Correa queda fuera al ganar el no a la re-elección en Ecuador

Publicado el febrero 5, 2018, Bajo Internacional, Autor MonaLisa.


* Ecuatorianos suprimen la relección indefinida en una consulta popular

* El presidente Lenín Moreno celebra el resultado y asegura: no volverán los viejos políticos

Con 64 por ciento de votos los ecuatorianos suprimieron la relección indefinida en los resultados preliminares del referendo de este domingo, convocado por el presidente Lenín Moreno, lo que deja fuera la posibilidad de una nueva postulación a su ex aliado y antecesor Rafael Correa (2007-2017).

La Jornada, 5 de febrero de 2018, Quito.

De acuerdo con el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral (CNE), los ciudadanos también aprobaron, con 63 por ciento de sufragios, restructurar el órgano creado por el ex gobernante de izquierda para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supone una descorreización total del Estado.

Minutos después de conocerse estos resultados preliminares, el presidente, convertido en principal enemigo de Correa, celebró desde el Palacio de Carondelet la “clara y contundente victoria que ha tenido el sí” en las siete preguntas del referendo que implicarán un cambio en la Constitución de 2008 y en algunas leyes.

La confrontación quedó atrás, es hora de volver a abrazarnos, expresó Moreno, quien sostiene que la consulta servirá para profundizar la democracia y proclamó: no volverán los viejos políticos.

Correa, quien perdió la opción de regresar al poder en las presidenciales de 2021, felicitó en un tuit a sus partidarios, al destacar que “ningún movimiento por sí solo puede lograr lo que nosotros alcanzamos (36 por ciento) en tan poco tiempo y en una contienda tan desigual.

La lucha sigue. No podemos aceptar en un estado de derecho tamaño rompimiento constitucional. ¡Hasta la victoria siempre!, agregó el ex mandatario.

Los votantes también aprobaron por amplia mayoría derogar la ley aprobada por Correa para limitar la ganancia inmobiliaria e inhabilitar a los políticos condenados por corrupción, de acuerdo con el conteo rápido dado a conocer por el CNE. Al cierre de esta edición se reportó que los resultados definitivos se darían cerca de la medianoche.

A las urnas estuvieron convocados 13 millones de electores, de los 16.7 millones de ecuatorianos que dieron sus respuestas hasta las 17 horas en juntas receptoras del territorio continental y en las islas Galápagos. Además, en tres circunscripciones en el exterior pueden votar cerca de 400 mil ecuatorianos.

El CNE informó que 74.80 por ciento de los empadronados participaron en la consulta popular con siete preguntas de contenido político, económico y ecológico.

Los ciudadanos debieron responder sí o no sobre la eliminación de la relección indefinida (aprobada en 2015), la inhabilitación de políticos corruptos, la no prescripción de delitos sexuales contra menores, la prohibición de la minería metálica, la derogación de la ley de plusvalía, la ampliación de zonas intangibles y la conformación por elección popular del organismo que designa a las autoridades de control.

La consulta impulsada por Moreno fue vista por sus opositores como un intento de desmantelar el legado de Correa, con quien el mandatario rompió luego de asumir el cargo en mayo pasado.

Al llegar a la presidencia, Moreno se convirtió en un feroz crítico de su antecesor, al que acusa de haber derrochado la renta petrolera y de haber liderado un gobierno corrupto.

Correa, quien alega persecución y hostigamiento en su contra, acusa a Moreno de querer utilizar esta pregunta del referendo para inhabilitarlo por la vía judicial.

El ex mandatario fue llamado a declarar este lunes por la fiscalía, debido a presuntas irregularidades en una millonaria venta de petróleo a China y Tailandia durante su administración.

Correa ha advertido desde hace semanas que no descarta promover una Asamblea Constituyente con plenos poderes para, eventualmente, destituir a Moreno y redactar una nueva Carta Magna.

Los que conocemos la historia ecuatoriana sabemos que la situación puede cambiar totalmente en dos meses, dijo en una entrevista este domingo antes de conocerse los resultados.

El ex gobernante acusa a Moreno de traidor, de haberse vendido a la oposición y sostiene que con esta consulta inconstitucional, convocada sin el dictamen de la Corte Constitucional, el mandatario pretende alcanzar el presidencialismo absoluto.

Se inventarán un delito contra mí para inhabilitarme. Es la nueva estrategia de la derecha para destruir a los dirigentes progresistas, como hicieron con Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, o Cristina Fernández de Kirchner, en Argentina, advirtió Correa a la agencia Afp en una entrevista.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: