Alertan contra desmantelamiento del IMSS y reforma del sistema de pensiones

Publicado el septiembre 13, 2017, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Jubilados protestan contra el titular del IMSS en la CDMX. Foto: Benjamin Flores

Integrantes del Movimiento de Resistencia Sindical de los Trabajadores del Seguro Social (Moresiss) exigen que, ante el deterioro de los servicios del IMSS, el desmantelamiento de las instalaciones y la pérdida de los derechos contractuales, se tomen en cuenta sus planteamientos y que las decisiones no se tomen desde la cúpula del SNTSS.

POR GLORIA REZA M., GUADALAJARA, Jal. (apro).- 12 SEPTIEMBRE, 2017

De cara a la realización del 46 Congreso Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) que se realizará el próximo 10 de octubre, en Saltillo, Coahuila, en donde se revisará el contrato colectivo de trabajo, los inconformes solicitan que se consulte a los 460 mil afiliados al organismo gremial que encabeza Manuel Vallejo Barragán, y no a los delegados que son impuestos por la misma organización.

En entrevista con Apro, denuncian que a quienes no están identificados como de la misma “línea” del líder sindical Vallejo Barragán, se le impide registrarse para participar como delegados en el Congreso Nacional.

Entre las propuestas que tienen para mejorar las condiciones laborales, destaca el que se discuta el incremento de la plantilla laboral.

José Luis Reos Núñez, integrante de Moresiss, refiere que en este momento están congeladas 60 mil plazas “que no se han cubierto, hemos estado trabajando así, con más sobrecarga; sin material, pues aunque digan que las farmacias están a 80 o 90% (de abastecimiento), no es verdad”, refiere.

También reitera que el 11 de agosto de 2014, cuando se reformaron los artículos 277D y 286K de la Ley del Seguro Social que “limita la contratación de plazas y dispone que no se puedan utilizar recursos de las cuotas obrero-patronales para pagar las pensiones de los trabajadores del IMSS”, se agudizó “la falta de cobertura de personal en todas las categorías y servicios, ocasionando las deficiencias en la atención oportuna de los derechohabientes”.

El IMSS cuenta con poco más de 19 millones de afiliados que son atendidos por una planta laboral de 430 mil trabajadores de la salud.

También –advierte Reos Núñez– los inconformes pugnarán para que “sea desechada la falsa idea de que modernidad es sinónimo de privatización, o de que la eficiencia y eficacia sólo puede lograrse si se concesionan algunos o todos los servicios que ofrece la Seguridad Social”.

La enfermera y también integrante de Moresiss, Lidia Negrete, mencionó que la mayoría de los pacientes se quejan del mal servicio que se les presta en los servicios subrogados del IMSS, y apunta que la mayoría de éstos se concesionan a amigos o familiares de los propios directivos del Instituto.

Los inconformes también plantean que se aumenten las cuotas obrero-patronales “que, en los últimos 30 años, no han tenido incremento, exigiendo al mismo tiempo un mayor presupuesto para el sector salud al Estado mexicano”.

Otras de sus propuestas es que se dé adiestramiento permanente al personal, “ya que últimamente no se dan becas para capacitación por falta de personal con goce o sin goce de salario”.

Lidia Negrete señala que la propuesta del gobierno federal de implementar el Sistema Universal de Salud sólo “responde a las recomendaciones y los intereses de los organismos financieros internacionales, como la OCDE, el Bando Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo”, sin importar la salud de los trabajadores.

La propuesta del PES sobre pensiones

Los inconformes adelantan que el próximo sábado 16, en el edificio del Sindicato Nacional de Telefonistas de la República Mexicana (SNTRM), se realizará la Segunda Asamblea Nacional rumbo al 46 Congreso Nacional Ordinario del SNTSS, a la cual acudirá el experto en Seguridad Social y Jubilaciones, Gustavo Leal Fernández, quien hablará sobre la propuesta del Partido Encuentro Social (PES) con la que se pretende reformar el régimen de pensiones, con el fin de que los trabajadores en edad de retiro ya no se puedan acoger al sistema de pensión para acceder a entre 60 y 100% de su último salario, y todos pasen al sistema de cuentas individuales, con lo cual sólo contarían con 28% de su percepción final.

“Resulta por demás preocupante (la iniciativa del PES) porque se lesionaría los derechos adquiridos de millones de trabajadores del país de contar con una pensión y una jubilación dignas”, alerta Lidia Negrete.

La Consar reveló que “49.8% del ahorro de los mexicanos, por la vía de las Afores, se destina a financiar al gobierno; de ese porcentaje global, 19.6% financia la deuda privada nacional; 17.2% se va a renta variable extranjera, y 7.4% a renta variable nacional; el resto, 5.6%, se distribuye entre deuda internacional, mercancías y estructurados”, puntualiza Carlos Sepúlveda Luna, integrante de la Región Occidente de la Nueva Central de Trabajadores.

También acudirá a la asamblea un representante de la Confederación de Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores de la República Mexicana para que se construya una propuesta ciudadana, con el fin de regresar al régimen solidario y se abrogue la reforma de 1995 a la Ley del Seguro Social, que permitió la creación de las Afores (Administradoras de Fondos para el Retiro)

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: