Fidel Villanueva, Antonio León.

El titular del TSJ se desempeñó durante dos periodos al lado de Lizbeth Song y aprendió mucho; también inició su colección de información muy privada, era su secretario y, que se sepa, la palabra se deriva de secretos. Su padre trabajó igualmente al lado del subsecretario de gobierno y ex de los principales cargos de gabinete, ex ministro presidente del mismo Tribunal, ex alcalde de BJ y exsenador Joaquín González Castro y ha sido receptor de respeto. Por alguna razón, don Antonio permaneció al lado de Fidel Villanueva al darse el cambio, supo el monto de la factura pagada con su nombramiento, también se enteró de los saqueos y desviaciones económicas y de las sentencias no dictadas y de aquellas cuya ruta cumplió instrucciones.

Al igual que el Fiscal, tiene puntos con buena fama: amable, educado, confiable, pero de trabajo sobre impartición de justicia, de elaboración y estudio de sentencias, sobre experiencia en relación a las trayectorias que inician con la comisión de un delito y concluyen con el dictamen de castigo, de eso…nada. Si como se advierte es el titular del TSJ poseedor de toda la información necesaria para ejecutar acciones en contra del cozumeleño que lo antecedió, de los expedientes relacionados con la posesión de tierras, de la conducta personal o familiar llevada a tribunales de quienes son una molestia para los ostentadores del poder del presente, de tantos y tantos expedientes de los cuales sabía no estaban siendo atendidos sino relegados y no se atrevió nunca a denunciar, si por conocer cada punto débil de los magistrados quienes emitieron por unanimidad un voto que hace caer en la indignidad su labor ¿Qué clase de titular de uno de los poderes sustento del sistema político mexicano nos han endilgado?

Con estos antecedentes tal parece resulta importante citar a otro elemento clave: el Auditor Superior. Contadores Públicos entregados a su profesión, capacitados permanentemente para hacer frente a la serie de cambios fiscales dictados tanto para los contribuyentes como los ordenamientos para el manejo de fondos públicos gubernamentales, encontraron la posibilidad de participar en un área desde la cual se desprendería con toda confianza la certeza del buen manejo de los fondos, la correcta aplicación de los presupuestos y, en caso contrario se llevara a cabo la presentación de las denuncias correspondientes acompañadas de las pruebas suficientes y necesarias para lograr no solo la recuperación de lo desviado sino para la aplicación del merecedor castigo.

A sabiendas de la imposibilidad de nombrar en el cargo a Manuel Palacios Herrera quien, al ser sustituto del Auditor obligado a renunciar se desempeñaba como titular en el área, existiendo la prohibición de una reelección, se dieron a la tarea de buscar entre sus mejores agrupados a quienes reunieran e inclusive rebasaran los requisitos de la convocatoria lanzada para registrarse como aspirantes al cargo. Entrevistas sin mayor conocimiento, a manera de llenar el expediente, fueron las realizadas por los diputados locales. En las horas que antecedieron a la noticia sobre la selección se registraron importantes acciones.

Don Manuel, empleado en la Auditoría Superior en los sexenios de Félix González Canto y Roberto Borge, declaró públicamente tuvo conocimiento de malos manejos y desviaciones. Sin embargo, solo emitió recomendaciones sin mayor valor ante el temor de perder su empleo “el único que tengo”; con esas expresiones abonaba al descarte ya debidamente marcado en la ley. Justo unas horas antes también declaró tener listas 80 denuncias contra funcionarios anteriores y de ahí respaldaron el argumento de la experiencia, capacidad, eficiencia, manejada por los legisladores para intentar justificar la ilegalidad que rodea esta decisión.

Si antes obedeció instrucciones aun estando en una posición de tercera ¿Qué hará ahora cuando estas provengan directamente del Ejecutivo estatal o cuando quienes le dieron el empleo “el único que tiene” le hagan una “respetuosa” sugerencia? Es inadmisible el cinismo de Eduardo Martínez Arcila al señalar: “hace precisamente un año la legislatura anterior, eligió al auditor en turno en una sesión prácticamente secreta, fuera del recinto, a espaldas de la ciudadanía, en la frialdad, solidad y opacidad de un salón de un hotel de la Riviera Maya”

El inicio de la conformación de equipos a modo y no precisamente para la mejor u óptima función del servicio público, tuvo lugar en la compra de voluntades dentro del Congreso y es a partir de ahí que se logran conseguir por mayoría nombramientos, aprobaciones y hasta aplausos para quien, dígase lo que se diga, solo tiene como visión del presente y del futuro, el signo de pesos, hoy aunado al poder; antes ligado a ilegalidades y fraudes en complicidad con algunas empresas tanto de Puebla como locales, incluyendo a sus respectivos gobiernos estatales y algunos municipales: Juan Melquiades Vergara.

La opacidad referida por el panista tiene lugar dentro del sobre en cuyo interior están las hojas con nombres y antecedentes de, aseguran, una terna en vistas de nombrar al Fiscal Anticorrupción. Tal secreto seguramente de seguridad nacional fue entregado por el Fiscal General a la presidencia del Congreso. Antes del informe del mandatario estatal seguramente darán a conocer quien resultó electo. Tal decisión no se dará, una vez referidos los antecedentes a las organizaciones reclamantes de transparencia, de honestidad, de cuidado de la aplicación de fondos públicos, sino a modo y en el oscurantismo como han construido el sello del cambio.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com ;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
Youtube.com/liliaarellano

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: